LAS MATEMÁTICAS DE DIOS

Qué nos queda cuando lo perdemos todo

Por Luigi Maria Epicoco

Editorial San Pablo, Madrid, España

Es un buen libro, sin duda. Nos va a mostrar a Cristo como solución para todos nuestros problemas y como brújula para encontrar el camino perdido. Y hasta –sin duda— su título es contradictorio. Dios no tiene, ni ejerce las matemáticas, solo tiende la mano al ser humano para que encuentre la senda que le lleve a la felicidad. Esto no lo dice Luigi Maria Epicoco, el autor, sino yo mismo.

Y otra idea. Este libro es moderno y atrevido. En su introducción se presenta un generoso párrafo de “El Señor de los Anillos” de JRR Tolkien. Y los textos introductorios van a ir acompañando todos los apartados del volumen. Y así –y es un ejemplo— usa el nombre completo de Clive Staple Lewis, el inefable y lleno ingenio y más conocido como C: S. Lewis, Y atentos como introducción o exordio de la Segunda parte tendremos un párrafo de la Autobiografía de otro gigante C K Chesterton. En fin

Lo verdaderamente importante de esto –bajo mi punto de vista— es que va a intentar dar base a todos sus argumentos mediante el comentario del precioso fragmento del evangelio de Lucas que nos narra el encuentro de Jesús con los llamados discípulos de Emaús (Lc, 24, 13-43) Ese texto es uno de los más hermosos del evangelio lucano. Pero obviamente no son los únicos textos bíblicos reflejados por Luigi Maria Epicoco

. En fin la primera parte ejercita un idioma de frases cortas de advertencias constantes. Ya en la segunda parte los párrafos son más amplios y de más líneas, aunque no siempre.

A modo de epilogo L. M. Epicoco, cita a San Pablo y es un recorrido emocional y doctrinal sobre la figura de Pablo de Tarso y, sinceramente, parece el fermento de una nueva y futura obra de este sacerdote italiano nacido en 1980, sacerdote de la diócesis de L’Aquila y profesor de Filosofía en la Pontificia Universidad Lateranense.

 

Angel Gómez Escorial