JUAN PABLO II: LA INMACULADA ES «SIGNO DE ESPERANZA PARA TODOS LOS VIVIENTES»

Homilía en la Eucaristía en la Solemnidad de la Inmaculada Concepción

CIUDAD DEL VATICANO.- (ZENIT.org).- Publicamos la homilía de Juan Pablo II pronunciada este miércoles en la concelebración eucarística que presidió en la Basílica vaticana en la Solemnidad de la Inmaculada Concepción de la Virgen María y 150º aniversario de la definición de este dogma.

TEXTO DE LA HOMILÍA DEL SANTO PADRE

1. «Alégrate, llena de gracia, el Señor está contigo» (Lc 1,28). Con estas palabras del Arcángel Gabriel, nos dirigimos a la Virgen María varias veces al día. Las repetimos hoy con ferviente gozo, en la solemnidad de la Inmaculada Concepción, recordando aquel 8 de diciembre de 1854, cuando el beato Pío IX proclamó este admirable dogma de la fe católica precisamente en esta Basílica vaticana.

Saludo cordialmente a cuantos hoy están aquí reunidos, en particular a los representantes de la Sociedades Mariológicas Nacionales, que han tomado parte en el Congreso Mariológico Mariano Internacional, organizado por la Pontificia Academia Mariana. Saludo también a todos vosotros, aquí presentes, queridísimos hermanos y hermanas, que habéis venido a rendir filial homenaje a la Virgen Inmaculada. Saludo de manera especial al señor cardenal Camillo Ruini, a quien renuevo la felicitación más cordial por su jubileo sacerdotal, expresándole toda mi gratitud por el servicio que con generosa dedicación ha prestado y sigue prestando a la Iglesia como mi vicario general para la diócesis de Roma y como presidente de la Conferencia Episcopal Italiana.

2. ¡Qué grande es el misterio de la Inmaculada Concepción que la Liturgia de hoy nos presenta! Misterio que no cesa de atraer la contemplación de los creyentes e inspira la reflexión de los teólogos. El tema del Congreso ahora recordado --«María de Nazaret acoge al Hijo de Dios en la historia»-- ha favorecido una profundización de la doctrina de la concepción inmaculada de María como presupuesto para la acogida en su vientre virginal del Verbo de Dios encarnado, Salvador del género humano. «Llena de gracia»: con este apelativo, según el original griego del Evangelio de Lucas, el Ángel se dirige a María. Es este el nombre con que Dios, a través de su mensajero, quiso calificar a la Virgen. De esta forma Él la pensó y vio desde siembre, ab aeterno.

3. En el himno de la Carta a los Efesios, antes proclamado, el Apóstol alaba a Dios Padre porque «nos ha bendecido con toda clase de bendiciones espirituales, en los cielos, en Cristo» (1,3). ¡Con qué especialísima bendición Dios se dirigió a María desde el inicio de los tiempos! ¡Verdaderamente bendita, María, entre todas las mujeres (Cf. Lc 1,42)! El Padre la eligió en Cristo antes de la creación del mundo, para que fuera santa e inmaculada en su presencia en el amor, predestinándola como primicia a la adopción filial por obra de Jesucristo (Cf. Ef 1,4-5).

4. La predestinación de María, como la de cada uno de nosotros, es relativa a la predestinación del Hijo. Cristo es aquella «estirpe» que «aplastaría la cabeza» a la antigua serpiente, según el Libro del Génesis (Cf. Gn 3,15); es el Cordero «sin mancha» (Cf. Ex 12,5; 1 P 1,19), inmolado para redimir la humanidad del pecado. En previsión de la muerte salvífica de Él, María, su Madre, fue preservada del pecado original y de cualquier otro pecado. En la victoria del nuevo Adán está también la de la nueva Eva, madre de los redimidos. La Inmaculada es así signo de esperanza para todos los vivientes, que han vencido a satanás por medio de la sangre del Cordero (Cf. Ap 12,11).

5. Contemplamos hoy a la humilde muchacha de Nazaret santa e inmaculada en la presencia de Dios en la caridad (Cf. Ef 1,4), esa «caridad» que en su fuente originaria es Dios mismo, uno y trino. ¡Obra sublime de la Santísima Trinidad es la Inmaculada Concepción de la Madre del Redentor! Pío IX, en la Bula Ineffabilis Deus, recuerda que el Omnipotente estableció «con un solo y mismo decreto el origen de María y la encarnación de la divina Sabiduría» (Pii IX Pontificis Maximi Acta, Pars prima, p. 559). El «sí» de la Virgen al anuncio del Ángel se sitúa en lo concreto de nuestra condición terrena, en humilde obsequio a la voluntad divina de salvar la humanidad no desde la historia, sino en la historia. En efecto, preservada libre de toda mancha de pecado original, la «nueva Eva» se ha beneficiado de modo singular de la obra de Cristo como perfectísimo Mediador y Redentor. Redimida en primer lugar por su Hijo, partícipe en plenitud de su santidad, Ella es ya lo que toda la Iglesia desea y espera ser. Es la imagen escatológica de la Iglesia.

6. Por esto la Inmaculada, que señala «el inicio de la Iglesia, esposa de Cristo sin mancha y sin arruga, resplandeciente de belleza» (Prefacio), precede siempre al Pueblo de Dios en la peregrinación de la fe hacia el Reino de los cielos (Cf. Lumen gentium, 58; Enc. Redemptoris Mater, 2). En la concepción inmaculada de María la Iglesia ve proyectarse, anticipada en su miembro más noble, la gracia salvadora de la Pascua. En el acontecimiento de la Encarnación encuentra indisolublemente al Hijo y a la Madre: «al que es su Señor y su Cabeza y a la que, pronunciando el primer fiat de la Nueva Alianza, prefigura su condición de esposa y madre» (Redemptoris Mater, 1).

7. A Ti, Virgen Inmaculada, por Dios predestinada sobre toda criatura como abogada de gracia y modelo de santidad para su pueblo, renuevo hoy en modo especial la confianza de toda la Iglesia. Sé Tú quien guíe a sus hijos en la peregrinación de la fe, haciéndoles siempre más obedientes y fieles a la Palabra de Dios.

Sé Tú quien acompañe a cada cristiano en el camino de la conversión y de la santidad, en la lucha contra el pecado y en la búsqueda de la verdadera belleza, que es siempre huella y reflejo de la belleza divina.

Sé Tú quien obtenga paz y salvación para todas las gentes. Que el Padre eterno, que Te ha querido Madre inmaculada del Redentor, renueve también en nuestro tiempo, por medio de ti, los prodigios de su amor misericordioso. ¡Amen!

(Traducción del original italiano realizada por Zenit)


JUAN PABLO II JUNTO A LOS CATÓLICOS IRAQUÍES TRAS LOS DOS NUEVOS ATENTADOS

Destruida una iglesia y un arzobispado de Mosul

CIUDAD DEL VATICANO (ZENIT.org).- Juan Pablo II manifestó este miércoles su cercanía a los católicos iraquíes conmocionados por los dos atentados que en el día anterior destruyeron en Mosul una iglesia armenio-católica y el arzobispado caldeo. «Expreso mi cercanía espiritual a los fieles, conmocionados por el atentado, y suplico al Señor, por intercesión de la Virgen María, que el pueblo iraquí pueda conocer finalmente tiempos de reconciliación y de paz», afirmó el Papa tras rezar el Ángelus en el día de la Inmaculada Concepción. Según informa la agencia AsiaNews, a las 14.30 hora local, varios hombres asaltaron la iglesia católica de rito armenio situada en el barrio Wihda, en el este de Mosul.

Los asaltantes obligaron a abandonar el lugar a un guardia de seguridad y a dos personas y a continuación hicieron estallar dos bombas. Según testigos, en el atentado quedaron heridas tres personas. Poco después, a las 16.30 horas, una banda de unos cuatro o cinco hombres armados irrumpieron en el arzobispado caldeo de la ciudad, situado junto al río Tigris, según ha informado a AsiaNews el padre Raghid Aziz Kara, único testigo del ataque. El arzobispo Paulos Faraj Rahho, se encontraba ausente, pues estaba cumpliendo con sus compromisos pastorales.

Los asaltantes obligaron al sacerdote, que asiste al arzobispo en labores de secretaría, a abandonar el edificio, introdujeron dinamita y lo hicieron estallar. El padre Raghid Aziz Kara asegura que escuchó tres explosiones que incendiaron el arzobispado. El arzobispado de Mosul es un moderno edificio de dos pisos, inaugurado en 1995, por el arzobispo precedente, monseñor Georges F. Garmou. Tiene una cúpula cuyo perfil exterior recuerda al de una capilla. No ha sufrido daños la iglesia de la Virgen de la Purificación, que se encuentra a unos diez metros del arzobispado. Es venerada por los musulmanes de Mosul, a causa de la imagen de la Virgen. La diócesis caldea de Mosul, guiada por monseñor Paulos Faraj Rahho, cuenta con 35.000 fieles y doce parroquias. Los sacerdotes diocesanos son 22, las religiosas 20, y los religiosos no sacerdotes 8.

El arzobispo Fernando Filoni, nuncio apostólico en Bagdad, ha definido los dos episodios de «gravísimos ataques cobardes contra instituciones y símbolos cristianos que no tienen posibilidad de defenderse». En una entrevista concedida a AsiaNews, explica que la iglesia armenia «debía inaugurarse con motivo de Navidad», y esto demuestra la «falta total de respeto por los lugares sagrados y las personas» de la violencia terrorista. El nuncio revela que el arzobispado de Mosul era «desde hace tiempo objeto de amenazas» que «ahora se han materializado puntualmente», demostrando una vez más el «carácter absurdo y la premeditación» de estos atentados. «Los terroristas --subraya Filoni-- no tienen respeto alguno por los lugares sagrados», recordando que tras los ataques estadounidenses contra Faluya «amenazaron con destruir a una iglesia por cada mezquita atacada».


CIENTÍFICOS DE TODO EL MUNDO PREMIAN A JUAN PABLO II

Recibe el galardón «Ettore Majorana – Ciencia por la paz»

CIUDAD DEL VATICANO (ZENIT.org).- Al recibir este martes el premio «Ettore Majorana – Ciencia por la paz», atribuido por científicos de todo el mundo, Juan Pablo II abogó por el diálogo entre ciencia y fe. En la ceremonia de entrega del reconocimiento, celebrada en el Vaticano, estaban presentes miembros de la «World Federation of Scientists», guiados por su presidente, el físico italiano Antonino Zichichi. El Papa anunció durante el encuentro que destinará el dinero recibido con el premio a ofrecer becas de estudio para estudiantes necesitados del tercer mundo.

El premio ha sido concedido por el Centro Internacional de Cultura Científica, fundado por Zichichi hace más de 40 años en Erice, Sicilia, entre otras cosas «por haber dado a la ciencia el mismo pedestal de la fe, creando así en el mundo las bases para una gran alianza entre ciencia y fe; alianza de la que se experimenta una gran necesidad en este inicio del tercer milenio». En el discurso que dirigió a los científicos el Papa deseó «que el esfuerzo conjunto de la comunidad científica internacional, de las instituciones públicas y de todas las personas de buena voluntad pueda asegurar a la humanidad un futuro de esperanza y de paz». «Que Dios haga fecundo este compromiso común; que ayude en particular a los creyentes que se dedican a la investigación científica a ofrecer un claro testimonio evangélico y a favorecer el diálogo entre la ciencia y la fe», afirmó.

El premio es atribuido a través de una votación en la que participan científicos de todo el mundo y está dedicado al físico nuclear italiano Ettore Majorana (1906-1938), fallecido muy joven en circunstancias que todavía no han sido aclaradas.


EL PAPA ALIENTA LA COLABORACIÓN ENTRELA IGLESIA Y EL GOBIERNO PERUANO PARA COMBATIR LA POBREZA

Pide también apoyo a la familia, base para el desarrollo

CIUDAD DEL VATICANO, (ZENIT.org).- Juan Pablo II alentó este martes la colaboración entre la Iglesia católica y el gobierno de Perú para luchar contra la pobreza al recibir al nuevo embajador de Lima ante la Santa Sede. En el discurso que dirigió al señor Pablo Morán Val (1932, Lima), quien hasta ahora era embajador ante Italia, el Santo Padre pidió asimismo al gobierno del presidente Alejandro Toledo políticas favorables a la familia, «base insustituible del desarrollo armónico de una nación».

Tras reconocer los esfuerzos de las autoridades «para mejorar las condiciones de vida de los sectores menos favorecidos de la sociedad, procurando ofrecer oportunidades de trabajo digno, atención sanitaria y de vivienda decorosa», el obispo de Roma constató que «desgraciadamente la pobreza sigue marcando aún la existencia de millares de sus conciudadanos». «La satisfacción de las necesidades básicas de los más desheredados y excluidos debe considerarse una prioridad fundamental, ya que las aceleradas transformaciones de la economía internacional han colocado a muchos de ellos en una situación casi desesperada», reconoció. Recordando la obra de la Iglesia católica en Perú a favor de quienes «viven hoy las consecuencias deshumanizantes» de la actual coyuntura, el pontífice señaló que éste es uno de «los campos donde la colaboración entre las diversas instancias públicas y la comunidad eclesial encuentra un terreno fértil para atender y ayudar a los pobres».

El Santo Padre pidió que «no queden fuera de las medidas del Gobierno la defensa de la vida humana y la institución familiar, hoy tan amenazada en tantas partes por un concepto equivocado de modernidad o de libertad, pues la familia, configurada según el orden natural establecido por el Creador, es la base insustituible del desarrollo armónico de una nación». Por último, el Papa dirigió «una palabra de cercanía y aliento» a los numerosos emigrantes peruanos, en particular los llegados a Europa. En Roma, de hecho, la comunidad peruana es una de las más numerosas entre los inmigrantes. «La lejanía de la patria se debe, en la mayor parte de los casos, al deseo de encontrar mejores condiciones de vida --explicó Juan Pablo II--. Sin embargo, deben sentirse comprometidos a aportar soluciones para el país que les vio nacer y que hoy les sigue considerando sus hijos a pesar de la distancia», explicó.

«La Iglesia no se limita a recordar el principio ético fundamental de que los emigrantes han de ser tratados siempre con el respeto a la dignidad de toda persona humana, sino que pone en movimiento todos sus recursos para atenderles de la mejor manera posible», aseguró. De hecho, constató, «con frecuencia los templos y otras instituciones católicas son para ellos el principal punto de referencia para reunirse, celebrar sus fiestas, manteniendo viva su identidad patria, y donde pueden encontrar un válido apoyo, cuando no el único, para defender sus derechos o resolver situaciones apuradas».

Juan Pablo II bendijo al pueblo peruano, país que visitó en 1985 y 1988. Recibió al presidente Toledo en el Vaticano en diciembre del pasado 2002.


BASÍLICA DE GUADALUPE ESPERA NUEVE MILLONES DE PEREGRINOS PARA FIESTA DE LA VIRGEN

MÉXICO DF (ACI).- El día 8 comenzó el operativo “Basílica 2004” que permitirá asegurar la logística para recibir a los más de nueve millones de peregrinos que visitarán a la Virgen de Guadalupe hasta el 12 de diciembre. Este año se conmemora el 473º aniversario de las apariciones de la Virgen de Guadalupe y en el operativo participarán más de 6 mil 300 servidores públicos. Además, se instalará el centro de operaciones “Base Basílica”, en el interior de la sede delegacional, el cual coordinará el operativo y la información que se genere durante éste.

Por tercer año consecutivo, el Arzobispo de México, Cardenal Norberto Rivera Carrera, encabezará las celebraciones religiosas de San Juan Diego.


ARZOBISPO DE VALENCIA PIDE TERMINAR ATAQUES CONTRA LIBERTAD RELIGIOSA EN FIESTA MARIANA

VALENCIA 04 (ACI).- La agencia informativa AVAN anunció que el Arzobispo de Valencia, Mons. Agustín García-Gasco, presidió, tras la Misa por la fiesta de la Inmaculada Concepción, una oración comunitaria para pedir por el fin de los ataques contra la libertad religiosa en el país. Según AVAN, en la plegaria preparada por la Conferencia Episcopal Española, “se orará, entre otras intenciones, por el fin de toda clase de terrorismo y de violencia y también por la desaparición de todo atentado contra la vida humana, desde el primer instante de su existencia hasta su último aliento natural”. La oración incluye una petición por el fin de "los ataques a la libertad religiosa y a la libertad de conciencia" y de "las ofensas y desprecios a la dignidad del matrimonio y de la familia".

Por la tarde, la imagen de plata del siglo XIV de la Virgen María con el Niño Jesús, que se conserva en el museo catedralicio de Valencia, recorre el interior de la Seo en procesión. AVAN informó que la escultura “es la misma imagen ante la que los reyes juraron antiguamente los fueros de Valencia. La figura se ha sacado en procesión desde el siglo XIV en las fiestas de la Virgen, y desde hace años exclusivamente en la solemnidad de la Inmaculada”.


"EL ANGLICANISMO ESTÁ AL BORDE DE LA IMPLOSIÓN", DICE ARZOBISPO ANGLICANO

LONDRES (ACI).- El arzobispo anglicano de York, David Hope, declaró este domingo al diario The Telegraph, que a raíz de la ordenación de un obispo activamente homosexual, la iglesia anglicana está “al borde de la implosión”. Hope, considerado el segundo hombre más importante de los anglicanos, señaló que “el mensaje fundamental cristiano” de su iglesia “corre peligro de perderse” por culpa de las diferencias surgidas en torno a la ordenación de mujeres y, especialmente la ordenación de homosexuales activos.

Según Hope, las luchas internas de la comunión anglicana a raíz de estos temas morales están “haciendo que se aparten de ella jóvenes y mayores”. Según el arzobispo anglicano, la comunión anglicana debería primero en concentrarse en temas “urgentes” como “la doctrina cristiana de creación, redención y la santificación”. “Si uno va a un hospital donde hay personas que están muriéndose –señaló como ejemplo-, no le preguntan a uno si está a favor de la ordenación de mujeres o si eres homosexual o ese tipo de cosas. Lo importante es la labor que realizan esas personas”.

El arzobispo reconoce en la entrevista que una relación homosexual activa es inaceptable desde el punto de vista de la tradición cristiana, y señaló que la vida cristiana está llena de exigencia: “yo y muchos otros clérigos tenemos que luchar diariamente para vivir según los Evangelios”, explicó. David Hope se jubilará el 15 de enero de su cargo como arzobispo de York.


LOS ESFUERZOS DE LA RED CÁRITAS EN FILIPINAS SE CENTRAN EN ACCEDER A LOS DAMINIFCADOS DE LAS ZONAS MÁS AISLADAS

Los tifones originan una catástrofe humana en Filipinas

MADRID. CÁRITAS. La red Cáritas en Filipinas está centrando sus mayores esfuerzos logísticos en poder acceder con la mayor urgencia a los damnificados de las zonas que han quedado aisladas como consecuencia de la serie de tifones que desde el pasado 22 de noviembre han azotado el archipiélago. En palabras de Rosanne Mallillin, directora de Cáritas Filipina, "nuestros almacenes con ayuda de emergencia –comida, ropa de abrigo y medicinas— están llenos en estos momentos", lo que ofrece un valioso margen de maniobra para afrontar esta primera fase de la emergencia y distribuir a los damnificados productos básicos de primera necesidad a través de las distintas Diócesis afectadas donde Cáritas está presente. No obstante, Mallillin advierte que "la magnitud y extensión de los daños ocasionados por los tifones han puesto en serio peligro la vida de quienes se encuentran en las regiones más aisladas. Muchas carreteras resultan intransitables debido a los corrimientos de tierra, el hundimiento de puentes y las riadas". El pasado jueves un nuevo tifón, el "Nanmadol", alcanzó las costas orientales del archipiélago con vientos cercanos a los 200 kilómetros por hora. En las diócesis más afectadas por los huracanes, Cáritas Filipinas está repartiendo a los damnificados, que han sido alojados temporalmente en escuelas y viviendas prefabricadas, arroz, pescado deshidratado y material de primera necesidad.

Cáritas Española viene trabajando en estrecha colaboración con Cáritas Filipinas desde 2001, mediante la puesta en marcha de un ambicioso proyecto de desarrollo rural subvencionado por la Agencia Española de Cooperación Internacional. Este programa, que actualmente se ejecuta en 30 diócesis de todo el archipiélago, tiene como objetivo impulsar un proceso a largo plazo de desarrollo integral de las comunidades rurales más deprimidas. Para ello, se están impartiendo numerosos talleres de capacitación en materias como agricultura sostenible, desarrollo comunitario, microcréditos, cooperativas y medicina natural, entre otros.

Cáritas Internacional ha lanzado una petición urgente de fondos a las Cáritas de todo el mundo para apoyar el trabajo humanitario que Cáritas Filipina está realizado en esta primera fase de la emergencia a favor de una población estimada de 15.000 personas. Cáritas Española ha respondido a este llamamiento con una partida inicial de sus fondos de emergencia de 20.000 euros.

«Cáritas con Filipinas» - Teléfono de España para donaciones: 902.33.99.99.


UN LIBRO DE ARTE EXPLICA LA DEVOCIÓN DE LOS NAVARROS POR LA INMACULADA CONCEPCIÓN A TRAVÉS DE LOS SIGLOS

El autor, Ricardo Fernández Gracia, es subdirector del departamento de Historia del Arte de la Universidad de Navarra

PAMPLONA (UNAV).- “Para cuando la Iglesia promulgó en 1854 el dogma de la Inmaculada Concepción, en Navarra todos los estamentos sociales festejaban desde todos los puntos de vista el Misterio desde hacía varios siglos”. Éstas fueron las palabras que pronunció hoy Ricardo Fernández Gracia, subdirector del departamento de Historia del Arte de la Universidad de Navarra, durante la presentación de su libro ‘La Inmaculada Concepción en Navarra: arte y devoción durante los siglos del Barroco’. Con él, la Universidad de Navarra se une al 150 aniversario de la declaración del dogma. En el prólogo, Mons. Fernando Sebastián, Arzobispo de Pamplona y Obispo de Tudela, afirma que “los votos concepcionistas de las Cortes de Navarra y muchos ayuntamientos muestran de qué modo aquellos antepasados nuestros sentían la grandeza de la Madre de Dios”.

El autor analiza en la obra el movimiento inmaculista que tuvo lugar en la Comunidad foral en la Edad Moderna, época para la que “la iconografía había dado lo mejor de sí”, según indicó. Asimismo, se aproxima a las celebraciones con las que todos los estamentos sociales e instituciones políticas y religiosas festejaron la fiesta de la Inmaculada que, a partir de 1765, obtuvo el rango de copatrona de Navarra, junto a San Fermín y San Francisco Javier.

REPRESENTACIONES INMACULISTAS EN NAVARRA

En su intervención, Ricardo Fernández Gracia resaltó que la publicación no se limita a estudiar las imágenes desde la estética, sino que “se contextualizan dentro de la historia y el culto: se añade su función, uso...”.

Por su parte, Concepción García Gainza, directora del departamento de Historia del Arte, apuntó que “la devoción por la Inmaculada cuenta con testimonios fidedignos desde la época medieval y se fue incrementando a lo largo de los siglos. El autor ha reflejado este aspecto y lo ha combinado con otros en los que cada vez inciden más los historiadores del Arte, como la cuestión ceremonial, las fiestas o el protocolo”.

Asimismo, aseguró que Navarra cuenta con “excelentes representaciones inmaculistas del siglo XVIII, y la publicación incluye una muestra muy rica”. Entre ellas, citó el lienzo de Antonio González (Museo de Navarra) y la escultura de Luis Salvador Carmona en el retablo mayor de Lesaca.

En la presentación también intervinieron el profesor Jaime Nubiola, vicerrector de Extensión Universitaria y Relaciones Internacionales de la Universidad de Navarra; y Beatriz Martínez, directoria editorial de EUNSA, que ha publicado la obra.