V Domingo de Pascua
2 de mayo de 2010

MONICIÓN DE ENTRADA

Buenos días (buenas tardes).Y vaya por delante nuestra más sentida bienvenida a la Eucaristía de este Domingo Quinto de Pascua. Y os habríamos podido decir “nuestra más amorosa bienvenida. Pero no suena y eso que el amor es más que fundamental para un cristiano. Y es que este domingo la palabra de Dios nos habla de amor. Jesús nos hablar de amor. Y muy adecuado que el maestro nos lo recuerde porque vivimos en un momento en que la violencia –terrorismo, guerras, violencia doméstica-- está muy presente en nuestras vidas, con el consiguiente deterioro del amor. Y Jesús, vivo y cercano con nosotros, quiere decirnos hoy una contundente palabra que no podemos eludir: Nos va a decir en que consiste la victoria del amor. Consiste en vivir, trabajar, amar, esforzarse por el bien de los demás; teniendo presente que no podremos alcanzar la paz sin amor. Pidámosle al Señor en esta Eucaristía que nos ayude a cambiar nuestro corazón para que en él tenga cabida el amor…



MONICIONES SOBRE LAS LECTURAS

1.- La primera lectura –del Libro de los Hechos de los Apóstoles--nos muestra, como al llegar las primeras pruebas a los seguidores de Jesús la fe empieza a decaer. Y esta historia vuelve a repetirse en nosotros. Pero los apóstoles alertan a los cristianos --de entonces y a los de hoy-- que el secreto consiste en perseverar.

S.- El Salmo 144 es de los llamados alfabéticos, cuyo contenido procede o está en otros salmos. Es un himno de alabanza. Y eso hemos de hacer nosotros ahora cuando lo proclamemos: alabar al Señor con toda nuestra fuerza.

2.- En el Libro del Apocalipsis --de donde procede la segunda lectura de hoy --nos hace una invitación a la esperanza, asegurándonos que algún día todo será nuevo para gozo del hombre. Y Dios será todo para todos. Y antes habrá enjugado las lágrimas de nuestros ojos.

3.- En el evangelio—del Apóstol Juan-- Cristo es glorificado justamente cuando un amigo sale para entregarlo y revela a los apóstoles una gran recomendación salida de su alma grande: “os doy un mandamiento nuevo, que os améis los unos a los otros como yo os he amado, amaos también entre vosotros”. Gracias Señor, porque en la última cena partiste tu pan y vino en infinitos trozos, para saciar nuestra hambre y nuestra sed...


 

Lectura de Postcomunión

MONICIÓN

Hoy la oración del Padre Leoz para estos momentos nuestros de la Eucaristía es un poco más larga, pero extraordinariamente bella y emotiva. Escuchémosla

 

POR TI, SEÑOR

Amaremos, aún no siendo amados

Y, en medida rebosante y sin cuenta,

colmaremos y calmaremos

los corazones que necesitan paz

las almas que se han tornado en tibias

los pies que se resisten a caminar

los ojos que se han quedado en el vacío

POR TI, SEÑOR

Mantendremos, eternamente nuevo,

el mandamiento que Tú nos dejaste:

amar, sin mirar a quién

amar, sin contar las horas

amar, con corazón y desde el corazón

amar, buscando el bien del contrario

amar, buscándote en el hermano

POR TI, SEÑOR


Exhortación de despedida

Salgamos alegres a la calle y expliquemos a nuestros hermanos que hoy hemos encontrado a Jesús de Nazaret, que nos ha enseñado a amarnos como Él nos amó. Ojalá sepamos encontrar el camino del amor ¡Qué pasemos todos un feliz Día del Señor!


Misa Para Niños de Primera Comunión


Los textos han sido realizados por el grupo de catequistas de la Parroquia de San Francisco de Asís, en El Altet, Elche, Alicante, España. Y esta vez han sido realizados especialmente para la celebración de la Eucaristía con Primeras Comuniones. Se incluyen los textos luturgicos de las Misas de 2 de Mayo y de 7 de Mayo. Y piezas de ofrendas, mensajes de los padres y acción de gracias.


 

MONICIÓN DE ENTRADA

En nombre mío y en el de mis compañeros y compañeras, os digo que hoy estamos muy contentos porque en esta Misa vamos a tomar la Primera Comunión.

También nos alegra que hayáis venido a acompañarnos. Queremos que participéis de esta alegría nuestra, porque vamos a hacer una cosa muy importante, también para vosotros, si nos queréis. Deseamos que hoy y siempre todos podamos sentir la presencia de Jesús en nuestras vidas.

Y también quiero deciros que nos ayudéis, porque queremos ser cada día mejores, pero... somos niños. Ayudadnos, con vuestra oración y con vuestro ejemplo, a vivir como cristianos.

PETICIONES DE PERDÓN

1. Por las veces que no hemos obrado como hijos tuyos, por esas veces que nos hemos peleado e insultado. SEÑOR, TEN PIEDAD

2. Por las veces que hemos podido hacer el bien y lo hemos desaprovechado, por las veces que hemos mentido, hablado mal o perdido el tiempo. CRISTO, TEN PIEDAD

3. Por las veces que hemos desobedecido a nuestros padres, maestros y catequistas. SEÑOR, TEN PIEDAD

 

LECTURAS DIA 2 DE MAYO

Monición a la 1ª Lectura

El libro de los Hechos de los Apóstoles nos cuenta como fue creciendo la primera Iglesia después de la resurrección de Jesús y en esta lectura que vamos a escuchar tenemos un ejemplo, ya que Pablo y Bernabé recorrieron muchos pueblos anunciando a todos esta Buena Noticia.

1ª Lectura

Lectura del Libro de los Hechos de los apóstoles

En aquellos días, Pablo y Bernabé volvieron a Listra, a Iconio y a Antioquía, animando a los discípulos y exhortándolos a perseverar en la fe, diciéndoles que hay que pasar mucho para entrar en el reino de Dios. En cada Iglesia designaban presbíteros, oraban, ayunaban y los encomendaban al Señor, en quien habían creído. Atravesaron Pisidia y llegaron a Panfilia. Predicaron en Perge, bajaron a Atalía y allí se embarcaron para Antioquía, de donde los habían enviado, con la gracia de Dios, a la misión que acababan de cumplir. Al llegar, reunieron a la Iglesia, les contaron lo que Dios había hecho por medio de ellos y cómo había abierto a los gentiles la puerta de la fe.

Palabra de Dios

Salmo Responsorial

R./ Bendeciré tu nombre por siempre jamás, Dios mío, mi rey.

 

El Señor es clemente y misericordioso,

lento a la cólera y rico en piedad;

el Señor es bueno con todos,

es cariñoso con todas sus criaturas.

 

R./ Bendeciré tu nombre por siempre jamás, Dios mío, mi rey.

 

Que todas tus criaturas te den gracias, Señor,

que te bendigan tus fieles;

que proclamen la gloria de tu reinado,

que hablen de tus hazañas.

 

R./ Bendeciré tu nombre por siempre jamás, Dios mío, mi rey.

 

Explicando tus hazañas a los hombres,

la gloria y majestad de tu reinado.

Tu reinado es un reinado perpetuo,

tu gobierno va de edad en edad.

 

R./ Bendeciré tu nombre por siempre jamás, Dios mío, mi rey.

 

Monición a la 2ª Lectura

Jesús quiere que construyamos un mundo en el que las relaciones entre nosotros se basen en el amor, como él nos lo enseñó. Son el “cielo nuevo” y la “tierra nueva” de la que nos habla esta lectura. Escuchemos su mensaje con atención.

2ª Lectura

Lectura del libro del Apocalipsis

Yo, Juan, vi un cielo nuevo y una tierra nueva, porque el primer cielo y la primera tierra han pasado, y el mar ya no existe. Y vi la ciudad santa, la nueva Jerusalén, que descendía del cielo, enviada por Dios, arreglada como una novia que se adorna para su esposo. Y escuché una voz potente que decía desde el trono: —«Ésta es la morada de Dios con los hombres: acampará entre ellos. Ellos serán su pueblo, y Dios estará con ellos y será su Dios. Enjugará las lágrimas de sus ojos. Ya no habrá muerte, ni luto, ni llanto, ni dolor. Porque el primer mundo ha pasado.» Y el que estaba sentado en el trono dijo: —«Todo lo hago nuevo.»

Palabra de Dios


LECTURAS DIA 9 DE MAYO

Monición a la 1ª Lectura

El libro de los Hechos de los Apóstoles nos dice que ser cristiano es una buena noticia, si lo vivimos con alegría y no como una carga. Jesús quiere que seamos felices y que lo seamos juntos, como hermanos, como Iglesia. Escuchemos con atención este mensaje.

1ª Lectura

Lectura del Libro de los Hechos de los apóstoles

En aquellos días, unos que bajaron de Judea se pusieron a enseñar a los hermanos que, si no se circuncidaban conforme a la tradición de Moisés, no podían salvarse. Esto provocó un altercado y una violenta discusión con Pablo y Bernabé; y se decidió que Pablo, Bernabé y algunos más subieran a Jerusalén a consultar a los apóstoles y presbíteros sobre la controversia. Los apóstoles y los presbíteros con toda la Iglesia acordaron entonces elegir algunos de ellos y mandarlos a Antioquía con Pablo y Bernabé. Eligieron a Judas Barsabá y a Silas, miembros eminentes entre los hermanos, y les entregaron esta carta: «Los apóstoles y los presbíteros hermanos saludan a los hermanos de Antioquía, Siria y Cilicia convertidos del paganismo. Nos hemos enterado de que algunos de aquí, sin encargo nuestro, os han alarmado e inquietado con sus palabras. Hemos decidido, por unanimidad, elegir algunos y enviároslos con nuestros queridos Bernabé y Pablo, que han dedicado su vida a la causa de nuestro Señor Jesucristo. En vista de esto, mandamos a Silas y a Judas, que os referirán de palabra lo que sigue: Hemos decidido, el Espíritu Santo y nosotros, no imponeros más cargas que las indispensables: que os abstengáis de carne sacrificada a los ídolos, de sangre, de animales estrangulados y de la fornicación. Haréis bien en apartaros de todo esto. Salud.»

Palabra de Dios

Salmo Responsorial

R./ Oh Dios, que te alaben los pueblos, que todos los pueblos te alaben.

 

El Señor tenga piedad y nos bendiga,

ilumine su rostro sobre nosotros;

conozca la tierra tus caminos,

todos los pueblos tu salvación.

R./ Oh Dios, que te alaben los pueblos, que todos los pueblos te alaben.

Que canten de alegría las naciones,

porque riges el mundo con justicia,

riges los pueblos con rectitud

y gobiernas las naciones de la tierra.

R./ Oh Dios, que te alaben los pueblos, que todos los pueblos te alaben.

Oh Dios, que te alaben los pueblos,

que todos los pueblos te alaben.

Que Dios nos bendiga;

que le teman hasta los confines del orbe.

R./ Oh Dios, que te alaben los pueblos, que todos los pueblos te alaben.

 

Monición a la 2ª Lectura

Dios quiere estar en los corazones de todas las personas, siempre que le queramos recibir. Él es nuestra fuerza, nuestra “muralla”, y nos regala su paz y su Espíritu Santo. Esto es lo que nos transmite siempre la Palabra de Dios. Vamos a escucharla con atención.

2ª Lectura

Lectura del libro del Apocalipsis

El ángel me transportó en éxtasis a un monte altísimo, y me enseñó la ciudad santa, Jerusalén, que bajaba del cielo, enviada por Dios, trayendo la gloria de Dios. Brillaba como una piedra preciosa, como jaspe traslúcido. Tenía una muralla grande y alta y doce puertas custodiadas por doce ángeles, con doce nombres grabados: los nombres de las tribus de Israel. A oriente tres puertas, al norte tres puertas, al sur tres puertas, y a occidente tres puertas. La muralla tenía doce basamentos que llevaban doce nombres: los nombres de los apóstoles del Cordero. Santuario no vi ninguno, porque es su santuario el Señor Dios todopoderoso y el Cordero. La ciudad no necesita sol ni luna que la alumbre, porque la gloria de Dios la ilumina y su lámpara es el Cordero.

Palabra de Dios

 

PETICIONES

1. IGLESIA

Por el Papa, por nuestro obispo, por los sacerdotes de nuestra parroquia, para que, como buenos pastores, nos guíen siempre por el camino del verdadero amor, del que nos habla Jesús en el Evangelio. Roguemos al Señor.

2. CATEQUISTAS

Por los catequistas y todos los que nos han ayudado a crecer en la fe, para que sigan haciendo su labor con fidelidad y amor. Roguemos al Señor.

3. PADRES

Para que nuestros padres y familiares sepan ayudarnos a ser cada vez más cristianos, siendo ejemplo para nosotros. Roguemos al Señor.

4. NIÑOS

Por todos los niños que tomamos hoy la Primera Comunión, para que nos sintamos siempre amigos de Jesús y no olvidemos que para que esa amistad continúe tenemos que seguir recibiéndole en muchas más Comuniones. Roguemos al Señor.

5 .POBREZA

Por todas las familias que están sufriendo la crisis económica, para que seamos solidarios y generosos con todos ellos y les ayudemos en lo que esté a nuestro alcance. Roguemos al Señor.

6. NO CREYENTES

Por los que no te conocen, para que puedan tener la suerte que hemos tenido nosotros de ser tus amigos. Roguemos al Señor.

 

OFRENDAS

Hasta este momento, en la celebración, hemos escuchado la Palabra de Dios y hemos orado por todas las personas. Ahora vamos a preparar la Mesa. Esta Mesa será así el símbolo de la gran Mesa del mundo, en la que Dios quiere que se puedan sentar todos los hombres y mujeres.

1. OFRENDA DEL PAN

El pan que vamos a presentar será para nosotros el Pan de Dios que alimenta nuestra fe. Que sepamos compartir lo que tenemos con los más necesitados, para que a ellos no les falte el alimento necesario.

2. OFRENDA DEL VINO

Ofrecemos ahora el vino, que será pronto la sangre de Jesús. Queremos que sea para nosotros y para todos símbolo de amor y de alegría.

3. OFRENDA DEL AGUA

El agua es fuente de vida y nos recuerda aquella con la que nos bautizaron, cuando Dios nos dio su vida y nos hizo hijos suyos. Que sepamos conservarla limpia para que sea capaz de seguir dando vida.

4. OFRENDA DEL LIBRO

Con este libro hemos trabajado para conocer más a Jesús. Pero a Él lo encontramos también en los demás, cuando los miramos como hermanos.

5. OFRENDA DE LAS FLORES

Las flores necesitan tierra bien cultivada y abonada. Hoy las presentamos como adorno de esta Mesa, igual que adornan la tierra que Dios ha creado. Son el signo de nuestra alegría y de que estamos de fiesta. Que sepamos cuidar del planeta para que siga siempre hermoso.

6 .OFRENDA DEL JUGUETE

A los niños nos gusta mucho jugar, y así aprendemos a vivir con alegría. Este juguete es lo que nosotros aportamos: nuestra ilusión y nuestra sonrisa.

7. OFRENDA ECONÓMICA (padres)

Nosotros, los padres de estos niños y niñas que hoy te reciben por primera vez, Jesús, te ofrecemos estos donativos, fruto de nuestro esfuerzo y trabajo, para ayudar a las necesidades de nuestra Parroquia.

 

MENSAJE DE LOS PADRES

Quisiera hablar representando a los padres y las madres, de estos niños que acaban de recibir por primera vez la Comunión. No es fácil porque somos muchos y seguro que no siempre pensamos igual, pero creo que es importante que en este día intente sintetizar mis propios pensamientos creyendo hacerme eco de lo que pensamos la mayoría. Este acto que acabamos de vivir, supone una mayoría de edad para nuestros hijos en la familia cristiana de la que formamos parte.

Pero no es una situación en la que ellos vayan a vivir cómodos. Ser cristianos no les va a resultar fácil, tomarse en serio la fe y la Eucaristía no va a ser sencillo para ellos. Las palabras “compartir”, “solidaridad”, “amistad desinteresada”... incluso “Dios” no siempre suenan bien en los ambientes en los que van a tener que vivir, en ocasiones son palabras muy mal acogidas. Les va a costar ser cristianos, necesitarán que les ayudemos. Su primera Comunión es un compromiso para todos nosotros, que tendremos también que disponernos a creer en lo que aquí acabamos de realizar, y en todo aquello que durante tres años nuestros hijos han aprendido. Así pues, este momento es para todos nosotros un momento de oración, para que tengamos ánimo y valor para seguir educando a nuestros hijos en la fe.

 

ACCIÓN DE GRACIAS

Pero amigas y amigos, es también un momento emocionante de acción de gracias, por nuestros hijos en primer lugar, se los debemos a Dios; también por la vida que nos ha regalado y por tanto que nos da cada día; por la fe que todos tenemos y que ellos han heredado; por los sacramentos que han recibido, sobre todo por esta Eucaristía de hoy. Porque todo esto llena nuestra vida de sentido, y nos da razones para volver mañana a nuestro trabajo diario, a nuestros sudores y esfuerzos, a nuestras búsquedas y a mantener la ilusión por vivir. Y es que Dios mismo se ha acercado hoy a ellos principalmente, pero también a nosotros.

Así pues, ahora y en silencio, cada uno de nosotros demos gracias a Dios por todo esto y por lo que llevamos en nuestro corazón.

 

MONICIÓN DE DESPEDIDA

Hemos terminado esta Misa de nuestra primera Comunión. Os damos las gracias por habernos acogido tan bien.

A partir de ahora vamos a necesitar más que nunca vuestro ejemplo para ser cada vez mejores.

La verdadera señal de que hemos comulgado no será que nos vean salir de este templo, sino que nos amamos. Por favor, ayudadnos.