Domingo XVII del Tiempo Ordinario
28 de julio de 2019

Misa Familiar

(Misa con niños, catequistas y padres)

Prepara: Javier Leoz


 

1. MONICIÓN DE ENTRADA

Bienvenidos, en este Día del Señor, a la Eucaristía. Hoy nos podríamos preguntar: ¿Cómo anda nuestra relación con Dios? ¿Rezamos mucho o poco? ¿Poco o nada?

Un amigo de verdad es aquel con el que puede pensar en voz altar. El Señor, con el poder de la oración, nos da la posibilidad de entrar en comunión con El y, sobre todo, de salir a nuestro encuentro en todas las necesidades.

La iglesia, además de un lugar de celebración, tiene que ser un espacio de oración. Un locutorio donde, cuando estemos bien o mal, hemos de aprender a estar con Dios con la oración que Jesús nos propone: el padrenuestro.

Iniciamos esta liturgia del Domingo con el pensamiento en Brasil donde el Papa clausura las Jornadas Mundiales de la Juventud.

2. PENITENCIAL

a) Por las veces en que nos creemos tan seguros de nosotros mismos que olvidamos que, Dios, nos puede hacer felices y darnos lo que necesitamos. Roguemos al Señor.

b) ¿Cuánto hace que no rezamos personalmente? Pidamos perdón al Señor por abandonar un medio tan importante en nuestra vida cristiana como la oración. Cristo ten piedad.

c) A veces nos dejamos llevar por las críticas a la iglesia y a su misión. Pidamos perdón por no trabajar suficientemente en su empeño de llevar al Señor a todo el mundo. Señor ten piedad

3. MONICIÓN A LAS LECTURAS

La oración es intercesión. Es decir; sirve para presentar al Señor nuestros gozos, penas y necesidades. Como Abraham, padre en la fe, en la primera lectura. Además, San Pablo nos recuerda como desde el Bautismo formamos parte de la gran familia del Señor. Por otro lado, en el evangelio, nos presentan a un Jesús orante, pendiente de Dios. Escuchemos con atención.

4. PETICIONES

4.1. Por la Iglesia. Para que se esfuerce muchísimo más en incentivar la experiencia de Dios en los cristianos. Para que potencie la oración personal y comunitaria. Roguemos al Señor.

4.2. Para que, el mundo, no se encierre en sí mismo. Para que mire al cielo buscando respuesta a los retos y dificultades que se plantean. Roguemos al Señor.

4.3 Por las familias; para que sean transmisoras del amor de Dios. Para que no olvidemos el bendecir la mesa al mediodía y el rezar antes de acostarnos. Roguemos al Señor.

4.4. Por las Jornadas Mundiales de la Juventud en Brasil. Para que sean muchos los frutos evangelizadores de estos días en los que la Iglesia arropa al Papa Francisco. Roguemos al Señor.

5. OFRENDAS

5.1 Con esta lámpara encendida queremos representar la constante presencia de Dios en nuestra vida. Además, con la lámpara, queremos decirle al Señor que nunca se apague en nosotros nuestra conversación y nuestra intimidad con El.

5.2. El evangelio de hoy nos ha dicho “pedid y se os dará”. Con este mural con los problemas del mundo, queremos llevar al altar nuestras peticiones, deseos y ganas de conseguir una tierra mejor.

5.3 Con el pan y el vino hacemos profesión de nuestra fe: el Señor se hará presente en la Eucaristía. Que nunca nos falte este alimento para seguir a Jesús y para no debilitarnos en el conocimiento de su vida y reino.

6. ORACION FINAL

ENSÉÑANOS A REZAR

No solamente a celebrar la fe. También a hablar contigo

ENSÉÑANOS A REZAR

No solamente a trabajar por los demás. También a estar contigo

ENSÉÑANOS A REZAR

No sólo a pensar en nosotros. También a pensar en los demás.

ENSÉÑANOS A REZAR

Que no nos aislemos de la fuerza del cielo

ENSÉÑANOS A REZAR

Que no nos alejemos de la fuerza de la oración

ENSÉÑANOS A REZAR

Que confiemos en el poder de la oración

ENSÉÑANOS A REZAR

Amén