Formularios Fijos de Misas, Liturgias y otros actos


Unción Comunitaria

ACERCA TU MANO SEÑOR, DIOS ME ESPERA

Unción Comunitaria

CELEBRACIÓN COMUNITARIA DE LA UNCIÓN

RITOS INICIALES.-

Presentación.-

El Señor se hace presente de muchas maneras a lo largo de nuestra vida. Ahora, en la etapa de la madurez, quiere darnos un abrazo de amistad por medio del Sacramento de la Unción.

Porque sentimos que la vida se nos ha dado, que no nos ha venido por nuestra voluntad, sino que ha sido un regalo amoroso del Padre, venimos hoy a dar las gracias.

Pero la palabra " gracias " tiene un sentido especial cuando vemos que hemos sido objeto de una atención especial a lo largo de nuestra vida.

Un día, tarde o temprano, el Padre nos querrá tener, de nuevo, en sus brazos, como hizo con su hijo Jesús, con su madre María y todos los que han permanecido fieles.

No es fácil aceptar la enfermedad y la muerte, pero el Señor no nos deja solos en esos momentos, sino que por medio del Sacramento de la Unción nos colma de su amor, nos fortalece en las pruebas y cura nuestras heridas.

CANTO:

Saludo al Sacerdote.-

Nos hemos reunido como Comunidad Cristiana para celebrar con los mayores de nuestra familia el Sacramento de la Unción Sagrada y para orar con ellos al Señor. Por eso, nuestro saludo de acogida es: que el Señor, que nos ha dado la vida, nos conforta en la enfermedad y nos espera al final del camino, esté con todos nosotros........

Nos pedimos perdón.-

Sacerdote.-

Comenzamos nuestra celebración pidiendo perdón porque muchas veces nos olvidamos de nuestros mayores y de los enfermos, porque no les ofrecemos el consuelo y la ayuda que necesitan y porque los dejamos a un lado y no contamos con ellos.

Monitor.-

- Tú, que curando a los enfermos nos revelaste el verdadero rostro de Dios, perdónanos porque nos cuesta estar al lado de los que sufren.... Señor, ten piedad.

- Tú, que acogiste a los enfermos, les escuchaste y les curaste sus enfermedades del cuerpo y del alma, perdona nuestros desprecios y falta de atención hacia nuestros mayores..... Cristo, ten piedad.

- Tú, que les integraste a la comunidad y nos confiaste la misión de evangelizar desde la vida, perdónanos porque no sabemos aceptar nuestros pequeños sufrimientos.... Señor, ten piedad.

Bendición del agua y aspersión.-

Monitor.-

Que este agua nos recuerde nuestro propio Bautismo en Cristo, que nos redimió de nuestros pecados.

Oración.-

Señor Dios todopoderoso, que eres la fuente de la vida

y el principio del cuerpo y del Espíritu,

dígnate bendecir este agua que vamos a utilizar con fe

para implorar el perdón de nuestros pecados

y para alcanzar la protección de tu gracia.

Que el agua viva nos sirva siempre de salvación,

para que podamos acercarnos a ti con un corazón limpio.

Por Jesucristo nuestro Señor.

Amen.

(Se hace la aspersión del pueblo, mientras se recita o canta una antífona)

Gloria.-

Oración.-

Señor, dueño de la vida y de la historia,

escucha la oración de quienes

nos hemos reunido en tu nombre:

Protege, conforta, ayuda y sana a nuestros hermanos.

Derrama sobre todos nosotros tu Espíritu Santo

para que nos haga ante el mundo

testigos de tu amor.

Amen.

 

PRIMERA LECTURA.-

Monición.-

A nadie nos gusta sufrir, pero la penas y tristezas son más llevaderas cuando son compartidas. La oración de unos por otros, no sólo aumenta la unión con Dios, sino la solidaridad con todos los que sufren.

Lectura de la Carta del Apóstol Santiago.- (Sant 5, 13-16 )

Queridos hermanos:

¿ Sufre alguno de vosotros ? Rece.

¿ Está alegre alguno ? Cante canciones.

¿ Está enfermo alguno de vosotros ? Llame a los Presbíteros de la Iglesia, y que recen sobre él, después de ungirlo con óleo, en el nombre del Señor.

Y la oración de fe salvará al enfermo. Y el Señor lo curará, y si ha cometido pecado, lo perdonará.

Así pues, confesaos los pecados unos a otros, y rezad unos por otros, para que os curéis. Mucho puede hacer la oración del justo.

Palabra de Dios.

ACLAMACIÓN.

Canto:

 " Habla , Señor, que tu hijo escucha.... "

- Señor, enséñame tus caminos,

instrúyeme en tus sendas,

haz que camine con lealtad,

porque tu ternura y misericordia son eternas....

Canto:

- " Habla, Señor, que tu hijo te escucha... "

- El Señor es bueno y recto,

enseña el camino a los pecadores;

hace caminar a los humildes con rectitud,

enseña su camino a los humildes y sencillos....

Canto:

" Habla, Señor, que tu hijo escucha... "

EVANGELIO.-

Monición.-

También Jesús se encontró a lo largo de su vida con gente enferma. Sería interminable leer los pasajes del Evangelio que nos presentan a Jesús sanando enfermos. Vamos a escuchar un breve relato: la curación de la suegra de Pedro.

Lectura del Santo Evangelio según San Marcos- (Mc 1,29-34)

Un día fue Jesús con varios de sus amigos a casa de Pedro, y se encontró con que su suegra estaba en la cama con fiebre.

Jesús se acercó a su lecho, la cogió de la mano y le ayudó a incorporarse.

Enseguida se le pasó la fiebre y se puso a prepararles la comida.

Al anochecer, cuando se puso el sol, le fueron llegando todos los enfermos de la aldea. La población entera se empujaba a la entrada por ver a Jesús.

Aquel día Jesús curó a muchos enfermos que padecían diversas enfermedades.

Y todo el mundo decía que Jesús era un profeta.

Palabra del Señor.

( Breve homilía )

 

RITO DE LA UNCIÓN.-

Presentación.-

Ahora viene el momento más importante del Sacramento de la Unción. Va a tener tres partes:

- La imposición de las manos del Sacerdote sobre la cabeza de los que van a ser ungidos.

- Oración de acción de gracias por el Óleo Sagrado.

- Y la Unción con el Óleo en la frente y en las manos.

Nos preparamos con un espacio de silencio y oración.

Canto- Oración.-

Padre, me pongo en tus manos.

Haz de mi lo que quieras.

Sea lo que sea, te doy las gracias.

Estoy dispuesto a todo.

Lo acepto todo, con tal de que tu voluntad,

se cumpla en mí y en todas tus criaturas.

No deseo más, Padre.

Te confío mi alma.

Te la doy con todo el amor de que soy capaz,

porque te amo y necesito darme,

ponerme en tus manos sin medida,

con una infinita confianza,

porque tú eres mi Padre.

(Canción en la cinta " JESUS ES EL SEÑOR " )

 

IMPOSICIÓN DE LAS MANOS.-

Monición.-

Uno de los gestos más repetidos en la celebración de los Sacramentos es la imposición de las manos. Este rito significa perdón, bendición, transmisión de fuerza, de algo invisible....

Con este gesto pedimos que el Espíritu Santo descienda al corazón de cada uno de nuestros hermanos que van a recibir el Sacramento de la Unción.

Cuando el Sacerdote impone las manos sobre la cabeza, está transmitiendo la fuerza salvadora de Cristo sobre su creyente que necesita, de modo particular, su apoyo y su gracia.

(Imposición de manos. Música de fondo)

ACCIÓN DE GRACIAS POR EL ÓLEO

Monición.-

A lo largo de nuestra vida el buen Dios ha ido dejando caer sobre nosotros la lluvia benéfica de su gracia y amor. Aunque a veces nos ha tocado sufrir, nuestras vidas han percibido el consuelo de que no estamos solos en nuestras luchas y fatigas.

Por ello, y por muchas cosas más, damos las gracias al Señor.

Sacerdote.-

- Bendito seas, Dios todopoderoso.

que por nosotros y por nuestra salvación,

enviaste a tu Hijo al mundo...........

Todos: Bendito seas por siempre, Señor..

- Bendito seas, Dios Hijo Unigénito,

que te has rebajado haciéndote hombre como nosotros,

para curar nuestros males....

Todos: Bendito seas por siempre, Señor..

- Bendito seas, Dios Espíritu Santo Consolador,

que con tu poder fortaleces

la debilidad de nuestros cuerpos.....

Todos: Bendito seas por siempre, Señor..

 

 UNCIÓN CON EL ÓLEO.-

Monición.-

Ahora el Sacerdote va a ungir con el Óleo de los Enfermos la frente y las manos de este grupo de personas mayores de nuestra Comunidad.

Ungir con aceite tiene varias aplicaciones. Lo utilizamos como ungüento que suaviza el dolor de los golpes y quemaduras. También como masaje para los músculos antes y después de un esfuerzo.

El Óleo de la Sagrada Unción es símbolo de fortaleza y de salud; de bienestar y de paz. Por eso lo utilizamos en la Unción de los enfermos.. Cristo nos tranquiliza, nos fortalece y nos sana con la fuerza de su Espíritu.

( Música de fondo, mientras el Sacerdote unge la cabeza y las manos del grupo con la siguiente fórmula )

 

Sacerdote.-

POR ESTA SANTA UNCION,

Y POR SU BONDADOSA MISERICORDIA,

TE AYUDE EL SEÑOR

CON LA GRACIA DEL ESPIRITU SANTO.

AMEN.

 

PARA QUE, LIBRE DE TUS PECADOS,

TE CONCEDA LA SALVACION

Y TE CONFORTE EN LOS MOMENTOS DE ENFERMEDAD.

AMEN.

 

RECITADO:

(Un lector recita pausadamente lo siguiente)

- Oh Espíritu, si tu vienes,

florecerá el desierto como una pradera fértil,

se curarán los males y la muerte

no tendrá la última palabra....

 

- Oh Espíritu, si tu vienes,

se alimentarán los pobres de tierno pan,

se habrá acabado el desprecio y florecerá la paz.....

 

- Oh Espíritu, si tu vienes,

será fecunda la tierra, reirán todos los niños,

saltarán los cojos y hasta los mudos gritarán.....

- Ven Espíritu Divino, llénanos de tu Amor y de tu Paz....

 

ORACIÓN UNIVERSAL.-

Sacerdote.-

Unidos a María, salud de los enfermos y consuelo de los afligidos, oremos a su Hijo por nuestros hermanos que han recibido la Santa Unción y por todos nosotros.

Monitor.-

- Te pedimos, Señor, por nuestros abuelos y abuelas, para que vivan contentos entre nosotros y, entre todos, les hagamos muy felices.... Roguemos al Señor.

- Te pedimos, Señor, por los enfermos y mayores de nuestra Comunidad y de todo el mundo, en especial por los que más sufren, porque tienen que soportar solos su enfermedad.... Roguemos al Señor.

- Te pedimos, Señor, por todos los jóvenes que dan testimonio de su fe entregándose de corazón a los demás, sobre todo a los más marginados..... Roguemos al Señor.

- Te pedimos, Señor, por todos nosotros, y por los demás hombres y mujeres de la tierra, danos tu luz y tu fuerza para unir nuestras manos en favor de los demás necesitados.... Roguemos al Señor.

 

ORACIÓN.-

Padre Santo, que en el camino de la Iglesia,

peregrina sobre la tierra,

pusiste la señal luminosa que es la Virgen María,

fortalece por su intercesión nuestra fe, y reaviva nuestra esperanza,

para que ningún obstáculo nos haga desviar

del camino que lleva a la salvación.

Amén.

 

RITO DE OFRENDAS.-

Monición.-

Nuestras ofrendas de hoy tienen un significado especial. El pan y el vino de la Eucaristía es fruto del esfuerzo de tantos hombres y mujeres que han dedicado su vida a sacarnos a nosotros adelante. Representan sus trabajos y fatigas, sus tristezas y alegrías, los llantos y las risas....

También nosotros queremos hoy, en agradecimiento, ofrecerles algo que simbolice nuestro cariño hacia ellos:

- Unas flores: símbolo de nuestro amor y gratitud.

- Y un pequeño recuerdo de esta celebración: un Crucifijo que simboliza que sólo a través de la entrega total, como Jesús, se puede llegar a la gloria de la Resurrección.

( Se canta mientras se van haciendo las ofrendas )

Canto:

 

ORACIÓN DE OFRENDAS.-

Junto con el pan y el vino,

frutos de la tierra que tú nos has dado,

y del esfuerzo de los hombres y mujeres

que la trabajan y cultivan,

recibe estos símbolos de nuestro cariño y gratitud.

Transfórmalos tú en prendas de vida y salvación.

Amén.

 

PLEGARIA EUCARÍSTICA

- El Señor esté con vosotros....

- Levantemos el corazón....

- Demos gracias al Señor, nuestro Dios....

PREFACIO

Padre, eres grande y admirable.

Eres bueno con todos nosotros.

Te damos las gracias porque no cesas de querernos

y nos cuidas día tras día y noche tras noche.

 

Nos has enviado a tu propio Hijo

para abrirnos a la nueva vida de tu amor.

Él está a nuestro lado para alentarnos en el camino,

para rehacer nuestra vida desde lo más hondo.

 

Por todo eso, te glorificamos

y con los ángeles y santos te alabamos diciendo.....

- Santo, Santo, Santo ......

 

CONSAGRACIÓN

Gracias, Padre,

por enviarnos a tu Hijo Jesús.

Él nos enseñó a amarnos y ayudarnos.

Pero sobre todo nos enseñó

a ser cariñosos con los mayores,

y ayudar a los pobres y necesitados.

 

Te pedimos, Padre, que envíes tu Espíritu

para mantenernos firmes y constantes.

El hará de nosotros una convivencia de hermanos.

 

Jesús nos ofreció esta Comunión

cuando se reunió con sus amigos en la Ultima Cena.

Mientras cenaban, tomó un pan, pronunció una oración,

y se lo repartió, diciendo............

Tomad y comed todos de él ....

 

Y lo mismo hizo con un cáliz con vino.

Dio gracias a su Padre del Cielo,

lo alzó en señal de triunfo,

y se lo pasó de mano en mano, diciendo......

Tomad y bebed todos de él .....

Esta es la señal de nuestra fe.......

 

PRESENCIA

Así pues, Padre, al celebrar ahora

la entrega de tu Hijo por todos nosotros,

te ofrecemos su cuerpo y su sangre,

signos de vida y salvación para nosotros.

También nosotros te ofrecemos nuestras vidas

simbolizadas en la entrega a los hermanos.

 

Jesús sigue vivo hoy en cada uno de nosotros.

Somos su presencia viva en el mundo.

Necesita nuestras manos y nuestros pies

para hacer un mundo solidario,

más fraterno y humano.

 

Ayúdanos con tu Espíritu,

para que seamos defensores

de los más pobres y débiles,

de los pequeños y ancianos.

 

Sólo así, luchando con nuestras fuerzas

durante nuestra peregrinación por esta tierra,

alcanzaremos junto con nuestra madre María

y todos los Santos,

la felicidad plena en tu casa del cielo.

 

Te pedimos por el Papa, los Obispos

y demás pastores de tu Iglesia.

También te pedimos

por los que han recibido hoy

el Sacramento de la Santa Unción

y por todos los hombres y mujeres.

 

Recuerda, también, a nuestros hermanos que han muerto....

Que un día nos podamos reunir con todos ellos

para celebrar la Gran Fiesta del Cielo.

Y ahora, unidos a toda la creación,

te dirigimos nuestra alabanza,

y brindamos con el Pan y con el Vino

que son ya el Cuerpo y la Sangre de Jesús

diciendo con alegría y esperanza ......

- Por Cristo, con Él y en -El...

 

COMPARTIMOS EL PAN.

La Eucaristía pone a nuestro pueblo en comunión. Ya no vive uno para sí mismo, para sus pequeños asuntos, sino que lo comparte todo, incluso al mismo Dios. Por eso, antes de comulgar pedimos al Padre, pan para todos los pobres y la paz para todos los hombres y pueblos de la tierra. Nos cogemos de la mano, y todos juntos nos atrevemos a decir....

- Padre nuestro.....

RITO DE LA PAZ.-

Expresamos ahora nuestros deseos de felicidad para todos. Y nuestro sincero deseo de construir un mundo en paz.

- La paz de Jesús esté con todos nosotros....

- Nos damos, como verdaderos amigos, la paz de Jesús.

(Mientras se canta un canto de paz unos niños reparten entre los que han recibido el Sacramento de la Unción las flores que antes habían ofrecido)

Canto:

COMUNIÓN.-

Y llegó el momento de compartir el Pan y el Vino de Jesús. A Jesús no le vemos, pero Él viene acompañado de una multitud de hermanos pobres, olvidados, marginados, de seres no queridos. Esa es la familia de Jesús. Al recibirle a Él, recibimos a todos ellos.

- Dichosos los invitados a su mesa.

- Señor, no soy digno de que entres en mi casa ........

Canto:

 

ACCIÓN DE GRACIAS.-

(Después de la Comunión se les entrega el Crucifijo y un recordatorio. Mientras se hace, con música de fondo, la acción de gracias.)

- Señor, no permitas que me vuelva pesimista,

que no sea un lastre para los demás.

Conserva mi risa y mi sonrisa,

conserva el sentido del humor.

Haz que haga felices a todos a mi alrededor.

- Señor, hazme un anciano que no olvide la juventud.

Tú, que has programado las estaciones del año,

y las de la vida, hazme un hombre y una mujer

de todas las estaciones, de todos los tiempos,

que siempre de testimonio de tu amor.

 

 DESPEDIDA.-

Agradecimiento.-

(Lo hace uno de los que han recibido la Unción)

Queremos expresaros a todos nuestro agradecimiento por vuestra oración y compañía en esta día tan especial para nosotros.

Nos sentimos muy felices y queremos transmitir esa alegría a los demás de nuestra comunidad.

Nos gustaría vivir siempre con paz y alegría y ser testigos de la Grandeza y el Amor del Señor.

La bendición de Dios todopoderoso...........

Podemos ir en paz.