Descansar en la casa de Betania junto a Jesús, es saborear ese momento Único y privilegiado que te inunda de paz el corazón. Cuántas veces nos hemos planteado lo que nosotros hubiéramos hecho si nos hubiera tocado vivir en tiempo de Jesús; tenemos la seguridad que hubiésemos acudido a todos los lugares donde El descansaba. Pero no hemos caído en la cuenta que esto no es cosa del pasado sino del presente. Esto se repite hoy. Por eso quiero invitarte con esta página a que me acompañes para marchar hacia Betania. Jesús descansa allí, en Betania, con sus amigos se trata de irnos a encontrar con Él; todos estamos invitados.

XXXIII Domingo del Tiempo Ordinario
17 de noviembre de 2019

GRUPOS BETANIA DE ORACIÓN Y ACCIÓN
**Textos para los trabajos de liturgia


Celebramos hoy el penúltimo domingo del Tiempo Ordinario en este Ciclo C en el que hemos leído a San Lucas. El próximo domingo, el de Cristo Rey del Universo, es el último. Y después el Adviento. Los tiempos litúrgicos se suceden con continuidad. La Iglesia –su vida comunitaria, sus acciones de paz y amor, sus ritos— está constantemente renovándose. Y eso es, sin duda, produce una enorme esperanza. Y dicha esperanza debe inscribirse muy especialmente en nuestra Iglesia diocesana cuya jornada celebramos hoy.


LA REUNIÓN LITURGICA

ORACIÓN DE ENTRADA.

En el Nombre del Padre, del Hijo y del Espíritu Santo.

Señor Dios Padre nuestro, te pedimos gracia para comprender mejor la Palabra que se transmite en la Eucaristía Dominical. Concédenos la presencia cercana y gratificante del Espíritu Santo. Te lo pedimos por tu Hijo --y Maestro Nuestro--el Señor Jesús.


1.- El profeta Malaquías nos describe lo que será el Día del Señor, un momento difícil y terrible que los judíos esperaban como final de todo y como principio de muchas cosas. Hoy la lectura del breve texto del Libro de Malaquías –que es nuestra primera lectura—guardia especial concordancia con el evangelio de Lucas que escucharemos después.

S.- El Salmo 97, que cantamos hoy, es junto al 95, 96, 98 y 99, un himno de un gran sentido escatológico, que anuncia los tiempos finales. Y todo ello con el poder y la salvación proveniente de Dios. Es, pues, este salmo 97 típico y adecuado para estos domingos finales del Tiempo Ordinario. La justicia de Dios llega…

2.- La capacidad de fabulación del ser humano en torno al final del mundo ha existido siempre. Pablo de Tarso en la segunda lectura de hoy, que, como en domingos anteriores, sigue aconsejando a los fieles de Tesalónica, ya advierte a aquellos que allí pasan el tiempo sin trabajar , más ocupados en especular sobre un final que no llega y sin trabajar . Y Pablo es directo y práctico: “el que no trabaje que no coma”, dice. ¿Tendremos que decir nosotros lo mismo ante tanto esotérico que anda suelto por ahí sin trabajar en nada útil?

3.- Jesús acaba de entrar triunfal en Jerusalén y los discípulos se siente maravillados por la belleza del Templo de Jerusalén. En esos momentos, el Maestro profetiza sobre la destrucción total y definitiva de Jerusalén que se iba a producir menos de cuarenta años después de que Jesús expresara su mensaje. Tienen, no obstante, las palabras del Maestro un camino de reflexión hacia lo nuevo, hacia lo que nace tras los tiempos difíciles. Nosotros, hoy, oteamos el Adviento que no es otra cosa que la espera confiada en la llegada del Niño Dios


LECTURAS

PRIMERA LECTURA

LECTURA DE LA PROFECÍA DE MALAQUÍAS 3, 19-20a

He aquí que llega el día, ardiente como un horno, en el que todos los orgullosos y malhechores serán como paja; los consumirá el día que está llegando, dice el Señor del universo, y no les dejará ni copa ni raíz.

Pero a vosotros, los que teméis mi nombre, os iluminará un sol de justicia y hallaréis salud a sus sombra.

Palabra de Dios


SALMO RESPONSORIAL

Salmo 97, 5-6. 7-9a. 9bc

R. EL SEÑOR LLEGA PARA REGIR LOS PUEBLOS CON RECTITUD.

 

Tañed la cítara para el Señor,

suenen los instrumentos:

con clarines y al son de trompetas,

aclamad al Rey y Señor. R.

 

Retumbe el mar y cuanto contiene,

la tierra y cuantos la habitan;

aplaudan los ríos,

aclamen los montes. R.

 

Al Señor, que llega

para regir la tierra. R.

Regirá el orbe con justicia

y los pueblos con rectitud. R.


SEGUNDA LECTURA

LECTURA DE LA SEGUNDA CARTA DEL APÓSTOL SAN PABLO A LOS TESALONICENSES 3, 7-12

Hermanos:

Ya sabéis vosotros cómo tenéis que imitar nuestro ejemplo: No vivimos entre vosotros sin trabajar, no comimos de balde el pan de nadie, sino que con cansancio y fatiga, día y noche, trabajamos a fin de no ser una carga para ninguno de vosotros.

No porque no tuviéramos derecho, sino para daros en nosotros un modelo que imitar.

Además, cuando estábamos entre vosotros, os mandábamos que si alguno no quiere trabajar, que no coma.

Porque nos hemos enterado de que algunos viven desordenadamente, sin trabajar, antes bien metiéndose en todo.

A esos les mandamos y exhortamos, por el Señor Jesucristo, que trabajen con sosiego para comer su propio pan.

Palabra de Dios


ALELUYA Lc 21, 28bc

Levantaos, alzad la cabeza: se acerca vuestra liberación


EVANGELIO

LECTURA DEL SANTO EVANGELIO SEGÚN SAN LUCAS 21. 5-19

En aquel tiempo, como algunos hablaban del templo, de lo bellamente adornado que estaba con piedra de calidad y exvotos, Jesús les dijo.

«Esto que contempláis, llegarán un días en que no quedará piedra sobre piedra que no sea destruida».

Ellos le preguntaron:

«Maestro, ¿cuándo va a ser eso?, ¿y cuál será la señal de que todo eso está para suceder?».

Él dijo:

«Mirad que nadie os engañe. Porque muchos vendrán en mi nombre diciendo: "Yo soy", o bien: "Está llegando el tiempo”; no vayáis tras ellos.

Cuando oigáis noticias de guerras y de revoluciones, no tengáis pánico.

Porque es necesario que eso ocurra primero, pero el final no será enseguida».

Entonces les decía:

«Se alzará pueblo contra pueblo y reino contra reino, habrá grandes terremotos, y en diversos países, hambres y pestes.

Habrá también fenómenos espantosos y grandes signos en el cielo.

Pero antes de todo eso os echarán mano, os perseguirán, entregándoos a las sinagogas y a la cárceles, y haciéndonos comparecer ante reyes y gobernadores, por causa de mi nombre. Esto os servirá de ocasión para dar testimonio.

Por ello, meteos bien en la cabeza que no tenéis que preparar vuestra defensa, porque yo os daré palabras y sabiduría a las que no podrá hacer frente ni contradecir ningún adversario vuestro.

Y hasta vuestros padres, y parientes, y hermanos, y amigos os entregarán, y matarán a algunos de vosotros, y todos os odiarán por causa de mi nombre.

Pero ni un cabello de vuestra cabeza perecerá; con vuestra perseverancia salvaréis vuestras almas».

Palabra del Señor


COMENTARIO LITÚRGICO

OJOLA VIDA ETERNA

Por David Llena

Resurrección y vida eterna son las ideas a reflexionar en este domingo. La vida eterna da sentido a esta nuestra de ahora redimensionando los acontecimientos de esta en la que ahora estamos. Desde esta perspectiva, se entiende claramente la reacción de los hermanos macabeos ante la tortura y la muerte, pero también nos abre los ojos ante la reacción que debemos tener ante la riqueza, la salud y la actitud en nuestro acontecer diario.


LA ORACIÓN DE LOS FIELES

OJOPADRE, FORTALECE NUESTRO SEGUIMIENTO DE CRISTO

Al meditar en la vida eterna, vemos con claridad que estamos en esta de paso y que debemos, cada día, buscar aquello que nos encamine hacia la Casa del Padre. Hoy pues le pedimos que nos ayude a seguir los pasos de Cristo diciendo:

R.- PADRE, FORTALECE NUESTRO SEGUIMIENTO DE CRISTO.

1. – Por la Iglesia, para que poniendo sus ojos en Cristo su cabeza, resplandezca la luz que ayude a todos los hombres a encontrarle como Camino, Verdad y Vida.

OREMOS

2. – Por los dirigentes de las naciones, para que el Señor les ilumine en sus decisiones en aras de la convivencia en paz y prosperidad para todos.

OREMOS

3. – Por todos los enfermos, por sus familiares y cuidadores para que el Señor les acompañe y con la ayuda de todos se vean libres de la enfermedad.

OREMOS

4. – Por todos los que dedican su vida a la propagación del Evangelio, para que, el Señor bendiga sus acciones y continúen su labor con la esperanza que encierra la Buena Noticia.

OREMOS

5. –Por las familias, especialmente por las que pasan momentos difíciles para que la visión sobrenatural de nuestra existencia les lleve a mirar los problemas con la Esperanza que Cristo nos trae.

OREMOS

6 – Por todos que nos hemos reunido ante el altar de Dios, para que sigamos caminando sin descanso y un día podamos disfrutar del banquete eterno.

OREMOS

Padre, mira a tu pueblo suplicante y ayúdalo a seguir con fidelidad las enseñanzas de Jesucristo.

Te lo pedimos por Él que contigo vive y reina por los siglos de los siglos.

Amen.


LAS PREGUNTAS DEL EDITOR, ÁNGEL GÓMEZ ESCORIAL

A continuación, y en ambiente de gran recogimiento, un buen lector leerá lenta y con buena entonación las siguientes ideas fuerza que servirán para la meditación. Ante cada pregunta se hará un largo silencio para meditar el contenido de la propuesta. Esta semana el Evangelio y las otras lecturas nos ha sugerido lo siguiente:

1.- Es bueno ver el contexto en que se produce la alusión de Jesús a destrucción del Templo de Jerusalén. Acaba de entrar triunfal en la ciudad, el Domingo de Ramos, pero el futuro no era halagüeño. Jerusalén sería destruida por los romanos cuarenta años después, prácticamente en la misma generación. No predice el fin del mundo, Jesús. No está para eso. Y por ello nuestra primera pregunta solo puede incidir en lo siguiente: ¿A pesar de que nos consideramos católicos y trabajamos para la parroquia o el grupo de liturgia, seguimos manteniendo viejas supersticiones en nuestras cabezas? ¿Le damos valor, o nos afectan, por ejemplo, los horóscopos de los periódicos?

2.- San Pablo plantea un hecho de enorme actualidad, la gente que no trabaja, que es insolidaria pendiente de “malas devociones”. ¿Eres tú así? ¿Te comportas como un beato insolidario? ¿Prefieres rezar “incansablemente” que ir a socorrer a un hermano necesitado?

3.- Jesús nos da otra receta: que no tengamos miedo, pero ¿lo tenemos? ¿Preferimos callar en público las cuestiones de nuestra fe por no arriesgarnos a que nos critiquen?

4.- Se acerca el Adviento. ¿Hemos pensado suficientemente en ello? ¿Nos queremos preparar para el Adviento, pero de verdad? ¿Sabemos, realmente lo que es el Adviento y para que sirve?


LA MISIÓN

Hemos celebrado el día de Diócesis que es como decir que hemos celebrado la fiesta de todos. Incardinados la mayoría de nosotros en parroquias y diócesis formamos parte de un tejado muy vivo y muy cercano al pueblo. Y eso es lo que importa.