VII Domingo del Tiempo Ordinario
24 de febrero de 2019


 

ANTÍFONA DE ENTRADA Salmo 12,6

Señor yo confío en tu misericordia, alegra mi corazón con tu auxilio y cantaré al Señor por el bien que me ha hecho

ACTO PENITENCIAL

Señor Jesús, Tú que nos pides que amemos a nuestro enemigos, perdona nuestras constantes faltas de soberbia.

Señor Ten Piedad

Señor Jesús, Tú nos que nos pides que nos alejemos de la violencia perdona nuestros pecados de abuso de poder y de humillación a los hermanos.

Cristo Ten Piedad

Señor Jesús, Tú que nos pides que no demandemos nada a cambio por nuestros favores, no tengas en cuenta nuestras habituales petulancias y los actos de injusta superioridad.

Jesús Ten Piedad

ORACIÓN COLECTA

Dios todopoderoso y eterno: concede a tu pueblo que la meditación de tu doctrina le enseñe a cumplir, siempre, de palabra y de obra, lo que a ti te complace

Por Nuestro Señor Jesucristo

ORACIÓN SOBRE LAS OFRENDAS

Al celebrar tus misterios con culto reverencial te rogamos, Señor, que los dones ofrecidos para glorificarte nos obtengan de ti la salvación.

Por Jesucristo Nuestro Señor

PLEGARIA EUCARÍSTICA

El Señor esté con vosotros.

Levantemos el corazón-

Demos gracias al Señor, nuestro Dios

 

Id por todo el mundo, anunciando el Reino del amor,

Muchas personas están caídas y pasamos de largo.

No son enemigos, ni podemos devolvernos mal por mal.

Haznos pacíficos como tu Hijo fue pacífico.

Quiero que él,

que Jesús de Nazaret

sea profeta, aquí, en mi pueblo, en mi ciudad.

 

Conviérteme, Dios Padre, primero a mí,

Para que yo pueda anunciar a otros la Buena Noticia

y ser profeta junto a los míos.

Dame audacia.

en este mundo frío y autosuficiente,

lleno de vergüenza y miedo,

quiero vivir en libertad.

 

Dame esperanza.

en esta sociedad recelosa y cerrada,

donde las personas no confían en nadie,

quiero tener un corazón desinstalado y generoso.

Dame amor.

en esta tierra insolidaria y egoísta,

quiero sentir el amor a flor de piel.

 

Dame constancia,

en este ambiente cómodo y superficial,

no dejes que los cristianos nos cansemos fácilmente,

al contrario que el entusiasmo

nos lleve a construir Tu Reino del amor.

Y con todos los discípulos

y seguidores anónimos de Jesús, queremos

alabarte llenos de alegría, cantando:

SANTO, SANTO, SANTO

ANTÍFONA DE COMUNIÓN Salmo 9, 2-3

Proclamo todas tus maravillas, me alegro y exulto contigo y toco en honor de tu nombre. Oh Altísimo

ORACIÓN DESPUÉS DE LA COMUNIÓN

Concédenos, Dios todopoderoso, alcanzar un día la salvación eterna, cuyas primicias nos has entregado en estos sacramentos

Por Jesucristo Nuestro Señor