XII Domingo del Tiempo Ordinario
25 de junio de 2017

Plegarias


 

ANTÍFONA DE ENTRADA Salmo 27, 8-9

El Señor es fuerza para su pueblo, apoyo y salvación para su ungido. Salva tu pueblo y bendice tu heredad, sé su pastor y llévalos siempre

ACTO PENITENCIAL

Jesús, Hijo de Dios, tú que nos pides valentía frente al mundo, perdona nuestra cobardía.

Señor Ten Piedad

Jesús, Hijo de Dios, tú que nos recomiendas que no tengamos miedo, disculpa nuestro proceder continuo de tener miedo al miedo.

Cristo ten Piedad

Jesús, Hijo de Dios, tú que nos dices que todo se sabrá un día, perdona nuestros pecados de ocultación e hipocresía.

Señor Ten Piedad.

ORACIÓN COLECTA

Concédenos vivir siempre, Señor, en el amor y respeto a tu santo nombre, porque jamás dejas de dirigir a quienes estableces en el sólido fundamento de tu amor.

Por Nuestro Señor Jesucristo.

ORACIÓN SOBRE LAS OFRENDAS

Te rogamos, Señor, que aceptes estas ofrendas de pan y vino y que ellas, por la Fuerza de tu Espíritu, se transformen en el gran milagro de nuestra Fe: en el Cuerpo y Sangre de tu Amado Hijo. Consérvanos, Señor, en la observancia y recepción de este Sacramento que nos lleva a la Vida Eterna

Por Nuestro Señor Jesucristo

PLEGARIA EUCARISTICA

 

Jesús, que nuestra comunidad, sea de aquellos que arriesgan en su vida.

La vida sólo merece la pena si es para entregarla a los demás.

No permitas que nos cierre el orgullo, el dinero,

la fama, el egoísmo, la guerra, el miedo, los ídolos de barro.

 

Haznos salir de la falta de compromiso y ser capaces de confiar en ti.

Haznos disponibles para luchar contra la injusticia,

y fiados de tu amor luchar por un mundo más justo.

Que nuestra vida sea un espacio de encuentro,

de relación y posibilidades para todos.

 

Tenemos que reconocer,

cuantas veces nos olvidamos de ti y de los hermanos.

Pero sabemos que tú eres la palabra plena,

la vida que se entrega y el amor auténtico.

Por eso con todas las personas buenas del mundo entero, te decimos.

SANTO, SANTO, SANTO

ANTÍFONA DE COMUNIÓN Jn 10, 11-15

Yo soy el Buen Pastor, yo doy mi vida por las ovejas— dice el Señor.

ORACIÓN DESPUÉS DE LA COMUNIÓN

Renovados con el Cuerpo y Sangre de tu Hijo, imploramos de tu bondad, Señor, que cuanto celebramos en cada Eucaristía sea para nosotros prenda de salvación.

Por Jesucristo Nuestro Señor.