Descansar en la casa de Betania junto a Jesús, es saborear ese momento Único y privilegiado que te inunda de paz el corazón. Cuántas veces nos hemos planteado lo que nosotros hubiéramos hecho si nos hubiera tocado vivir en tiempo de Jesús; tenemos la seguridad que hubiésemos acudido a todos los lugares donde El descansaba. Pero no hemos caído en la cuenta que esto no es cosa del pasado sino del presente. Esto se repite hoy. Por eso quiero invitarte con esta página a que me acompañes para marchar hacia Betania. Jesús descansa allí, en Betania, con sus amigos se trata de irnos a encontrar con Él; todos estamos invitados.

II Domingo del Tiempo Ordinario
20 de enero de 2019

GRUPOS BETANIA DE ORACIÓN Y ACCIÓN
**Textos para los trabajos de liturgia


EXHORTACIÓN PARA ESTA SEMANA

El pasado lunes iniciábamos el primer tramo del Tiempo Ordinario, que se interrumpirá el 6 de marzo, el Miércoles de Ceniza, con la llegada de la Cuaresma. Y en este II Domingo del Tiempo Ordinario hemos de meditar sobre el muy bello relato de las Bodas de Caná, donde aconteció el primer milagro de Jesús, realizado a petición de su Madre. “Haced lo que Él os diga”, dice la Virgen a los servidores de la boda. Y luego Jesús obsequió a los novios con el mejor vino del mundo. Jesús cambio sus planes porque su Madre se lo pidió. ¿A qué merece la pena meditar en ello con el corazón muy abierto…? Señalar asimismo que el viernes, día 18, iniciamos la celebración de la Semana de Oración por la Unidad de los Cristianos.


LA REUNIÓN LITURGICA

ORACIÓN DE ENTRADA.

En el Nombre del Padre, del Hijo y del Espíritu Santo.

Señor Dios Padre nuestro, te pedimos gracia para comprender mejor la Palabra que se transmite en la Eucaristía Dominical. Concédenos la presencia cercana y gratificante del Espíritu Santo. Te lo pedimos por tu Hijo --y Maestro Nuestro--el Señor Jesús.


1.- El profeta Isaías en la primera lectura nos desvela que una profecía muy singular para nosotros hoy: el Mesías es presentado como el Esposo de Israel que traería la paz y la alegría a su pueblo. Y como seguiremos viendo todas las lecturas de hoy tienen ese contenido especial de matrimonio, de esponsales entre Dios y su pueblo.

S.- El salmo 95 tenía para el pueblo judío la idea de un Dios único y portador de toda la fuerza. Y era el pueblo de Israel quien debía de comunicar a todos los demás pueblo esa realidad importante y alegre. Esta idea de Dios como rey universal llega hasta nosotros y por eso le cantamos y le festejamos.

2.- La lectura de la Primera Carta de San Pablo a los fieles de Corinto nos acompañará hasta el domingo octavo de este tiempo ordinario, como segunda lectura de nuestras eucaristías. Refiere los diferentes dones y carismas que el Espíritu Santo otorga a los fieles para vivir mejor y ser más felices puestos todos en presencia de Dios.

3.- Jesús de Nazaret inicia su misión es un boda, por indicación de su Madre, la Virgen María y convirtiendo considerables cantidades de agua en un vino excelente. No puede haber principio más bello y alegre. El episodio de las Bodas de Caná merece toda nuestra atención al escucharlo y reflexionar, después, en él por su significado y matices.


LECTURAS

PRIMERA LECTURA

LECTURA DEL LIBRO DE ISAÍAS 62, 1-5

Por amor a Sión no callaré, por amor de Jerusalén no descansaré, hasta que rompa la aurora de su justicia, y su salvación llamee como antorcha. Los pueblos verán tu justicia, y los reyes tu gloria; te pondrán un nombre nuevo, pronunciado por la boca del Señor. Serás corona fúlgida en la mano del Señor y diadema real en la palma de tu Dios. Ya no te llamarán «Abandonada», ni a tu tierra «Devastada»; a ti te llamarán «Mi predilecta», y a tu tierra «Desposada», porque el Señor te prefiere a ti, y tu tierra tendrá un esposo. Como un joven se desposa con una doncella, así te desposan tus constructores. Como se regocija el marido con su esposa, se regocija tu Dios contigo.

Palabra de Dios


SALMO RESPONSORIAL

Salmo 95, 1-2a. 2b-3. 7-8a. 9-10a y c

R. CONTAD LAS MARAVILLAS DEL SEÑOR A TODAS LAS NACIONES.

Cantad al Señor un cántico nuevo, cantad al Señor, toda la tierra; cantad al Señor, bendecid su nombre. R.

Proclamad día tras día su victoria, contad a los pueblos su gloria, sus maravillas a todas las naciones. R.

Familias de los pueblos, aclamad al Señor, aclamad la gloria y el poder del Señor, aclamad la gloria del nombre del Señor. R.

Postraos ante el Señor en el atrio sagrado, tiemble en su presencia la tierra toda. Decid a los pueblos: «El Señor es rey, él gobierna a los pueblos rectamente.» R.


SEGUNDA LECTURA

LECTURA DE LA PRIMERA CARTA DEL APÓSTOL SAN PABLO A LOS CORINTIOS 12, 4-11

Hermanos:

Hay diversidad de carismas, pero un mismo Espíritu; hay diversidad de ministerios, pero un mismo Señor; y hay diversidad de actuaciones, pero un mismo Dios que obra todo en todos. Pero a cada cual se le otorga la manifestación el Espíritu para el bien común. Y así uno recibe del Espíritu el hablar con sabiduría; otro, el hablar con inteligencia, según el mismo Espíritu. Hay quien, por el mismo Espíritu, recibe el don de la fe; y otro, por el mismo Espíritu, don de curar. A este se le ha concedido hacer milagros; a aquél, profetizar. A otro, distinguir los buenos y malos espíritus. A uno, la diversidad de lenguas; a otro, el don de interpretarlas. El mismo y único Espíritu obra todo esto, repartiendo a cada uno en particular como a él quiere.

Palabra de Dios


ALELUYA Cf. 2 Tes 2, 14

Dios nos llamó por medio del Evangelio para que sea nuestra la gloria e nuestro Señor Jesucristo.


EVANGELIO

LECTURA DEL SANTO EVANGELIO SEGÚN SAN JUAN 2, 1-11

En aquel tiempo, había una boda en Caná de Galilea, y la madre de Jesús estaba allí. Jesús y sus discípulos estaban también invitados a la boda. Faltó el vino, y la madre de Jesús le dijo:

«No tienen vino».

Jesús le dice:

«Mujer, ¿qué tengo yo que ver contigo? Todavía no ha llegado mi hora».

Su madre dice a los sirvientes:

«Haced lo que él diga».

Había allí colocadas seis tinajas de piedra, para las purificaciones de los judíos, de unos cien litros cada una.

Jesús les dijo:

«Llenad las tinajas de agua».

Y las llenaron hasta arriba.

Entonces les dice:

«Sacad ahora y llevádselo al mayordomo».

Ellos se lo llevaron. El mayordomo probó el agua convertida en vino sin saber de dónde venía (los sirvientes sí lo sabían, pues habían sacado el agua), y entonces llamó al esposo y le dice:

«Todo el mundo pone primero el vino bueno y, cuando ya están bebidos, el peor; tú, en cambio, has guardado el vino bueno hasta ahora».

Este fue el primero de los signos que Jesús realizó en Caná de Galilea; así manifestó su gloria, y sus discípulos creyeron en él.

Palabra del Señor


COMENTARIO LITÚRGICO

LLENAR LAS TINAJAS

Por David Llena

Los tres últimos domingos en que hemos celebrado la Epifanía, el Bautismo de Jesús y en este de las bodas de Caná, tenemos la carta de presentación de Cristo al mundo. Viene a salvar a todos, enviado por el Padre y lo hará con nuestro concurso. Debemos llenar las tinajas de agua. Además, María tiene un papel importante como introductora de su hijo: “Haced lo que Él os diga”. También lo dijo el Padre celestial “Este es mi Hijo, escuchadle”. Así pues, debemos cultivar este aspecto de escucha de Cristo, leyendo y meditando el Evangelio y pasando largos ratos junto a Él, como decía Santa Teresa

LA ORACIÓN DE LOS FIELES

PADRE CONVIERTE NUESTRA AGUA EN VINO

Hoy vemos el primer milagro de Jesús. En unas bodas convierte agua corriente en delicioso vino. Hoy pedimos al Padre que nos ayude a convertir nuestra agua en vino ofrecido a los demás:

R.- PADRE CONVIERTE NUESTRA AGUA EN VINO.

1. – Padre te pedimos por la Iglesia, para que no convierta en agua el vino de la Palabra y la Eucaristía.

OREMOS

2. – Padre te pedimos por todos los pueblos para que bendigas el esfuerzo de paz y comunión que hacen en favor de la convivencia.

OREMOS

3. – Padre te pedimos por aquellos que dejaron desvirtuarse el vino de su amistad con Cristo, para que ayudados por la intercesión amorosa de María dejen llenar su corazón de agua que Cristo convertirá en vino.

OREMOS

4. – Padre te pedimos por los pobres, los emigrantes, los que sufren necesidad, los enfermos para que, la ayuda de manos compasivas les ayude a salir adelante.

OREMOS

5. – Padre te pedimos por los matrimonios cristianos, para que no se cansen de llenar las tinajas de agua que tu Hijo trasformará en vino.

OREMOS

6. – Padre te pedimos por todos los que nos unimos a tu sacrificio en el altar, para que alimento eterno nos ayude a seguir los pasos de Cristo hacia la casa del Padre.

OREMOS

Padre, atiende estas necesidades que tu pueblo humildemente te presenta, concédenos todos aquello necesario para proseguir en el seguimiento de Cristo.

Te lo pedimos por Él que contigo vive y reina por los siglos de los siglos.

Amén


LAS PREGUNTAS DEL EDITOR, ÁNGEL GÓMEZ ESCORIAL

A continuación, y en ambiente de gran recogimiento, un buen lector leerá lenta y con buena entonación las siguientes ideas fuerza que servirán para la meditación. Ante cada pregunta se hará un largo silencio para meditar el contenido de la propuesta. Esta semana el Evangelio y las otras lecturas nos han sugerido lo siguiente:

1.- Debemos meditar esta semana sobre el simbolismo del papel de la Virgen María en la vida redentora de Jesús. El episodio de las Bodas de Caná nos marca con una frase estupenda: “Haced lo que Él os diga”. Todos debemos anotar esta frase en nuestro corazón, porque la dice la Virgen y significa el seguimiento total del camino de Jesús.

2.- Otra reflexión que nos puede venir muy bien incide en la alegría de una boda. Jesús inicia sus signos –sus milagros— en la fiesta del enlace matrimonial de unos amigos de Caná. La alegría, junto la paz exterior e interior, son los ingredientes que más debemos de desear en nuestra vida de cristianos, sobre todo en lo que se refiere a la atención y ayuda a nuestros hermanos. Jesús comenzó su misión en ambiente de gran alegría. ¡Ojalá nos ocurra a nosotros lo mismo!

3.- San Pablo reflexiona en la segunda lectura de hoy sobre los dones del Espíritu Santo. Todos firmaríamos sin ver para obtener esas ventajas que nos hacen más felices y mejores hermanos. Merece la pena leer y releer el texto de Pablo de hoy. Pero es bueno advertir que a veces no disfrutamos de la presencia del Espíritu porque nosotros mismos somos el impedimento principal a que el Espíritu Santo habite en nosotros.Y junto a San Pablo hemos de reflexionar sobre la Semana de Unidad de los Cristianos.

5.- Desde los Grupos de Liturgia debemos promover toda esta semana encuentros y reflexiones sobre los momentos de oración encaminados a la Unidad de los Cristianos. Incluso, debemos ofrecer nuestra colaboración sincera a otros grupos de la parroquia, o del movimiento, para que dichos momentos oracionales obtengan buenos frutos.

6.- Hemos entrado en el Tiempo Ordinario. No por eso nuestras celebraciones eucarísticas deben ser menos brillantes o más grises. Cada Eucaristía es una fiesta y un milagro. Es bueno que planifiquemos con tiempo nuevas actividades, examinemos fallos de actuaciones interiores y busquemos nuevos amigos y amigas que se unan a nosotros. ¡Es el tiempo adecuado!


LA MISIÓN

Iniciamos nuestro recorrido por la vida de Jesús tal como nos irán narrando los siguientes domingos del Tiempo Ordinario. Y es emocionante ver como la Iglesia adapta su catequesis permanente a los grandes momentos del paso de Jesús de Nazaret por la historia humana.