Cuarto Domingo de Adviento
19 de diciembre de 2004

La oración de los fieles


PRIMERA

VEN A NOSOTROS, SEÑOR

Damos los últimos retoques a nuestro corazón para poder acoger a Dios que nace, pidamos al Señor que venga a renovarnos y se quede con nosotros. Repetimos:

R. - VEN A NOSOTROS, SEÑOR

1.- Por el Papa, los obispos, sacerdotes y todos los que componen la Iglesia para que se animen unos a otros en la esperanza de esta espera que ya llega a su fin.

OREMOS.

2.- Por los enfermos, los desplazados, los que viven en soledad, para que encuentren en ese Dios que viene la salvación de sus almas y la salud de sus dolencias.

OREMOS

3.- Para que la paz surgida del amor habite en todos los países, ciudades, familias y personas de la tierra.

OREMOS

4.- Por todos los gobernantes y estadistas de la tierra para que su único afán sea el progreso y bienestar de todos los habitantes de la tierra.

OREMOS

5.- Por todos los periodistas, mensajeros y portadores de noticias para que lleven al mundo los mensajes de paz, amor y felicidad que tanto necesita.

OREMOS

6.- Por los que preparamos con alegría nuestro interior para la llegada de Cristo, para que vivamos estas fiestas llenos de la felicidad que supone su venida.

OREMOS

Esperando la llegada de tu hijo, te presentamos nuestras plegarias. Ayúdanos Padre a acoger a tu hijo y a darle siempre posada en nuestro corazón. A ti que vives y reinas por los siglos de los siglos.

Amén.


SEGUNDA

YA VIENES PRONTO, SEÑOR

En la breve espera que nos queda ya para recibir al Niño Jesús, oremos a Dios Nuestro Padre por nuestras necesidades y las de todos los hombres y mujeres del mundo. Y respondemos:

R.- YA VIENES PRONTO, SEÑOR

1.- Por el Papa Juan Pablo y por todos los obispos, para que la llegada del Niño Dios les afiance en su vocación y mejoren su trabajo de cuidados al pueblo de Dios.

OREMOS

2.- Por los sacerdotes y diáconos, especialmente por aquellos que tienen mucho rebaño que atender, que el Niño que viene les dé fuerzas y cure su soledad.

OREMOS

3.- Por todos los fieles de la Iglesia y especialmente por los religiosos y los laicos comprometidos, para que la alegría de recibir al Niño sea su mejor recompensa.

OREMOS

4.- Por los niños y niñas que esperan con alegría la llegada del Niño Dios, para que nunca nadie pueda quitarles esa alegría e inocencia.

OREMOS

5.- Por los enfermos, los prisioneros, los emigrantes, los solitarios para que sepan que la gracia de Dios está hoy muy cerca.

OREMOS

6.- Por nosotros mismos, presentes en esta Eucaristía, para que la breve espera que nos queda para recibir al Niño Jesús, refuerce nuestra conversión, con más amor, más esperanza y más fe.

OREMOS

Recibe, Dios Padre, estas plegarias que con humildad y alegría te presentamos en las vísperas de recibir a tu Hijo Unigénito.

Por el mismo Jesucristo,

Amén.