XIV Domingo del Tiempo Ordinario
5 de julio de 2015

Misa Familiar

(Misa con niños, catequistas y padres)



Prepara: Javier Leoz


1. MONICIÓN DE ENTRADA

Muy buenos días a todos. Venimos, delante del altar, para dar gracias a Dios por tantas cosas que nos da. Pero, muy especialmente, porque con su Palabra y con la Eucaristía, el Señor nos alimenta para que no nos debilitemos en los caminos de nuestra vida.

No siempre, aceptar al Señor, es fácil. No todas las personas tienen la suerte y el don que tenemos nosotros de ver y sentir a Jesús como salvación y esperanza del mundo.

Que este encuentro nos ayude a reconocer en Cristo, el deseo de Dios de llevarnos hasta su amor. ¿Lo intentaremos? Iniciamos esta celebración.

2. PENITENCIAL

2.1. Decimos creer en Jesús pero no siempre seguimos sus caminos, sus consejos, su forma de entender la vida. SEÑOR, TEN PIEDAD

2.2. Estamos bautizados pero ¿vivimos como hijos de Dios? ¿Se nota en nuestra forma de hablar y de trabajar que pertenecemos a la gran familia de la Iglesia? CRISTO, TEN PIEDAD

2.3. El mundo, muchas veces, acoge lo que va en contra de la humanidad y rechaza aquello que le puede llevar a la felicidad, por ejemplo Cristo. SEÑOR, TEN PIEDAD

3. MONICIÓN A LAS LECTURAS

Hoy, las tres lecturas que vamos a escuchar, nos hablan del rechazo de Dios por parte del hombre. No siempre, la humanidad, está a la misma altura de Dios. El Señor propone su gracia, su misericordia y –en cambio- se encuentra con corazones cerrados o tercos a sus planes. Escuchemos con atención.

4. ORACIÓN DE LOS FIELES

4.1. Por el Papa Francisco. Por toda la Iglesia. Para que sea profeta en un mundo que se duerme frecuentemente con el ruido del mundo y sin las cosas de Dios. Roguemos al Señor.

4.2. Un recuerdo especial por todos los que dejan la piel por el camino llevando el anuncio del Evangelio: sacerdotes, misioneros, religiosas, catequistas. Roguemos al Señor.

4.3. Por todos los que no respetan la fe cristiana. Por los últimos atentados terroristas en Túnez, Kuwait o Francia. Para que sepamos defender nuestra vida como supremo valor. Roguemos al Señor.

4.4. Por los que viven engañados. Por los que se dejan seducir por la mentira o la vida fácil. Roguemos al Señor.

4.5. Por todos los que se encuentran de vacaciones. Para que vivan este verano disfrutando de la naturaleza, de la familia, del descanso, del mar o de la montaña. Roguemos al Señor.

5. OFRENDAS

5.1. Con este CANDADO queremos representar a tantas personas que viven sin aceptar a Jesús y rechazando todo lo que suene a Dios. Que el Espíritu abra sus corazones.

5.2. Con esta palabra ¡GRACIAS! Mostramos nuestro agradecimiento a todos los que llevan el Evangelio, el Reino de Dios y su justicia a tantos lugares de nuestra tierra.

5.3. Con el PAN Y EL VINO, ofrecemos al Señor parte de lo que conquistamos y realizamos en la semana: ilusiones, alegrías, esperanzas, éxitos, fracasos. Que nunca nos falte el pan de la Eucaristía.

6. ORACIÓN FINAL

CONTIGO PODRÉ, SEÑOR

Anunciar tu Palabra

a pesar de que muchos no la quieran

Llevar tu nombre

a pesar de que algunos

no lo quieran escuchar

 

CONTIGO PODRÉ, SEÑOR

Ser valiente, a pesar de mi debilidad

Portar alegría, aunque esté triste

Anunciar tu verdad, ante tanta mentira

 

CONTIGO PODRÉ, SEÑOR

Ser profeta, aunque me digan que no lo soy

Ser de Dios, aunque me quieran alejar de El

Ser sal, aunque me quieran diluir

Ser luz, aunque pretendan oscurecerme

 

CONTIGO PODRÉ, SEÑOR

Ser pregonero de tu amor

Ser altavoz de tus sentimientos

Ser amigo de tu causa

Amen