1.- IMPREGNARSE EN LAS BIENAVENTURANZAS

Como no podía ser de otra forma, esta semana los textos de Betania –todos— están completamente impregnados del mensaje fundamental de Cristo, sintetizado en su discurso de las Bienaventuranzas. Estamos ante un mensaje revolucionario y que buscaba la felicidad del género humano en los tiempos históricos, no en el futuro espiritual y trascendente que nos espera tras esta vida. Jesús lanzó ese mensaje hace más de dos mil años.

La Iglesia acompaña a Jesús resucitado durante un periodo de tiempo igual y, sin embargo, no se ha podido completar –con planteamientos reales, cotidianos y fehacientes— las exigencias del Reino de Dios. Y cada vez que pasa el tiempo, parece como si estuviéramos más lejos de esa meta. El culto al dinero está en medio de nosotros y ese el único combustible eficaz que mueve a la gente. Insolidaridad, egoísmo, envidias, celos, violencia, opresión son moneda de uno corriente hoy. Y todo ello está producido por las ansias de poder y de dinero.

¿HABRÁ FE CUANDO VUELVA JESÚS?

Una de las frases más enigmáticas que pronunció Cristo fue aquella en la que pregunta que si cuando vuelva existirá fe en la Tierra. Y esperamos que no se constituya en profecía. Pero cada vez hay más divergencia entre lo que deseamos los cristianos y lo que es la “vida en la tierra”. Ni siquiera el gran mandato del amor ha sido establecido. Y es una preocupación evidente. No podemos tener unas convicciones personales que sólo sirven para hablar de ellas en el interior del templo. Ni tampoco de trata de establecer por decreto –como en tiempos anteriores— ciertas obligaciones que podrían ser exponentes de ese Reino de Dios. Pero hemos de salir a la calle y cambiar el mundo, porque si no seríamos unos locos, unos esquizofrénicos con la personalidad dividida.

LUCHAR POR EL REINO

Decíamos pues que esta edición de Betania está totalmente impregnada por las Bienaventuranzas. Ojalá dicha impregnación sirva a muchos para mojarse, para comprometerse, con una vida que coincidente con el mensaje de Cristo. Y que no se quede en argumentos interesantes para solo ser pronunciados y escuchados durante la celebración de la Eucaristía de este domingo. Salgamos a la calle a la luchar por la justicia, por el amor, por el mensaje de Cristo que sirve para inaugurar el Reino de Dios en la tierra. El editor también refleja este tema en su Carta.

 

2.- SOLIDARIDAD CON LOS ENFERMOS

La festividad de la Virgen de Lourdes es siempre la Jornada por los Enfermos. Es una obra pontificia que ya tiene unos cuantos años y viene a celebrarse en el día de la semana en que cae esta bella celebración mariana: así, el pasado lunes este año.

LA SEÑORA DEL GAVE

Ciertamente al asumir la jornada de los enfermos pues es un recuerdo para la Señora del Gave, ya que de todos es sabido la especial dedicación que la devoción por la Virgen de Lourdes tiene para con la curación de enfermos. Julia Merodio ya hablaba en nuestro numero pasado de esta celebración y mantenemos su artículo en esta semana. Y es que hasta el próximo 6 de Mayo en que celebraremos la Pascua del Enfermo seguiremos ocupados en orar por quienes sufren la enfermedad

No hemos de descuidar ninguna de estas celebraciones y hacer todo lo posible para facilitar la ya difícil vida de quienes sufren enfermedad. Las ayudas materiales, afectivas, espirituales son muy importante. Y esos apoyos no deben ser exclusivos para las personas enfermas, también para sus familiares que sufren con los enfermos los problemas de las diferentes dolencias.

ENFERMEDADES TERRIBLES

Hay enfermedades terribles en África, también, en países que no pueden sufragar los costosísimos tratamientos antivirales que neutralizan los avances degenerativos de muchas enfermedades. Pero no podemos dejar de citar –y son solo ejemplos, ya que todas las enfermedades son terribles— el cáncer y el sufrimiento provocado por el mal de Alzheimer.

Hemos de rezar por los enfermos y por las personas que las cuidan, sin olvidar a los profesionales de la sanidad que tan duro trabajan para curar o, al menos, para hacer la vida menos dura a los enfermos. Betania quiere pedir, hoy, a sus lectores oraciones insistentes y duraderas contra los males y estragos de la enfermedad. Que Nuestra Señora de Lourdes nos ayude a todos y que su Hijo, Jesús de Nazaret, que conoció, de manera total, el sufrimiento humano, ayude a todos a soportar los males y a confiar en la llegada de los bienes.

 

3.- NECESITAMOS APOYO ECONÓMICO…Y MUCHAS ORACIONES

No hemos forzando demasiado la invocación a la generosidad de nuestros lectores, tras los problemas suscitados hace meses. Pero, realmente, la situación económica de Betania sigue siendo muy difícil y no se descarta su desaparición. Con las aportaciones de tiempo atrás –y estamos profundamente agradecidos— pudimos seguir adelante. Pero ahora nuevamente tenemos problemas. Hay que atender a nuevos gastos, algunos los mismos que se resolvieron en aquellos días.

No hay nadie –salvo los lectores y algunos anuncios— que faciliten recursos económicos a nuestra web. La aportación económica del propio Editor es ya imposible y, probablemente, deje de trabajar en Betania pronto. No somos capaces de llevar a cabo un equipo técnico que sustituyera al trabajo del Editor. Y aunque hay planes para modificar este aspecto, también en la transición necesitamos ayuda. Y lo que pedimos con el corazón son oraciones por la continuidad de Betania. El Espíritu ha estado siempre de nuestra parte y creemos que así seguirá. Pero hay que pedírselo… Necesitamos también muchas oraciones.


Quienes somos

Betania fue fundada por el periodista laico, Ángel Gómez Escorial, el 1 de diciembre de 1996, como consecuencia de una transformación personal y religiosa. Ha estado siempre publicada a expensas de la empresa periodística Prensa Escorial –también fundada por Gómez Escorial-- sin ninguna otra pertenencia a movimiento alguno o jerarquía de la Iglesia católica. Pero como ha expresado muchas veces Gómez Escorial, su Editor, “Betania quiere ser siempre una hija fiel de la Iglesia Católica”. Entre sus colaboradores hay sacerdotes y laicos, pero son mayoría los sacerdotes, aunque pertenecen a diferentes carismas. Así hay dos agustinos, un miembro del Opus Dei y el resto diocesanos. Los colaboradores laicos son padres y madres de familia y de diferentes profesiones.

Prensa Escorial edita, entre otras cosas, una revista quincenal impresa, especializada en finanzas y banca, BANCA 15, que tiene también una web de periodicidad diaria, www.banca15.com. Nuestras coordenadas son

Betania, Prensa Escorial, SL.

Avenida del Cardenal Herrera Oria, 165, 6º-C, 28034 Madrid, España