www.betania.es


UN RECUERDO PARA ROMANO GUARDINI

Por Ángel Gómez Escorial

Para mí fue fundamental la lectura de la obra “El Señor” del teólogo germano italiano, Romano Guardini. Y digamos que leí ese libro “en solitario”. Yo era desconocedor de la importancia de Guardini. Compré su libro –como otros muchos— por mi cuenta en los primeros momentos de mi conversión. Podría llamarse también mi vuelta a la Iglesia y, realmente, así fue.

IGLESIA MUY DISTINTA

Pero la Iglesia que yo detecté cuando había cumplido 50 años (hoy tengo 78) era muy distinta a la que puede intuir en años anteriores y que no consiguió cautivarme. Y como yo no procedía del ámbito y cercanía religiosos hubo bastante trabajo de autodidacta por mi parte, y aunque el jesuita, padre José María Maruri, me ayudó mucho, con bastante sutiliza, pero tal vez, para que yo no me espantara y saliese corriendo, no había demasiado apoyo en temas de lecturas. Debo de reconocer que descubrí también por mi cuenta la Autobiografía de Ignacio de Loyola y el texto de los Ejercicios Espirituales. Y que, asimismo, al padre Maruri le llamó mucho la atención mi deriva entusiasta hacia el fundador de la Compañía de Jesús.

Y SIN GRANDES DIFICULTADES

Pero volvamos a Guardini, Leí “El Señor” de una vez, sin parones, y tuve grandes dificultades de comprensión. Se me antojaba que estaba ante un libro en el que se explicaba todo, sin espacios oscuros con cuestiones no explicadas, que deberían darse por sabidas paro los expertos. Yo tampoco sabía, entonces, que “El Señor” era una de las obras cumbre de la teología contemporánea. Lo asumí como un libro formativo, didáctico aunque sin –me pareció— pretendiera serlo. Cuando lo terminé por vez primera esperé a la siguiente Semana Santa para volverlo a leer y así estuve varios años. En los últimos tiempos he dejado esa práctica, pero me parece que volveré a mis viejos ejemplares –dos tomos— muy usados, y mandados encuadernar por mí, que me llevan acompañando durante tanto tiempo.

“RESEÑISTA”

Mi experiencia como “reseñista” de la sección de libros, “El Libro de la Semana, de Betania, me hace haber visto muchas obras con diferente grado de aceptación y de huella en mí. Pero pocos como “El Señor” de Romano Guardini.

Sé que la admiración de los pontífices San Juan XXIII San Juan Pablo II, Benedicto XVI y Francisco hacia Guardini es enorme. Francisco lo cita mucho y con gran frecuencia y eso me gusta y me lanza a escribir sobre mi peripecia personal con la lectura del libro de un gran –y sencillo— cristiano. Así como suena.