Domingo de Pentecost├ęs
20 de mayo de 2018

Plegarias


 

ANTÍFONA DE ENTRADA Sab, 1, 7

El Espíritu del Señor llena la tierra y, como da consistencia al universo, no ignora ningun sonido. Aleluya

ACTO PENITENCIAL

Jesús, Hermano y Maestro, Tú que nos anuncias la llegada del Espíritu, perdona nuestra falta de fe.

Señor Te Piedad

Jesús, Amigo y Guía, Tú que nos muestras que el Paráclito nos lo enseña todo, perdona nuestro pecado de ignorancia consentida.

Cristo Ten Piedad

Jesús, Esposo y Dios, Tú que sentado a la Derecha del Padre, nos envías el Santo Espíritu de Dios, perdona nuestras continuas faltas de amor.

Señor Ten Piedad

ORACIÓN COLECTA

Oh Dios que por el misterio de Pentecostés santificas a tu Iglesia, extendida por todas las naciones; derrama los dones de tu Espíritu sobre todos los confines de la tierra y no dejes de realizar hoy, en el corazón de los fieles, aquellas mismas maravillas que obraste en los comienzos de la predicación evangélica.

Por Nuestro Señor Jesucristo

ORACIÓN SOBRE LAS OFRENDAS

Te imploramos, Señor, Dios de los Astros y Padre de la creación, que la enseñanza del Espíritu Santo nos haga comprender la maravilla del milagro de la presencia total e indudable de tu Hijo Único en el Santísimo Sacramento de este altar.

Por Nuestro Señor Jesucristo

PLEGARÍA EUCARÍSTICA

El Señor esté con vosotros

Levantemos el corazón

Demos gracias a Nuestro Dios

 

Es verdad, es justo y necesario

que todas las criaturas, en el cielo y en la tierra,

se unan en alabanza,

Dios todo poderoso y eterno,

por Jesucristo, tu Hijo,

Señor del Universo.

 

El cual,

habiendo entrado una vez para siempre

en el santuario del cielo,

ahora intercede por nosotros,

como mediador que asegura

la perenne efusión del Espíritu.

 

Pastor y obispo de nuestras almas,

nos invita a la plegaria unánime,

a ejemplo de María y los Apóstoles,

en la espera de un nuevo Pentecostés.

 

Por este misterio de santificación y de amor,

Unidos a los ángeles y a los santos,

Cantamos sin cesar el himno de tu gloria.

 

SANTO, SANTO, SANTO

 

ANTÍFONA DE COMUNIÓN Hechos 2, 411

Se llenaron del Espíritu Santo y cada uno hablaba de las maravillas de Dios.

ORACIÓN DESPUÉS DE LA COMUNIÓN

Te damos gracias, Oh Dios Todopoderoso, por esa sabiduría misteriosa comunicada por el Espíritu que nos ayuda a comprender la grandeza inefable del sacramento que acabamos de recibir, el cual es, para todos nosotros, anticipo de eternidad.

Por Jesucristo Nuestro Señor.