Domingo XXVI del Tiempo Ordinario
26 de septiembre de 2004

La oración de los fieles


PRIMERA

SEÑOR, REINA EN NUESTRO CORAZÓN

Ante las tentaciones de este mundo Tú, Señor, que nos muestras que los débiles son tu debilidad, te pedimos hoy:

R.- SEÑOR, REINA EN NUESTRO CORAZÓN.

1. – Por el Papa, los obispos y sacerdotes, que no cesen de denunciar aquellas conductas que nos alejan del Reino de Dios.

OREMOS

2. – Por los gobernantes para que Dios los ilumine en la toma de decisiones, para que estas vayan en favor de su pueblo.

OREMOS

3. – Por los oprimidos, hambrientos, cautivos. Por los que ya se doblan, los que sufren para que el aliento del Señor colme sus necesidades a través de sus manos que son la Iglesia.

OREMOS

4. – Por los estudiantes que comienzan un nuevo curso, para que sean constantes en el estudio y lleven al final su premio.

OREMOS

5. – Por los que perdieron la fe o la tienen dormida, para que descubran en la Palabra esa chispa que les ilumine y encienda de nuevo su vela.

OREMOS

6. – Por la paz en el mundo y la desaparición del terrorismo

OREMOS

7.- Por todos nosotros que acudimos con fe a esta Asamblea de hermanos.

OREMOS

Padre haz que nuestro corazón acoja al que sufre y entrénalo en esta dura tarea, para que nuestra vida sea un continuo servicio a los demás. Te lo pedimos por Jesucristo nuestro Señor

Amen.


SEGUNDA

ESCUCHANOS, PADRE

Oremos hermanos a Dios nuestro Padre, que nos concede todos los bienes que pedimos en nombre su Hijo Unigénito, Jesús. Y respondemos:

R.- ESCUCHANOS, PADRE

1. - Por el Papa Juan Pablo, por su salud y por su probada capacidad de trabajo.

OREMOS

2. - Por toda la Iglesia de Dios, para que cumpla el mandato de Cristo de orar continuamente y que esas plegarias traigan la paz al mundo.

OREMOS

3. - Por Cáritas, a nivel internacional, nacional o local, para que ayude a mejor repartir las riquezas y aliviar las carencias de los más necesitados.

OREMOS

4. - Por todos los estudiantes y, especialmente, por los universitarios, que ahora inician un nuevo curso, para que el Señor les ayude en su labor de aprendizaje, y que en ella sepan ver siempre el amor mutuo y la esperanza viva.

OREMOS

5. - Por todos aquellos que no conocen a Jesucristo o se han alejado de su camino, para que el Espíritu Santo mueva sus corazones al conocimiento del Salvador, y a nosotros nos ayude para demos constante testimonio de Él.

OREMOS

6. - Por nosotros, presentes en esta eucaristía –y por todos aquellos que no pudieron o no quisieron venir— para que el Señor Jesús nos recompense con su paz, amor y alegría

OREMOS

Recibe, Padre Bueno, las humildes plegarias que con fe te dirigimos.

Por Jesucristo Nuestro Señor.

Amén