Descansar en la casa de Betania junto a Jesús, es saborear ese momento Único y privilegiado que te inunda de paz el corazón. Cuántas veces nos hemos planteado lo que nosotros hubiéramos hecho si nos hubiera tocado vivir en tiempo de Jesús; tenemos la seguridad que hubiésemos acudido a todos los lugares donde El descansaba. Pero no hemos caído en la cuenta que esto no es cosa del pasado sino del presente. Esto se repite hoy. Por eso quiero invitarte con esta página a que me acompañes para marchar hacia Betania. Jesús descansa allí, en Betania, con sus amigos se trata de irnos a encontrar con Él; todos estamos invitados.

II Domingo de Cuaresma
25 de febrero de 2018

GRUPOS BETANIA DE ORACIÓN Y ACCIÓN
**Textos para los trabajos de liturgia


Tomó Jesús a tres de sus discípulos y se los llevó a lo alto de un monte muy alto… La Transfiguración del Señor es un mensaje de esperanza para los apóstoles, que ellos, en ese momento, no supieron comprender. Para nosotros abre nuestra débil esperanza ante los días difícil de la Pasión del Señor. La cuaresma es tiempo de conversión y no hemos de desaprovechar ni un minuto de nuestro tiempo para encontrar ese camino de verdad y de vida. Se trata de no perder la menor oportunidad para santificarnos. Aunque cueste mucho trabajo, aunque sea muy duro…


LA REUNIÓN LITURGICA

ORACIÓN DE ENTRADA.

En el Nombre del Padre, del Hijo y del Espíritu Santo.

Señor Dios Padre nuestro, te pedimos gracia para comprender mejor la Palabra que se transmite en la Eucaristía Dominical. Concédenos la presencia cercana y gratificante del Espíritu Santo. Te lo pedimos por tu Hijo --y Maestro Nuestro--el Señor Jesús.


MONICIÓN SOBRE LAS LECTURAS

1.- La fe de Abrahán era completa, total. Obedecía a Dios por encima de cualquier duda. Es muy fuerte disponerse a sacrificar –a degollar— a su único hijo porque Dios se lo ha mandado. Por Abrahán no puso reparos. Dios –claro está— no iba a permitir ese sacrificio. Era una prueba. Todos vivimos pruebas, algunas muy sencillas o fáciles; otros, mas duras o complicadas. Pero hemos de obedecer a Dios en todo momento porque Él sabe que es lo mejor para nosotros. Esta primera lectura, del capítulo 22 del Génesis, es toda una enseñanza de enorme importancia.

S.- La referencia del Salmo 115 que proclamamos hoy es el Salmo 116 que los judíos utilizaban como uno solo, mientras que la Vulgata y la Biblia griega de “los Setenta” los transformaba en dos. En realidad son distintos según su texto. Pero lo de menos es su construcción literaria original. Lo importante es que tanto nosotros, como los hombres y mujeres que nos precedieron, elevan con los versículos de este salmo la confianza en Dios, en su apoyo y en su justicia. Eso es lo importante.

2.- En el fragmento de la Carta de San Pablo a los romanos –que es nuestra segunda lectura— Pablo corrobora algo que nos después nos va a decir el Evangelio. Dios permitirá la muerte de su Hijo para la salvación de todos. Y el mensaje de esperanza para los Apóstoles es precisamente ese trozo de gloria que verían en lo alto del monte.

3.- San Marcos nos narra con sencilla brillantez el misterio de la Transfiguración del Señor. Fue, sin duda, algo espectacular. Pero por encima de la calidad del prodigio está que Dios quiere mostrar a tres apóstoles que Jesús es su Hijo y que, por tanto, nada deben temer respecto a lo que vendrá después. Es una ayuda a su débil fe. Pero la gloria que vieron se les olvidó pronto. Nuestros propósitos de seguir al Señor también se nos olvidan a pesar de que los recibimos con la cercanía de una luz que nunca se apaga.


LECTURAS

PRIMERA LECTURA

LECTURA DEL LIBRO DEL GÉNESIS 22, 1-2. 9-13. 15-18

En aquellos días, Dios puso a prueba a Abrahán.

Le dijo:

«¡Abrahán!»

Él respondió:

«Aquí estoy».

Dios le dijo:

«Toma a tu hijo único, al que amas, a Isaac, y vete a la tierra de Moria y ofrécemelo allí en holocausto en uno de los montes que yo te indicaré»

Cuando llegaron al sitio que le había dicho Dios, Abrahán levantó allí el altar y apiló la leña.

Entonces Abrahán alargó la mano y tomó el cuchillo para degollar a su hijo.

Pero el ángel del Señor le gritó desde el cielo:

«¡Abrahán, Abrahán!»

Él contestó:

«Aquí estoy».

El ángel le ordenó:

«No alargues la mano contra el muchacho ni le hagas nada. Ahora he comprobado que temes a Dios, porque no te has reservado a tu hijo, a tu único hijo».

Abrahán levantó los ojos y vio un carnero enredado por los cuernos en la maleza. Se acercó, tomó el carnero y lo ofreció en holocausto en lugar de su hijo.

El ángel del Señor llamó a Abrahán por segunda vez desde el cielo:

-«Juro por mí mismo, oráculo del Señor: por haber hecho esto, por no haberle reservado tu hijo, tu hijo único, te colmaré de bendiciones y multiplicaré a tus descendientes como las estrellas del cielo y como la arena de la playa. Tus descendientes conquistarán las puertas de sus enemigos. Todas las naciones de la tierra se bendecirán con tu descendencia, porque has escuchado mi voz».

Palabra de Dios.


SALMO RESPONSORIAL

Salmo 115, 10 y 15. 16-17. 18-19

R. CAMINARÉ EN PRESENCIA DEL SEÑOR EN EL PAÍS DE LOS VIVOS

 

Tenía fe, aun cuando dije:

«¡Qué desgraciado soy!»

Mucho le cuesta al Señor

la muerte de sus fieles. R.

 

Señor, yo soy tu siervo,

siervo tuyo, hijo de tu esclava:

rompiste mis cadenas.

Te ofreceré un sacrificio de alabanza,

invocando el nombre del Señor. R.

 

Cumpliré al Señor mis votos

en presencia de todo el pueblo,

en el atrio de la casa del Señor,

en medio de ti, Jerusalén. R.


SEGUNDA LECTURA

LECTURA DE LA CARTA DEL APÓSTOL SAN PABLO A LOS ROMANOS 8, 31b-34

Hermanos:

Si Dios está con nosotros, ¿quién estará contra nosotros?

El que no se reservó a su propio Hijo, sino que lo entregó por todos nosotros, ¿cómo no nos dará todo con él? ¿Quién acusará a los elegidos de Dios? Dios, el que justifica ¿Quién condenará? ¿Acaso Cristo Jesús, que murió, más todavía, resucitó y está a la derecha de Dios, y que además intercede por nosotros?

Palabra de Dios.


ACLAMACIÓN Lc 9,35

En el esplendor de la nube se oyó la voz del Padre: «Este es mi Hijo, el Elegido, escuchadlo».


EVANGELIO

LECTURA DEL SANTO EVANGELIO SEGÚN SAN MARCOS 9, 2-10

En aquel tiempo, Jesús tomó consigo a Pedro, a Santiago y a Juan, subió aparte con ellos solos a un monte alto, y se transfiguró delante de ellos. Sus vestidos se volvieron de un blanco deslumbrador, como no puede dejarlos ningún batanero del mundo.

Se les aparecieron Elías y Moisés, conversando con Jesús.

Entonces Pedro tomó la palabra y le dijo a Jesús:

«Maestro, ¡qué bueno es que estemos aquí! Vamos a hacer tres tiendas, una para ti, otra para Moisés y otra para Elías».

No sabía qué decir, pues estaban asustados.

Se formó una nube que los cubrió, y salió una voz de la nube:

«Este es mi Hijo, el amado; escuchadlo».

De pronto, al mirar alrededor, no vieron a nadie más que a Jesús, solo con ellos.

Cuando bajaban del monte, les ordenó que contasen a nadie lo que habían visto hasta que el Hijo del hombre resucitara de entre los muertos.

Esto se les quedó grabado, y discutían qué quería decir aquello de resucitar de entre los muertos.

Palabra del Señor


COMENTARIO LITÚRGICO

CRISTO MUESTRA SU GLORIA

Por David Llena

La Iglesia con su pedagogía, imitando la actitud de Jesús, nos propone el ejemplo de Abraham que no dudó un segundo de la promesa de Dios, a pesar de que los acontecimientos no eran muy halagüeños, y, por otro lado, también nos ofrece el episodio de la Trasfiguración en la que el mismo Cristo muestra su Gloria para animar a los discípulos en la Pasión que se avecina. Así la Iglesia quiere animar a todo aquel que emprende el camino cuaresmal mostrando que, a pesar de los sufrimientos que podamos pasar, Dios está con nosotros hasta el final para que resucitemos para Él en el último día.


LA ORACIÓN DE LOS FIELES

SEÑOR, AUMENTA NUESTRA FE

Hoy que la Iglesia nos presenta el modelo de Abraham, padre de la fe, pedimos al Padre que nos parezcamos al que creyó contra toda esperanza y le pedimos:

R.- SEÑOR, AUMENTA NUESTRA FE.

1. – Por la Iglesia que sea luz para el mundo en este camino que hemos comenzado, con su ejemplo de ayuno, limosna y oración.

OREMOS

2. – Por todos los líderes del mundo, para que busquen el bien común de todos los hombres y no se dejen llevar por intereses particulares.

OREMOS

3. – Por los que viven alejados de la Iglesia y sienten la falta de Cristo en su vida, para que ayudados por la contemplación de la Gloria de Dios, se acerquen a la casa que Él fundó.

OREMOS

4. – Por todos los que en su vida han sentido el desaliento o el cansancio, para que animados por la visión de la Trasfiguración comprendan que la recompensa será grande en la Casa del Padre.

OREMOS

5. – Por los padres de familia, para que sepan educar a sus hijos en el Amor a Dios y el respeto a los demás.

OREMOS

6 – Por todos nosotros para que la visión que hoy nos propone la Iglesia nos ayude a sobrellevar las exigencias propias de la Cuaresma.

OREMOS

Padre, anima a tu pueblo en este caminar cuaresmal atendiendo las necesidades que te presenta confiando en que Tú nunca nos abandonas.

Te lo pedimos por Jesucristo Nuestro Señor.

Amen.


LAS PREGUNTAS DEL EDITOR, ÁNGEL GÓMEZ ESCORIAL

A continuación, y en ambiente de gran recogimiento, un buen lector leerá lenta y con buena entonación las siguientes ideas fuerza que servirán para la meditación. Ante cada pregunta se hará un largo silencio para meditar el contenido de la propuesta. Esta semana el Evangelio y las otras lecturas nos ha sugerido lo siguiente:

1.- Queremos que sea Pablo de Tarso quien nos pregunta esta semana. Sus preguntas son la segunda lectura de hoy, pero merece la pena que nos las hagamos sin rodeos: “Si Dios está con nosotros, ¿quién estará contra nosotros? El que no perdonó a su propio Hijo, sino que lo entregó a la muerte por nosotros, ¿cómo no nos dará todo con Él? ¿Quién acusará a los elegidos de Dios? Dios es el que justifica, ¿Quién condenará? ¿Será acaso Cristo que murió, más aún, resucitó y está a la derecha de Dios, y que intercede por nosotros?”

2.- Parece que Dios no nos va a pedir que sacrifiquemos a nuestros hijos como Abrahán. ¿Es así? Pues no del todo. Dios exige, como amor, pero exige. Más no valdría, muchas veces, no regatear la entrega a Dios y ser capaces de dar el primer paso… Lo demás, fácilmente, se nos dará por añadidura.

3.- Seamos sinceros y sinceras. ¿Aunque alguna vez nos ha llegado la voz del ángel del Señor queriendo parar nuestra mano en aquello que nos parecía muy religioso y no lo era tanto? No nos falta la tutela de Dios y la inspiración de los ángeles, lo que nos sobre es soberbia que tapa esos mensajes. Debemos de afinar el oído del alma para mejor escuchar al Señor.

4.- Jesús quiso que tres apóstoles tuvieran fuerzas para resistir la desbandada de la Pasión. Luego no fue así. Pero allí, en lo alto del monte, había mucha gloria y los amigos de Jesús la olvidaron. Hemos de no olvidar las muestras luminosas de generosidad de Dios con nosotros. Estas se producen todos los días. Hemos de tener los ojos muy abiertos y el corazón dispuesto a crecer en la compañía del Señor Jesús.


LA MISIÓN

La crisis no ha pasado. Hay muchos hermanos nuestros –algunos muy cercanos en los social y en lo geográfico— que necesitan de nuestro apoyo económico y social. Necesitan de nuestro afecto y de toda la ayuda posible…