Descansar en la casa de Betania junto a Jesús, es saborear ese momento Único y privilegiado que te inunda de paz el corazón. Cuántas veces nos hemos planteado lo que nosotros hubiéramos hecho si nos hubiera tocado vivir en tiempo de Jesús; tenemos la seguridad que hubiésemos acudido a todos los lugares donde El descansaba. Pero no hemos caído en la cuenta que esto no es cosa del pasado sino del presente. Esto se repite hoy. Por eso quiero invitarte con esta página a que me acompañes para marchar hacia Betania. Jesús descansa allí, en Betania, con sus amigos se trata de irnos a encontrar con Él; todos estamos invitados.

VI Domingo del Tiempo Ordinario
17 de febrero de 2019

GRUPOS BETANIA DE ORACIÓN Y ACCIÓN
**Textos para los trabajos de liturgia


EXHORTACIÓN PARA ESTA SEMANA

Jesús de Nazaret proclama las bienaventuranzas que son como su programa de ideas y actuación. Y aunque resultan difíciles –entonces y ahora— debemos seguirlas y hacerlas nuestras, si verdaderamente queremos ser cristianos. Tengámoslo en cuenta y comencemos la preparación para ese tiempo. Pero hoy, sobre todo, no debemos de olvidar lo que Jesús nos dice en las bienaventuranzas.


LA REUNIÓN LITURGICA

ORACIÓN DE ENTRADA.

En el Nombre del Padre, del Hijo y del Espíritu Santo.

Señor Dios Padre nuestro, te pedimos gracia para comprender mejor la Palabra que se transmite en la Eucaristía Dominical. Concédenos la presencia cercana y gratificante del Espíritu Santo. Te lo pedimos por tu Hijo --y Maestro Nuestro--el Señor Jesús.


1.- La primera lectura, del Libro de Jeremías, nos transmite una verdad que se va a repetir a lo largo de la toda la historia de las Sagradas Escrituras. Hemos de confiar en Dios y no en los hombres. Buscamos muchas veces la proximidad humana, más que la divina. Y sin embargo es Dios quien vela siempre por nosotros. Hemos de servir a nuestros hermanos, pero no hacer de ellos dioses, como pretenden, por ejemplo, algunos políticos totalitarios.

S.- El primer salmo era –y es-- un prólogo del Salterio y también se le llamaba “De los dos caminos”. Invita a la opción de la justicia y muestra la felicidad de quienes siguen el camino que Dios señala.

2.- En la segunda lectura, de la Primera Carta del Apóstol San Pablo a los Corintios, se dice de manera clara y meridiana que la fe en la Resurrección no es un principio filosófico o abstracto. Se trata del camino marcado por Jesucristo al resucitar. Y, por tanto, hay que creer en la resurrección de Jesús de Nazaret, como hecho fundamental para todos los cristianos.

3.- Jesús, tras terminar el Sermón del Monte, donde se dicen las bienaventuranzas enviará a sus apóstoles a predicar por todos los lugares. Es, por tanto, la base de su enseñanza apostólica. Y las bienaventuranzas son la base fundamental de la doctrina de Jesús de Nazaret. Hemos de escucharlas con mucha atención y saber que es un camino actual para mejorar el mundo.


LECTURAS

PRIMERA LECTURA

LECTURA DEL LIBRO DE JEREMÍAS 17, 5-8

Esto dice el Señor:

«Maldito quien confía en el hombre, y busca el apoyo de las criaturas, apartando su corazón del Señor.

Será como un cardo en la estepa, que nunca recibe la lluvia; habitará en un árido desierto, tierra salobre e inhóspita.

Bendito quien confía en el Señor y pone en el Señor su confianza.

Será un árbol plantado junto al agua, que alarga a la corriente sus raíces; no teme la llegada del estío. su follaje siempre esta verde; en año de sequía no se inquieta, no dejará por eso de dar fruto».

Palabra de Dios


SALMO RESPONSORIAL

Salmo 1, 1-2. 3. 4 y 6

R. DICHOSO EL HOMBRE QUE HA PUESTO SU CONFIANZA EN EL SEÑOR.

 

Dichoso el hombre

que no sigue el consejo de los impíos,

ni entra por la senda de los pecadores,

ni se sienta en la reunión de los cínicos;

sino que su gozo es la ley del Señor,

y medita su ley día y noche. R.

 

Será como un árbol

plantado al borde de la acequia:

da fruto en su sazón

y no se marchitan sus hojas;

y cuanto emprende tiene buen fin. R.

 

No así los impíos, no así;

serán paja que arrebata el viento.

Porque el Señor protege el camino de los justos,

pero el camino de los impíos acaba mal. R.


SEGUNDA LECTURA

LECTURA DE LA PRIMERA CARTA DEL APÓSTOL SAN PABLO A LOS CORINTIOS 15, 12. 16-20

Hermanos:

Si se anuncia que Cristo ha resucitado de entre los muertos, ¿cómo dicen algunos de entre vosotros que no hay resurrección de muertos?

Pues si los muertos no resucitan, tampoco Cristo ha resucitado; y, si Cristo no ha resucitado, vuestra fe no tiene sentido, seguís estando en vuestros pecados; de modo que incluso los que murieron en Cristo han perecido.

Si hemos puesto nuestra esperanza en Cristo solo en esta vida, somos los más desgraciados de toda la humanidad.

Pero Cristo ha resucitado de entre los muertos y es primicia de los que han muerto.

Palabra de Dios


ALELUYA Lc 6, 23ab

Alegraos y saltad de gozo - dice el Señor -, porque vuestra recompensa será grande en el cielo.


EVANGELIO

LECTURA DEL SANTO EVANGELIO SEGÚN SAN LUCAS 6, 17. 20-26

En aquel tiempo, Jesús bajó del monte con los Doce, se paró en una llanura con un grupo grande de discípulos y una gran muchedumbre del pueblo, procedente de toda Judea, de Jerusalén y de la costa de Tiro y de Sidón.

Él, levantando los ojos hacia sus discípulos, les decía:

«Bienaventurados los pobres, porque vuestro es el reino de Dios.

Bienaventurados los que ahora tenéis hambre, porque quedaréis saciados.

Bienaventurados los que ahora lloráis, porque reiréis.

Bienaventurados vosotros cuando os odien los hombres, y os excluyan, y os insulten, y proscriban vuestro nombre como infame, por causa del Hijo del hombre. Alegraos ese día y saltad de gozo, porque vuestra recompensa será grande en el cielo. Eso es lo que hacían vuestros padres con los profetas.

Pero ¡ay de vosotros, los ricos!, porque ya habéis recibido vuestro consuelo.

¡Ay de vosotros, los que estáis saciados!, porque tendréis hambre! ¡Ay de los que ahora reís, porque haréis duelo y lloraréis!

¡Ay si todo el mundo habla bien de vosotros! Eso es lo que vuestros padres hacían con los falsos profetas».

Palabra del Señor


COMENTARIO LITÚRGICO

¡ESTAD ALEGRES…!

Por David Llena

“Bendito quien confía en el Señor y pone en el Señor su confianza” nos dice el Señor a través del profeta Jeremías. Sobre todo, cuando vemos que las cosas no van bien, cuando las cosas no salen como hemos previsto y se tuercen, es entonces cuando nuestro instinto busca arreglarlo de cualquier manera, incluso alejándose del Señor. Y ahí es donde el profeta elogia la fidelidad del hombre. Cristo, lo dice de otra manera en las Bienaventuranzas. Estad alegres cuando os sobrevenga el desprecio de los hombres por seguirme, la recompensa será grande en el cielo. Esa es nuestra esperanza, para sobrellevar las contrariedades y reveses de la vida.


LA ORACIÓN DE LOS FIELES

CONFIADOS, TE LO PEDIMOS, SEÑOR

Hoy hemos repetido con el Salmo la dicha de confiar en Dios. Pues con esa confianza presentamos al Padre nuestras necesidades, las de la Iglesia y las del mundo diciendo:

R.- CONFIADOS, TE LO PEDIMOS, SEÑOR.

1. – Te pedimos, por el Papa, los obispos, sacerdotes y demás miembros del pueblo de Dios, para que se mantengan fieles al Evangelio dan testimonio con su hablar y obrar.

OREMOS

2. – Te pedimos por el mundo, para que descubra que solo junto a Ti es posible encontrar la paz y la fuerza necesaria para continuar la lucha diaria en esta vida.

OREMOS

3. – Te pedimos por los que sufren, los hambrientos, los que lloran para que el Dios Todopoderoso, les ayude a soportar esta cruz y encuentren pronto una solución a sus problemas.

OREMOS

4. – Te pedimos por todos aquellos que sienten enfriar su fe, para que confiados en la resurrección de Cristo, vuelvan a revivir con gozo la esperanza de la salvación.

OREMOS

5. – Te pedimos por las familias cristianas, para que el Señor las bendiga y las haga fuertes ante las adversidades del caminar diario.

OREMOS

6. – Por nosotros que nos hemos reunido en torno a la mesa del Señor, para que en ese Pan celestial encontremos la confianza segura en el Señor que nos ayude a alegrarnos ante las vicisitudes de este mundo.

OREMOS

Padre, pon en nuestros corazones la semilla de la alegría que nos permite no perder tu rostro de vista, a pesar de las tribulaciones.

Te lo pedimos por el mismo Jesucristo Nuestro Señor.

Amén


LAS PREGUNTAS DEL EDITOR, ÁNGEL GÓMEZ ESCORIAL

A continuación, y en ambiente de gran recogimiento, un buen lector leerá lenta y con buena entonación las siguientes ideas fuerza que servirán para la meditación. Ante cada pregunta se hará un largo silencio para meditar el contenido de la propuesta. Esta semana el Evangelio y las otras lecturas nos han sugerido lo siguiente:

1.- Pobre en el Espíritu es no ambicionar riquezas. Es no sentir el poder del dinero y esperar mucho de la ayuda que demos a los demás. ¿Haces tu eso? ¿Has roto con el poder del dinero?

2.- Limpio de corazón es no ser sucio de mente, no sentir rencor, ni envidia de los demás, ni desear a los demás para usarlos en tus caprichos. ¿Eres tú así? ¿Prefieres servir a que te sirvan?

3.- La mansedumbre es la afabilidad, la cordialidad, el talante cariñoso con todos y sobre todo con aquellos que más nos necesitan. El premio es la tierra. Pero, ¿deseas tú la mansedumbre de la tierra o siempre estás pensando en la altura de un cielo que no mereces?

4.- ¿Sabes lo que es la misericordia? ¿Sabes llorar junto a los que lloran o pasar hambre junto a los que nada tienen? ¿Sabes escuchar a quién nadie escucha? Si no es así no sabes lo que es la misericordia. Deberías aprenderlo

5.- Jesús de Nazaret nos enseña hoy a ser mejores. Debes de leer y releer las bienaventuranzas y hacerlas tu estilo de vida. Los otros estilos: esos que te cuentan los políticos o los medios de comunicación no merecen la pena.


LA MISIÓN

. Continuemos, sin descanso, orando por las personas que nada tienen y ayudándolas con nuestra ayuda material. Lo necesitan