Descansar en la casa de Betania junto a Jesús, es saborear ese momento Único y privilegiado que te inunda de paz el corazón. Cuántas veces nos hemos planteado lo que nosotros hubiéramos hecho si nos hubiera tocado vivir en tiempo de Jesús; tenemos la seguridad que hubiésemos acudido a todos los lugares donde El descansaba. Pero no hemos caído en la cuenta que esto no es cosa del pasado sino del presente. Esto se repite hoy. Por eso quiero invitarte con esta página a que me acompañes para marchar hacia Betania. Jesús descansa allí, en Betania, con sus amigos se trata de irnos a encontrar con Él; todos estamos invitados.

XXVIII Domingo del Tiempo Ordinario
14 de octubre de 2018

GRUPOS BETANIA DE ORACIÓN Y ACCIÓN
**Textos para los trabajos de liturgia


EXHORTACIÓN PARA ESTA SEMANA

El domingo 28 del Tiempo Ordinario nos habla del agradecimiento. ¡Cuánto daríamos por ver el rostro de Jesús expresando afecto! Eso lo vio el joven rico que se acercó a Él. Pero la enseñanza del evangelio de hoy nos dice que hemos de soltar amarras, no acordarse de los dineros e irse en pos de Jesús. Ojalá nosotros no imitáramos al joven rico y fuésemos tras Jesús sin preguntar…Y, en fin, recordemos que el viernes, día 12 nos hemos reunido para festejar a la Virgen del Pilar. Tengamos hoy también presente dicha advocación de María en nuestros corazones


LA REUNIÓN LITURGICA

ORACIÓN DE ENTRADA.

En el Nombre del Padre, del Hijo y del Espíritu Santo.

Señor Dios Padre nuestro, te pedimos gracia para comprender mejor la Palabra que se transmite en la Eucaristía Dominical. Concédenos la presencia cercana y gratificante del Espíritu Santo. Te lo pedimos por tu Hijo --y Maestro Nuestro--el Señor Jesús.


MONICIÓN SOBRE LAS LECTURAS

1.- En el Libro de la Sabiduría, en su capitulo siete, que es nuestra primera lectura de hoy, se nos tiende una mano: necesitamos la Sabiduría de Dios para mejor seguir su camino. Es un don preciado de Dios que no debemos olvidar ni desaprovechar.

S.- La sabiduría antigua reflejaba que la vida humana es breve y, según el pueblo judío, el pecado la acortaba aún más. El hombre sabio es el que mejor aprovecha el tiempo. Y eso es lo que nos dice el salmo número 89. Su mensaje es actual para todos nosotros, aquí y ahora.

2.- El autor de la Carta a los Hebreos –es nuestra segunda lectura-- realiza una genial descripción del efecto en el hombre de la Palabra de Dios. El breve texto que escuchamos hoy es todo un programa de principios para el pueblo cristiano.

3.- El evangelio de San Marcos que se va a proclamar ahora mismo vemos como el Señor mira con cariño a un joven que quiere seguirle. Las riquezas impedirán a aquel muchacho convertirse en apóstol. Este domingo acompañamos a Jesús ya en el territorio de Judea, acercándose a Jerusalén. Se le siguen acercando aspirantes a discípulos y él les marca las exigencias de ese seguimiento, igual que hace con nosotros, hoy.


LECTURAS

PRIMERA LECTURA

LECTURA DEL LIBRO DE LA SABIDURÍA 7, 7 11

Supliqué y me fue dada la prudencia, invoqué y vino a mí el espíritu de sabiduría.

La preferí a cetros y tronos y a su lado en nada tuve la riqueza.

No la equiparé a la piedra más preciosa, porque todo el oro ante ella es un poco de arena y junto a ella la plata es como el barro.

La quise más que a la salud y la belleza y la preferí a la misma luz, porque su resplandor no tiene ocaso.

Con ella me vinieron todos los bienes juntos, tiene en sus manos riquezas incontables.

Palabra de Dios


SALMO RESPONSORIAL

Salmo 89, 12-13. 14-15. 16-17

R. SÁCIANOS DE TU MISERICORDIA, SEÑOR, Y ESTAREMOS ALEGRES.

 

Enséñanos a calcular nuestros años,

para que adquiramos un corazón sensato.

Vuélvete, Señor, ¿hasta cuándo?

Ten compasión de tus siervos. R.

 

Por la mañana sácianos de tu misericordia,

y toda nuestra vida será alegría y júbilo.

Danos alegría, por los días en que nos afligiste,

por los años en que sufrimos desdichas. R.

 

Que tus siervos vean tu acción,

y sus hijos tu gloria.

Baje a nosotros la bondad del Señor

y haga prósperas las obras de nuestras manos.

Sí, haga prósperas las obras de nuestras manos. R.


SEGUNDA LECTURA

LECTURA DE LA CARTA A LOS HEBREOS 4, 12-13

La palabra de Dios es viva y eficaz, más tajante que espada de doble filo; penetra hasta el punto donde se dividen alma y espíritu, coyunturas y tuétanos; juzga los deseos e intenciones del corazón.

Nada se le oculta; todo está patente y descubierto a los ojos de aquel a quien hemos de rendir cuentas.

Palabra de Dios


ALELUYA Mt 5, 3

Bienaventurados los pobres en el espíritu, porque de ellos es el reino de los cielos.


EVANGELIO

LECTURA DEL SANTO EVANGELIO SEGÚN SAN MARCOS 10, 17-30

En aquel tiempo, cuando salía Jesús al camino, se le acercó uno corriendo, se arrodilló y le preguntó:

«Maestro bueno, ¿qué haré para heredar la vida eterna?».

Jesús le contestó:

«¿Por qué me llamas bueno? No hay nadie bueno más que Dios.Ya sabes los mandamientos: no matarás, no cometerás adulterio, no robarás, no darás falso testimonio, no estafarás, honra a tu padre y a tu madre».

Él replicó:

«Maestro, todo eso lo he cumplido desde mi juventud».

Jesús se quedó mirándolo, lo amó y le dijo:

«Una cosa te falta: anda, vende lo que tienes, dáselo a los pobres, así tendrás un tesoro en el cielo, y luego ven sígueme».

A estas palabras, él frunció el ceño y se marchó triste, porque era muy rico.

Jesús, mirando alrededor, dijo a sus discípulos:

«¡Qué difícil les será entrar en el reino de Dios a los que tienen riquezas!»

Los discípulos quedaron sorprendidos de estas palabras. Peros Jesús añadió:

«Hijos, ¡qué difícil les es entrar en el reino de Dios! Más fácil le es a un camello pasar por el ojo de una aguja, que a un rico entrar en el reino de Dios».

Ellos se espantaron y comentaban:

«Entonces, ¿quién puede salvarse?».

Jesús se les quedó mirando. y les dijo:

«Es imposible para los hombres, no para Dios. Dios lo puede todo».

Pedro se puso a decirle:

«Ya ves que nosotros lo hemos dejado todo y te hemos seguido».

Jesús dijo:

«En verdad os digo que no hay nadie que haya dejado casa, o hermanos o hermanas, o madre o padre, o hijos o tierras, por mí y por el Evangelio, que no reciba ahora, en este tiempo, cien veces más - casas y hermanos y hermanas y madres e hijos y tierras, con persecuciones - y en la edad futura, vida eterna».

Palabra del Señor


COMENTARIO LITÚRGICO

LA RIQUEZA

Por David Llena

“Todo el oro a su lado es un poco de arena”, nos dice el autor del libro de la Sabiduría en relación con ésta. Y el Evangelio nos habla de un joven que prefirió su riqueza a seguir a Cristo, sabiduría del Padre. Y es que como nos dice la segunda lectura, la palabra de Dios juzga los corazones, no la apariencia. El oro, la riqueza es superficialidad, apariencia, engaño. Solo Cristo merece la pena. Cuando seamos conscientes de ello, diremos con el Salmo: “Enséñanos a calcular nuestros años para que adquiramos un corazón sensato.


la oraciÓN DE LOS FIELES

PADRE, DANOS UN CORAZÓN SENSATO

Guiados por los versos del Salmo responsorial, nos acercamos al Padre y le pedimos que nos dé un corazón que sepa discernir su voluntad. Hoy decimos:

R.- PADRE, DANOS UN CORAZÓN SENSATO

1. – Te pedimos por el Papa y sus intenciones, para que guíe a la Iglesia desde una conversión interior al Padre.

OREMOS

2. – Te pedimos por todos los hombres de la tierra, para que sepan discernir en su corazón sus acciones atendiendo a los consejos de Dios.

OREMOS

3. – Te pedimos por todos los que sufren en su cuerpo o en el alma, para que Dios les ayude, fortalezca sus corazones y anime sus voluntades.

OREMOS

4.- Te pedimos por todos aquellos que llamas a tu servicio, para que respondan con generosidad y perseveren en ese seguimiento.

5. – Te pedimos por las familias para que se mantengan firmes en la unidad y el servicio de los unos hacia los otros.

OREMOS

6. – Te pedimos por todos los que nos hemos reunido entorno a la mesa del altar, para que unidos en la Eucaristía crezcamos la fe, perseveremos en la esperanza y vivamos en el amor.

OREMOS

Padre, ayuda a tu pueblo en su caminar por este mundo atendiendo sus necesidades y animando sus corazones. Te lo pedimos por Jesucristo Nuestro Señor.

Amén


LAS PREGUNTAS DEL EDITOR, ÁNGEL GÓMEZ ESCORIAL

A continuación, y en ambiente de gran recogimiento, un buen lector leerá lenta y con buena entonación las siguientes ideas fuerza que servirán para la meditación. Ante cada pregunta se hará un largo silencio para meditar el contenido de la propuesta. Esta semana el Evangelio y las otras lecturas nos ha sugerido lo siguiente:

1. ¿Nos separan las riquezas de Dios? ¿Confraternizamos con el mal dinero y con la explotación de la gente?

2. ¿Somos capaces de librarnos de esa clase de idolatría que es el culto al dinero?

3. Hemos de estar atentos. Es posible que Jesús de Nazaret nos pida que lo dejemos todo para seguirle. Este “dejarlo todo” será muy especial. Tal vez no hay que dejar nada, pero prescindir de todo lo que no es bueno. Lo que no podemos hacer es entristecernos como el joven del Evangelio, porque tenemos demasiados compromisos y muchas cobardías. Hemos de decir que sí a Jesús.

4.- La Carta a la Hebreos habla de la Palabra de Dios de la que, de una forma u otra, estamos encargados de transmitir. Debemos de leer muy despacio el fragmento de la Carta a los Hebreos y obrar en consecuencia, porque “la palabra de Dios juzga los deseos y las intenciones del corazón.


LA MISIÓN

Demos sentido a lo que tenemos –dinero, poder, inteligencia…-- y dediquémoslo a los que más lo necesitan. No olvidemos que muchos hermanos siguen sufriendo los efectos de una crisis económica larga y severa.