www.Betania.es

Domingo XVIII del Tiempo Ordinario
4 de agosto de 2019

La oración de los fieles


 

1.- PADRE AYÚDANOS A REVESTIRNOS DE CRISTO

2.- QUE NADA NOS APARTE DE TI


PRIMERA

PADRE AYÚDANOS A REVESTIRNOS DE CRISTO

San Pablo nos anima a cambiar la vieja condición humana y revestirnos de Cristo resucitado. Le pedimos al Padre que nos ayude a llevar a cabo esta trasformación:

R.- PADRE AYÚDANOS A REVESTIRNOS DE CRISTO

1. – Por los sacerdotes, para que vivan en continua renovación en Cristo, para que Aquel que los llamó los mantenga fieles en su misión.

OREMOS

2. – Por los pueblos del mundo entero, para que se acojan al Amor que Cristo proclama desde la cruz y abandonen todo aquello que lleva a la perdición.

OREMOS

3. – Por los enfermos, los que sufren, los necesitados, para que encuentren refugio y consuelo en el Señor y los sacie de misericordia.

OREMOS

4. – Por todos aquellos que comienzan sus vacaciones, para que en este tiempo se afanen por buscar a Cristo en su interior y en los hermanos.

OREMOS

5. – Por las familias cristianas, para que atendiendo al pan material no descuiden el pan que nos llega del cielo.

OREMOS

6 – Por todos nosotros, para que busquemos al Señor, por encima de los bienes materiales sabiendo que Cristo es el fin y que lo demás solo son medios que deben acercarnos a Él.

OREMOS

Te pedimos Padre que el Espíritu de Cristo avive nuestros corazones y seamos fieles en el seguimiento de tu Hijo. Por Él, que contigo vive y reina por los siglos de los siglos.

Amen.


SEGUNDA

QUE NADA NOS APARTE DE TI

Tú nos das todo lo que necesitamos, sólo tu mano nos sacia y nos da hartura de balde. Sabemos que junto a ti no nos faltará nada, por eso repetimos:

R.- QUE NADA NOS APARTE DE TI.

1. – Te pedimos, Señor, por el Papa Francisco, los obispos y los sacerdotes que hacen posible tu presencia eucarística entre nosotros.

OREMOS

2. – Te pedimos, Señor, por los dirigentes de las naciones para que contando con la ayuda de lo alto conviertan su trabajo y esfuerzo en bienestar de todos sus súbditos.

OREMOS

3. – Por todos aquellos que tienen lo justo para sobrevivir, para que poniéndolo en tus manos vean saciadas sus necesidades sobradamente.

OREMOS

4. – Por aquellos cuya fe se desvanece para que con la escucha frecuente de la palabra de Dios su fe se alimente y crezca.

OREMOS

5. – Por todos los pueblos que pasan hambre, para que con los panes y peces que nosotros aportemos, puedan, con la ayuda de Cristo, salir adelante y prosperar.

OREMOS

6. – Por todos nosotros para que tengamos la misma seguridad que Pablo cuando nos dice que nada podrá apartarnos del amor de Cristo.

OREMOS

Señor, tu que atendiste la oración de tu Hijo y multiplicaste por su acción los panes y los peces, atiende también las súplicas que hoy te presentamos.

Por Jesucristo nuestro Señor.

Amen.