XII Domingo del Tiempo Ordinario
22 de junio de 2008

La oración de los fieles


1.- ESCÚCHANOS SEÑOR, POR TU GRAN BONDAD

2.- QUÉ NOS INUNDE TU LUZ, SEÑOR


PRIMERA

ESCÚCHANOS SEÑOR, POR TU GRAN BONDAD

Repitiendo las palabras del Salmo, dirigimos a Dios nuestra oración pidiendo que nos escuche y nos ayude; que nos responda y se vuelva hacia nosotros. Repetimos:

R.- ESCÚCHANOS SEÑOR, POR TU GRAN BONDAD.

1. – Padre acompaña al Papa Benedicto, a nuestros obispos y a todos aquellos que has llamado para guiar a tu pueblo.

OREMOS

2. – Por los dirigen las naciones, para que descubran la misericordia de Dios y la trasladen a su pueblo y éstos prosperen en paz y armonía.

OREMOS

3. – Por aquellos que sanan el cuerpo para que atiendan con igual cariño las heridas del alma.

OREMOS

4. – Por los pobres, los cautivos, los perseguidos, para que Dios esté con ellos “como fuerte soldado” y vean rodeadas sus vidas de la misericordia divina.

OREMOS

5. – Por aquellos que un día descuidaron el cuidado de su alma, para que encuentren de nuevo la salud y se reincorporen a la luz de Cristo.

OREMOS

6. – Por todos los que participamos en esta eucaristía, para que el Señor nos acompañe en las dificultades del camino y alcancemos la victoria con su ayuda.

OREMOS

Señor, por tu gran bondad, atiende estas súplicas de tu pueblo, acompáñalo y aliméntalo para que pueda dar testimonio de la Salvación que tu nos traes.

Por Jesucristo nuestro Señor.

Amen.


SEGUNDA

QUÉ NOS INUNDE TU LUZ, SEÑOR

Vamos a pedir al Padre que nos haga generosos a la hora de aceptar nuestro compromiso, que nos dé razones sólidas para vivir y una confianza ilimitada en su misericordia.

R.- QUÉ NOS INUNDE TU LUZ, SEÑOR.

1.- Da fortaleza a tu Iglesia, Señor: al Papa, a los obispos, los sacerdotes, a los diáconos, a todos los que has llamado a ser testigos de tu evangelio, para que nunca se olviden la tarea encomendada.

OREMOS.

2.- Te presentamos a todos los pobres: los faltos de pan, de amor, de ternura, de solidaridad; que no nos dé miedo a comprometemos con ellos.

OREMOS.

3.- Ponemos en tus manos a todos nuestros seres queridos que ya están a tu lado, a todos los que han tenido que morir en la pobreza, sin compañía y sobre todo a los que no tienen a nadie que pida por ellos.

OREMOS.

4.- Por las familias, para que enseñen a sus hijos a vivir en el amor, a perdonar, a tolerar, a ser hogares abiertos donde se acoja y se comparta.

OREMOS.

5.- Por los ancianos, los que viven solos, angustiados, perseguidos, por los que sufren malos tratos; para que no nos quedemos indiferentes a tanto dolor.

OREMOS.

6.- Para que cese la violencia, la guerra, la opresión, para que los poderosos entiendan que la paz no se consigue empuñando las armas.

OREMOS.

7.- Por todos nosotros presentes en La Eucaristía y por esa petición que cada uno llevamos dentro y que tanto nos preocupa (se hace un silencio) para que el Señor la transforme en redención y paz.

OREMOS.

Sabemos Padre que siempre nos escuchas, sigue ayudándonos a ser consecuentes, cayendo en la cuenta de que todo lo hemos recibido de tu amor.

Te lo pedimos por Jesucristo, tu Hijo que vive y reina por los siglos de los siglos.

Amén.