www.Betania.es


IV Domingo del Tiempo Ordinario
1 de febrero de 2015

La oración de los fieles


1.- SEÑOR, ABRE NUESTRO CORAZÓN A TU VOZ

2.- CÚRANOS, SEÑOR


PRIMERA

SEÑOR, ABRE NUESTRO CORAZÓN A TU VOZ

Pongamos nuestro corazón en la sintonía de Dios para poder escuchar su voz, y abramos el corazón a su Palabra y a sus enseñanzas. Hoy repetimos:

R.- SEÑOR, ABRE NUESTRO CORAZÓN A TU VOZ.

1.- Por la Iglesia portadora de las gracias recibidas tras la Resurrección, y portavoz del Evangelio que nos lleva a la Casa del Padre.

OREMOS

2.- Por los pueblos de la tierra, por todos los habitantes y sus gobernantes para que sean receptivos a las acciones del Espíritu Santo.

OREMOS

3.- Por los que viven solos, los enfermos, los marginados. Por los emigrantes y desplazados, por los que viven países de conflicto, por los cristianos que mueren por defender su fe.

OREMOS

4.- Por los que se han alejado de la Iglesia, o aquellos que no la conocen. Por los que son indiferentes a las invitaciones de Cristo a trabajar en su Reino.

OREMOS

5.- Por las familias, y matrimonios cristianos. Por los esposos, por los padres y los hijos, y especialmente por aquellos hogares que atraviesan dificultades.

OREMOS

6.- Por nosotros, por nuestros amigos y bienhechores, por nuestros familiares y compañeros, especialmente por aquellos que ya partieron a la Casa del Padre.

OREMOS

Padre con gran fervor, tu pueblo te presenta estas necesidades, no dejes de atender con generosidad lo que tu Iglesia te suplica.

Por Jesucristo Nuestro Señor.

Amén.


SEGUNDA

CÚRANOS, SEÑOR

Señor, al igual que tu Hijo sanó a aquel hombre en la sinagoga de Cafarnaún, nosotros te pedimos que tu amor y bondad nos sirva para ser curados de todo el mal físico y espiritual que nos afecta.

Y respondemos:

R.- CÚRANOS, SEÑOR

1.- Por el Papa Francisco para sirva a la Iglesia a él confiada con amor, autoridad y entrega total.

OREMOS

2.- Por todos los miembros de la Iglesia –obispos, sacerdotes, diáconos, consagrados, religiosos, religiosas y laicos—para que sepan ver en la enseñanza de Jesús un camino de total liberación. Y lo transmitan a los hermanos

OREMOS

3.- Por los gobernantes, y por todos aquellos con responsabilidades en la economía, para que trabajen para evitar la crisis económica y la pobreza debida al abuso económico.

OREMOS

4.- Por los enfermos, especialmente, hoy, por aquellos que sufren en la mente y en el espíritu, para que el Señor Jesús los cure y todos los hermanos les atiendan con entrega y amor.

OREMOS

5.- Por todos nosotros, presentes en la Eucaristía, para que sepamos apreciar, día a día, la enseñanza de Jesús, que da forma y fondo a nuestras vidas.

OREMOS

Concédenos, Padre, estas peticiones que te hacemos con fe, esperanza y amor.

Por Jesucristo Nuestro Señor

Amén.