Solemnidad de Santiago Apóstol
25 de julio de 2019

Moniciones


 

MONICIÓN DE ENTRADA

Sed todos bienvenidos a la Eucaristía. Dos mil años después, impresiona ver cómo dejaban todo aquellos a quienes Jesús llamaba para estar junto a Él. Eran los Apóstoles, pero Apóstoles con mayúscula, porque apóstol es el que trasmite la doctrina que ha recibido, el que vive la vida de aquel a quien se ha adherido, el que cree sin límites en aquel al que ha seguido, y ellos lo hicieron hasta entregar su vida. Y esa la historia de Santiago Apóstol que se vio alentado por la aparición de San María Virgen en aquellos momentos malos en que Santiago no veía el fruto de su trabajo. Hoy está claro y nosotros siempre nos acercamos a la tumba del Apóstol con emoción y alegría.

 

MONICIONES SOBRE LAS LECTURAS

1.- "Hay que obedecer a Dios antes que a los hombres" nos dice la primera lectura, que procede del Libro de los Hechos de los Apóstoles y relata la muerte de Santiago. Y es que el ministerio apostólico vive su vida en comunión con la de Jesús, su destino es ser servidor, y su vivir con humildad, riesgo, sufrimiento y entrega.

S.- Vamos a proclamar el salmo 66. Se trata de un salmo para cantarlo en la procesión de acceso al Templo. También lo cantaban los peregrinos que marchaban hacia Jerusalén. Y refleja el deseo ardiente de que todos los hombres –sean del país que sean—alaben a Dios. Repite todo el salmo una gran alegría y enorme esperanza. Esos aspectos ya vistos por los judíos contemporáneos de Jesús son perfectamente válidos para nosotros.

2.- Del Apóstol San Pablo es la segunda lectura de hoy. Y está sacada de la Segunda Carta a los Corintios, donde leemos: "este ministerio lo llevamos en vasijas de barro"; y que, realmente, guardamos en el interior de nuestra fragilidad, para que se vea que todo es gracia, todo obra de Dios, y desde esta fragilidad tenemos que anunciar la Palabra; teniendo en cuenta que no podremos hacerlo si antes no lo hemos asumido, creído y vivido.

3.- El evangelio de Mateo --leemos hoy un fragmento del capítulo 20-- nos muestra cómo en la Iglesia no puede haber rivalidades por obtener los primeros puestos. La Iglesia de Jesucristo, es una Iglesia abierta a todos; donde todos son iguales, donde se acoge al pobre, se perdona al pecador.


Lectura de Postcomunión

MONICIÓN

Javier Leoz nos ha preparado esta bella plegaria para los últimos momentos de nuestra Eucaristía en la Solemnidad del Apóstol Santiago

 

GUÍADOS POR LA FE

Hacia ti y contigo, Santiago, cada peregrino

encuentra su propio milagro.

En ti y contigo, Santiago, quien mira hacia el cielo

siente que está llamado a vivir con Cristo

a sentir y avanzar, por los caminos de la vida,

con Aquel que, en el camino, dejo una cruz con su sello.

Hoy, caminando contigo,

descubrimos la belleza que te hizo grande e invencible

Sabemos que, tus pies, se pusieron en movimiento

porque tuvieron la intuición de que fue tierra firme

de que, más que polvo, eran luz hacia lo divino.


Exhortación de despedida

La felicidad nos llena. Hoy es nuestra fiesta. Santiago es el Patrón de España, pero también pesa en muchos otros lugares, dada la universalidad de su nombre.