Les animamos a que nos escriban sobre cualquier tema que relacionado con los contenidos de http://www.betania.es/, les interese.

Pueden enviar sus comentarios atraves del e-mail a:

betania@betania.es

o por correo ordinario a la siguiente dirección:

Betania - Apartado 42024
28080 MADRID
España 



¿SABEMOS ANUNCIAR A JESÚS DE NAZARET?

Querido Ángel:

Veo que España está entrando en una época de aventura. Yo la llamaría venturosa. Emprender una aventura es arrojarse en los brazos de la fe que es la que da el combustible, la energía para comenzarla, con un plan que lo que muestra es una dirección, una esperanza, una meta. Lo de aventura es que sabemos que la meta puede estar inalcanzable, si no sería una empresa. La aventura está en la inseguridad…

El PSOE está comenzando la empresa de la represión con un plan, un método, una organización y unos principios infalibles. La Iglesia española comienza la aventura de ser perseguida. Los católicos españoles viven momentos de inquietud. ¡Qué emoción para los verdaderos cristianos entrar al verdadero seguimiento del Maestro! No somos masoquistas, pero necesitamos re-crear nuestra Iglesia, y eso requiere derramamiento de sangre… Los primeros mártires sentaron la pauta para nosotros. Dolores de parto…

Los movimientos socialistas surgen por el descuido nuestro en relacionarnos con nuestro prójimo como Jesús nos mandó… Hay capas muy extendidas de la sociedad española que viven alejadas y al margen de la Iglesia católica. Esos desposeídos han prestado sus oídos a otros porque nosotros, nuestra Iglesia, les hemos cerrado nuestros oídos. Es evidente que la sociedad española civil, pues, se distancia a pasos agigantados de la fe católica. Los cantos de sirena del socialismo ateo les han cautivado de tal manera que nuestra Iglesia irá desapareciendo de la corriente humana paulatinamente. Porque la Iglesia no ha cumplido cabalmente su misión…

Y la pregunta sería: ¿pero si el camino, la verdad y la vida que nos enseña Jesús de Nazaret nos llena tanto a nosotros, porque los demás nada saben, o quieren saber, de él? La contestación nos cuesta creerla: Porque nos ha llenado tanto que hemos sucumbido a la modorra después de la comilona…

¿Por qué Jesús no forma parte de sus vidas o, al menos, continúa en su memoria colectiva? Porque no hemos caminado su mensaje... Porque no les hemos mostrado de manera útil para estos tiempos el camino de Jesús. Sólo les hemos hablado, inadecuadamente, de ese gran Hombre –que también es Dios—que dio al género humano un nuevo camino prodigioso y maravilloso, basado en el amor y en la paz. Pero no les hemos mostrado el camino caminándolo nosotros mismos. No es sólo hablarles de Jesús; así no van a conocerlo. Mientras haya hambre y necesidad en el mundo, nuestros bienes materiales no compartidos son privilegios. Mientras sólo nos quedemos en mostrar a Jesús de Nazaret, en relatar su vida, en hablar de los deseos de justicia, concordia y amor que salían de su boca, en hablar de su entrega a los demás hasta la muerte, y aun muerte en cruz, y no caminemos sus pasos mostrándonos a nuestros hermanos y hermanas pacíficos y fraternos, atendiendo sus necesidades, compartiendo nuestros “privilegios”, serán esas otras ideologías las que los hagan suyos.

Que no sean palabras huecas las que salgan de nuestro corazón. El corazón es un músculo, quizás el más resistente de nuestro cuerpo. El músculo es el que mueve apoyándose en la estructura del hueso. Comencemos a mover el mensaje de Jesús, caminándolo. Nuestra movilización debería ser para allegarnos hasta el último rincón junto al desposeído, con el nombre y la obra de Jesús de Nazaret en nuestros corazones. La mayoría de esa gente no le conoce bien. O muy poco. O muy mal. Nos han estado mirando a nosotros los cristianos y no le han podido reconocer a él en nosotros. Esa ha sido nuestra culpa enteramente y será nuestra primera responsabilidad el dar marcha atrás a nuestras vidas vacías de Jesús misericordioso. Que seamos los perseguidos, no los perseguidores. No defendamos a Dios que no necesita defensa alguna, no defendamos a una jerarquía prostituida que no lo merece. Defendamos a los desposeídos, de ellos es el Reino.

La persecución nos tornará en desposeídos, seremos salvados, perteneceremos al Reino… Con un corazón contrito, pero esperanzado,

Fernando
Puerto Rico

NOTA DEL EDITOR.- Fernando O. Rivera es uno de los grandes amigos de Betania. Lee nuestra página y la comenta. Últimamente es muy crítico con, en general, la jerarquía católica. De todas formas, este editor tendrá que echar un poco de agua al fuego de Fernando. No se puede hablar –supongo que nunca podremos hablar de ello—de persecución del Gobierno del PSOE a la Iglesia católica. Hay un encontronazo fuerte, pero persecución, como tal, no hay. En España impera la democracia. Lo que yo creo es que hay una falta grave de entendimiento entre ambas instancias y, desde luego, el Gobierno no acepta las opiniones de la Iglesia sobre temas de vital importancia. Desde aquí se pide mayor paz. Y persecución, Fernando, no hay. Además el socialismo español es democrático. Para dar alguna referencia a nuestros lectores de América, diremos que se parece al laborismo del Tony Blair, en el Reino Unido, los dos partidos pertenecen a la Internacional socialista y ambos forman parte del grupo socialista en el Parlamento europeo. Lo que si puede ser más que razonable y necesario que los católicos ante una situación contraria se unan para defender sus derechos y abandonen una cierta pasividad que han mantenido durante años ante los temas públicos.


NACIONALIDADES

Para el buen compañero, sacerdote de Burgos, que se pregunta qué relación puedo tener yo con aquellas tierras suyas. Dice él que conoce mi obra “Nuevas Parábolas”. Tal vez no sepa que “Si el Señor volviera, tal vez...” es un complemento al que ya ha leído. Ya que conoce el género, le contestaré con una parábola que hasta ahora no me había atrevido a poner por escrito. (Será bueno, antes de empezar a leer, recordar el episodio que refiere Mateo 22, 28).

Se le acercó taciturno un día un buen hombre al Señor y le dijo:

--Señor, nací en la ribera del padre Duero. Tú sabes la importancia que dan los psiquiatras a los primeros años de la vida. Si se trata de psicoanalistas, para ellos incluso tiene un gran valor la existencia intrauterina, para el futuro de la persona, debo, por tanto ser de aquel país.

Cuando tenía tres años, por circunstancias de la vida profesional de mi familia, hubimos de trasladarnos a orillas del gran Ebro, allí empecé a preguntar, a querer tener cosas mías, a enfadarme. Fueron años muy peculiares, sufrimos una triste guerra civil, miedo, incertidumbres, carencias...Acabó aquella situación pero se clavaron en mi interior imágenes y experiencias que aun reviven. No hay duda que algo de mi es de aquella tierra.

Nos trasladamos a la Meseta. Inicié la escuela elemental y después el instituto, supe algo de lo que era la libertad, goce de ella y aprendí a engañar, triste experiencia, a apasionarme, sublime gozo. Empecé a tener inquietudes, aficiones e iniciativas, me enamoré. Sí, aunque de risa. Aquello que notaba en mi corazón era una sensación nueva, un mundo diferente, era un hombre nuevo. Me siento, pues, aun de allí.

De nuevo trasladaron profesionalmente a mi padre. La familia se estableció en Cataluña. Era preciso acabar el bachillerato y empezar una carrera. Amistades y enamoramientos se simultaneaban con el cultivo de aficiones escogidas libremente y realizaciones útiles a la sociedad. La vida futura era una incógnita que debí despejar aquel verano que siguió a la superación del “Examen de estado”. Tu, Señor, sabes que escogí un servicio directo que quisiera haya sido siempre exclusivo, a tu Reino. Evidentemente, como dice el refrán: no de donde naces, sino de donde paces.

La pregunta que te hago es esta: el día de la resurrección de los muertos, cuando por tu benevolencia goce de la Gloria ¿a qué nación, nacionalidad, patria o estado, seré asignado? porque en todos los sitios que viví, como te he contado, recibí un fuerte impacto, de todos fui, de todos me siento y todos dejaron huella indeleble en mi vida.

El Señor sonrió sin querer analizar que grado de ignorancia, ironía o auténtico interés, se encerraba en la pregunta, y con dulzura le dijo:

--No entiendes nada de nada de lo que es más importante para la existencia que te ha de venir, que debe ser tu futuro definitivo y al que has de prepararte con ahínco para llegar a ella con éxito, mientras con serenidad, constancia y entrega, vives al servicio de los hombres, en el terreno en que te encuentres. En la eternidad no hay elecciones ni partidos. No hay fronteras, países patrias ni legislaturas. Tampoco idiomas ni producto interior bruto. La eternidad es, como mi Amor en el que no existen fronteras, comunión con todos en un goce universal de todo, que se siente como propio sin dejar de ser totalmente como de los demás, porque es unión conmigo, que no soy masculino ni femenino, blanco de piel o negro, rico ni pobre. Todo en mi y yo en todos, trata de entenderlo.

Pedrojosé Ynaraja
Barcelona, España

NOTA DEL EDITOR.- Digamos antes de nada, que el libro de nuestro ilustre colaborador, el padre Pedrojosé Ynaraja “Nuevas Parábolas” ha tenido un gran éxito. Y que tiene continuación. Hace el padre Ynaraja hablar a Jesús con gentes de nuestro tiempo y, por tanto, les da respuestas para nuestros días. Y que haya escrito una “parábola” nueva como respuesta al sacerdote de Burgos que le preguntaba pues una gran oportunidad para todos los lectores de Betania.


ERRATA AUTOMATIZADA

Estimado Sr. Gómez:

Yo soy uno de sus lectores y le agradezco por sus escritos y los de sus colaboradores que me ayudan a entender mejor las lecturas dominicales y aprender más sobre el evangelio. En la homilía de este pasado Domingo hay un error en una de las frases más importantes de su escrito. Hacia el final de numeral 3 se lee: "...pero la reflexión que nos debe acompañar toda la semana en curso es la capacidad de reconocimiento público desagradecimiento por el efecto curativo de Jesús en nuestros cuerpos y nuestras almas". Supongo que es: "...pero la reflexión que nos debe acompañar toda la semana en curso es la capacidad de reconocimiento público de agradecimiento por el efecto curativo de Jesús en nuestros cuerpos y nuestras almas".

Cordialmente,

Fernando Londono

NOTA DEL EDITOR.- En efecto ha existido esa errata. Era en el punto tres de la homilía de Ángel Gómez Escorial. Y se corrigió, a última hora, pero se corrigió. La produjo un efecto que tiene el programa que utilizamos en la colocación de Betania en la Red. Junta aleatoriamente las palabras. Y luego al pasar el diccionario automático se encargo de modificar la palabra. Es decir, junto “deagradecimiento” y luego corrigió a desagradecimiento, pero creemos que en el contexto de la frase se entendía. Pero está bien la advertencia.


SE REFUERZA EL MENSAJE

Señor Editor:

Realmente estoy gratamente sorprendido por el cambio en la página de Betania, desde hace unos años la sigo semanalmente, me ayuda para prepararme para la misa dominical y sus reflexiones me sirven de resonancia durante la semana. Trabajo en la Pastoral Carmelitana de la Salud, visitando enfermos y llevándoles la comunión, su lectura ha enriquecido esas visitas, pues siempre se refuerza el mensaje con las lecturas del domingo ya que ellos no pueden asistir a la misa. Muchas gracias y que el Señor lo siga bendiciendo y permita que se prolongue esta labor.

Raúl Paris Bruni
Barquisimeto Venezuela

NOTA DEL EDITOR.- Pues muchas gracias. Decir que, en los últimos tiempos está creciendo considerablemente el número de lectores venezolanos. Gracias a Raúl por su amable carta.


¡POR FAVOR OREN POR MI BEBE!

Buenos días

Mi nombre es Peggy Rodríguez soy de Arequipa, Perú , tengo 5 meses de embarazo y me acabo de enterar que una vacuna que me puse hace unos meses podría afectar la salud de mi bebe quería pedirles por favor que oren por el, tengo mucha fe en que mi niño nacerá sano y que dios lo traerá con mucha salud al mundo mi bebe siempre ha sido un luchador y se que todo saldrá bien por eso les pido que se unan en una oración por mi hijo y por que este bien de salud sabemos que el único que decide es Dios. Unámonos en oración para pedirle por mi bebe y su salud.

Gracias

Peggy Rodríguez
Arequipa, Perú

NOTA DEL EDITOR.- Pues este editor pide encarecidamente a los lectores de Betania que recen por la salud del pequeño que Peggy lleva en su seno. Y creemos muy sinceramente que todo saldrá bien. Recemos, amigos y amigas, por ello.


FELICITACIONES

Excelente material.

Alfonso Marín
Congregante Mariano
Editor de:
http://www.congreacionesmarianas.org

NOTA DEL EDITOR Estas Congregaciones Marianas a las que alude Alfonso Marín están ubicadas en la Parroquia de la Sagrada Familia y el Verbo Encarnado, de la Colonia Roma, Cuauhtémoc, en México, D. F. Hemos visitado su página web y es excelente.


“SOY LAICA”

¡Hola!

Soy laica integrante del Equipo Litúrgico Conventual Franciscano del estado de Tlaxcala, México. Me agrada muchísimo su página, pues nosotros como equipo nos corresponde preparar lecturas, salmo y moniciones de la Liturgia dominical, y nos es muy útil sus moniciones ya que completamos las que realizamos con las que ustedes publican cada semana. Felicidades por los cambios realizados en su página ya que es más entendible y útil poder navegar y buscar lo que queremos.

¡Paz y Bien!
María del Rayo Flores Sanluis.
Equipo Litúrgico Conventual Franciscano
Santa Ana Chiautempan, Tlaxcala, México.

NOTA DEL EDITOR.- Gracias por el testimonio. Nos alegra mucho ser útiles.


SIMPLEMENTE GRACIAS

Simplemente eso: Gracias. Gracias por vuestro servicio y gracias a todos los que colaboran en él. Vuestras aportaciones ayudan a profundizar más y más en el mensaje que la Palabra nos trae cada semana. Unidos en la oración y en esta hermosa tarea de la evangelización.

Con afecto.

Rafael Caracuel, sacerdote
España

NOTA DEL EDITOR.- Nuestro agradecimiento a don Rafael, por su magnífico testimonio.


LLEVO CON VOSOTROS MÁS DE 4 AÑOS

Queridos amigos llevo con vosotros mas de 4 años se que habéis cambiado este año de portada y me gusta ¡Os felicito! Aun no me he presentado me llamo Agustín Gonzalo Estévez Ramírez soy dominico y estoy destinado en este Convento de Ocaña Toledo, soy Canario y he trabajado en las Islas Canarias 11 años y 23 años en Venezuela, tuve que regresar cuidar a mi madre que le dio una trombosis. Celebrar y viví con ella y le atendí en todo hasta que El Señor la llamó, durante ese tiempo de exclaustración el Obispo Ramón me nombró párroco y ese periodo de 11 años hasta que al morir mi mamá regrese al convento. El problema es que yo sigo entrando en vuestra hoja Betania pero desde que cambiasteis ya no me es posible enviarla a las monjas dominicas de Clausura de Ocaña, por correo electrónico, pues no se lo que pasa que no me deja enviar y ellas solo tienen correo no Internet. La pregunta es; se puede seguir mando y es cosa de mi programa o ustedes han cerrado algún puerto para no poder hacerlo.

Gracias mil por vuestra labor evangelizadora y que Padre Dios y La Virgen, les pague todo el bien que estáis haciendo.

Fr. Agustín G. Estévez Ramírez OP
Ocaña, Toledo.

NOTA DEL EDITOR.- Hemos observado la anomalía. Se puede enviar, no la totalidad, pero si página por página. El problema es que no envía las fotografías. Pero los textos si. De todas formas estamos intentando solucionarlo. De momento, mediante el sistema de envío tradicional, desde la barra del navegador, pulsando enviar, por correo electrónico, es posible remitir las páginas. Antes, en efecto, se transmitían, una a una, las tres páginas con que contaba Betania. Ahora son más. Muchas gracias por su interés. Publicamos la nota de usted para que sirva a otros lectores. Muchas gracias.


HOMILIAS ANTERIORES

Quiero felicitarlos por tan estupenda página. Deseo saber si puedo encontrar las homilías de los domingos pasados, ojalá desde un buen tiempo atrás.

Cordial saludo

Diego Pradera
Colombia

NOTA DEL EDITOR.- Estamos trabajando sobre un histórico de Betania, aunque no sabemos exactamente cuando podremos ponerlo en la red. Desde luego, la idea es que podremos disponer de las páginas enteras desde mayo o junio de este año. Antes, no.


NO PUEDE ASISTIR A MISA

Me fue muy grato encontrar su pagina, vivo en México en un lugar un poco apartado para poder asistir a misa y si no asisto no es por falta de ganas, sino de oportunidad y por eso si se dignaran a mandarme a mi correo las lecturas de la misa del domingo con su reflexión se los agradecería muchísimo. Que Dios los bendiga por su gran labor, y que la Virgen Santísima cubra con su manto a España para que siga siendo evangelizadora y no pierda sus valores.

Rosa Mary González Bretón
México

NOTA DEL EDITOR.- Betania no envía ninguno de sus materiales por e-mail pues no tiene un servicio automatizado de suscripciones. ¿No puede acceder a la página tampoco? Comuníquenoslo e intentaremos hacer algo.


DIÁCONO PERMANENTE DE PUERTO RICO

Resido en Puerto Rico. Llevo ya bastante tiempo accesando su página como una alternativa y ayuda para la preparación litúrgica de los días de celebración. El nuevo formato me gusta mucho y entiendo que ha sido un acierto de parte de ustedes. Que Dios les ilumine para que continúen su excelente labor.

Felipe A. Rivera
Diácono Permanente
Arquidiócesis de San Juan, Puerto Rico

NOTA DEL EDITOR.- Felipe A. Rivera ya nos escribió la semana pasada con algunos problemas –muy habituales—sobre la permanencia no deseada de los antiguos archivos temporales en el caché y la dificultad para ver las nuevas ediciones de Betania. Se resolvió y ahora tiene la amabilidad de darnos más datos sobre él. Gracias.


MERECIDOS ELOGIOS PARA ANTONIO PAVÍA

Apreciados de Betania:

Leí con atención el informe biográfico del “Escritor Betania del año 2004” que recayó en el P. Antonio Pavía y créanme, que más lo leía, más me gustaba lo que se decía de él, ya que las mismas líneas trasmitían “recetas evangélicas”. Mi hubiera gustado decirles alguna critica, digamos así negativa, pero a decir verdad no he encontrado, pues a pesar que se presenta con cierta sencillez, al mismo tiempo tiene un cierto desparpajo en cuanto a la seguridad, que ciertamente le viene de la fe que tiene en Jesucristo y que le hace sentirse seguro en lo que manifiesta y escribe .Por otra parte encuentro la dimensión misionera clara en sus escritos y, una apasionada entrega a la catequesis de la evangelización de la Palabra, en unión de la Comunidad “María Madre de los Apóstoles”.Finalmente leo también, que va presentando de una manera brillante las publicaciones con breves comentarios, como para abrir boca, y entrar en cada uno de ellos con un interés de ser tocado por la gracia de Dios, dejándonos curar por su palabra. Y no puedo menos terminar felicitándoles así como también, al P. Antonio, por los Salmos comentados, que con interés leo todas las semanas; y por la valentía que manifiesta con la frase de San Pablo (1º Tm. 1-2), “Se fió de mi, me hizo capaz y me confió este ministerio” lo vive ya desde su ordenación y sigue hasta ahora… Que Dios lo siga bendiciendo... Bueno nada más por hoy, como siempre y unidos en la oración me despido hasta la próxima. Atentamente,

José Díaz Pérez
España

NOTA DEL EDITOR.- Pues es necesario que nos escriba un lector así. Nosotros no nos atreveríamos a decir tantas buenas cosas –y merecidas de Antonio Pavía—pero tiene el Hermano Pepe toda la razón.


AGRADABLE IMPACIENCIA

Qué lastima puesto que hoy antes de la reunión de mi Comunidad no pude ofrecer sus valiosas Homilías, porque a esta hora todavía ofrecen las homilías del domingo 10 de octubre. Ojalá para la semana entrante las puedan poner temprano en la mañana. Que Dios los bendiga.

Luz Stella
Colombia

NOTA DEL EDITOR.- Bueno, como se sabe, al ser el martes pasado la fiesta de la Virgen del Pilar retrasamos al miércoles la salida de Betania. Pero Luz Stella que ya nos ha escrito otras veces manifiesta así su agradable impaciencia. Muchas gracias.