www.Betania.es

XVII Domingo del Tiempo Ordinario
30 de julio de 2017

La oración de los fieles


 

1.- DANOS, SEÑOR, UN CORAZÓN DÓCIL

2.- DA A TU PUEBLO UN CORAZÓN DÓCIL


PRIMERA

DANOS, SEÑOR, UN CORAZÓN DÓCIL

Hoy imitando la oración de Salomón, pedimos al Señor, por la necesidades de la Iglesia pidiendo un corazón que sepa discernir el bien del mal. Hoy nuestra plegaria es:

R.- DANOS, SEÑOR, UN CORAZÓN DÓCIL.

1. – Por la Iglesia para que sacerdotes, consagrados y laicos miremos por encima de nuestro egoísmo y sepamos amar el bien y detestar el mal.

OREMOS

2. – Por los gobernantes de la tierra para que, a imitación de Salomón, posean un corazón justo que sepa discernir el bien del mal.

OREMOS

3. – Por todos los que dedican su vida a la extensión del Reino para que nunca les llegue el desaliento y sea fructífero su trabajo.

OREMOS

4. – Por todos aquellos que disfrutan un tiempo de descanso, para que tengan la dicha de encontrar el tesoro escondido en su corazón y vuelvan renovados a la vida laboral.

OREMOS

5. – Por los matrimonios cristianos, para que como dice san Pablo, todo les sirva para su bien, buscando en los contratiempos de la vida la mano de Dios.

OREMOS 

6 – Por todos nosotros, para que, nos cansemos de amar la voluntad del Señor.

OREMOS

Padre, concede a tu Iglesia la docilidad necesaria para encontrar en la Palabra el tesoro escondido y sepa mostrar al mundo tu voluntad.

Te lo pedimos por Jesucristo Nuestro Señor

Amén


SEGUNDA

DA A TU PUEBLO UN CORAZÓN DÓCIL

Elevemos nuestras plegarias a Dios Padre y repitamos como Salomón en su oración:

R.- DA A TU PUEBLO UN CORAZÓN DÓCIL.

1. Padre, acompaña a nuestro Papa Francisco para que gobierne a este pueblo numeroso que es la Iglesia.

OREMOS

2. – Padre, acompaña a nuestros gobernantes y políticos para que sepan discernir el bien del mal y contribuyan al desarrollo de los pueblos.

OREMOS

3. – Padre, acompaña a todos aquellos que llamaste a servirte, para que perseverando en el amor sean glorificados en tu Reino.

OREMOS

4. – Padre, acompaña y fortalece a aquellos que aún no han encontrado fe, para que estén atentos a tus palabras y descubran ese tesoro que llevan dentro.

OREMOS

5. – Padre, acompaña a todos los vendedores y hombres de negocios para que no se dejen arrastran por los “tesoros” de este mundo.

OREMOS

6. – Padre, acompaña a los que disfrutan de un tiempo de descanso para que durante este redescubran el tesoro de las relaciones personales.

OREMOS

7. – Padre, acompaña a todos los que estamos presente en esta Eucaristía para que un día disfrutemos del Banquete que nos tienes preparado.

OREMOS

Padre, acoge estas plegarias que tu pueblo confiado te presenta.

Por Jesucristo nuestro Señor.

Amen.