Domingo de la Santísima Trinidad
31 de mayo de 2015

Misa Familiar

(Misa con niños, catequistas y padres)

Prepara: Javier Leoz


Idea: DIOS ES AMOR Y DIOS ES FAMILIA


1. SALUDO

Queridos amigos.

La Pascua, en el día de Pentecostés, finalizó. Pero, a partir de este momento, estamos llamados a meditar, a pensar y a dar testimonio de lo mucho que Dios significa para nosotros. Y, por supuesto, de los gestos, las palabras y la vida de Jesús de Nazaret.

Hoy, en este domingo, cantamos a Dios que es Padre, a Dios que es Hijo y a Dios que es Espíritu Santo. Es un gran misterio que queda resuelto o, por lo menos, iluminado por EL AMOR que existen entre las tres personas.

Hoy, al mirar a la TRINIDAD (Dios Padre, Hijo y Espíritu) vemos la amistad, la comunión, el amor que existe entre ellos.

Iniciamos esta celebración cantando: ALABARÉ, ALABARÉ

2. PENITENCIAL

a) Dios es amor. ¿Por qué buscamos caminos que llevan a los enfrentamientos y a la dispersión? Señor ten piedad

b) Jesús es amor. ¿Por qué olvidamos que, para ser felices, el mandamiento del amor nos puede ayudar? Cristo ten piedad

c) El Espíritu Santo es amor. ¿Por qué no escuchamos la voz del Señor que nos invita a potenciar los gestos de paz y de concordia? Señor ten piedad

3. MONICIÓN A LAS LECTURAS

Las lecturas que vamos a escuchar en este día de la Santísima Trinidad tienen un objetivo: ayudarnos a descubrir que, la locura de Jesús, fue meternos en el corazón de Dios y alimentarnos con la fuerza del Espíritu Santo. Ojala que vivamos esta experiencia con la escucha de la Palabra y con el silencio que nos habla de Dios.

4. ORACIÓN DE LOS FIELES

a) Por la Iglesia. Para que, su música y su liturgia, sus celebraciones y su fin, sea dar un gloria y alabanza al Padre y al Hijo y al Espíritu. Roguemos al Señor.

b) Por los músicos; por los que, con sus voces e instrumentos, alaban a Dios en los templos. Para que valoremos más la alabanza al Señor y lo hagamos con más delicadeza y armonía. Roguemos al Señor.

c) Por las comunidades contemplativas. Es decir; por las religiosas que, en los monasterios, viven dedicadas a Dios y, sobre todo, ofreciendo a Dios nuestras preocupaciones, deseos y desvelos. Roguemos al Señor.

d) Por los que viven enfrentados. Por los que no encuentran razones para el perdón ni para la comunión. Para que el Espíritu Santo les inspire actitudes de reconciliación y de paz. Roguemos al Señor.

e) Finalmente pidamos al Señor por los más desfavorecidos. Por los que tienen rotas sus vidas por la pobreza, la tristeza, la depresión, la angustia. Para que la Santísima Trinidad sea un motor que les anime y les levante. Roguemos al Señor.


5. OFRENDAS

a) Con estos tres anillos entrelazados queremos representar la UNIDAD Y EL AMOR que existe entre el Padre, el Hijo y el Espíritu. Sólo el amor es capaz de explicar tan enorme misterio.

b) La realidad de un mundo roto lo queremos representar en estos trozos de papel, en este puzle. Sólo el amor nos salvará. Sólo el amor hará que el mundo sea un lugar donde merezca la pena vivir. Que Dios nos ayude.

c) Con el pan y el vino queremos anunciar, ya desde ahora, la gran fiesta del Corpus Christi que celebraremos el próximo domingo. Damos gracias a Dios porque, la Eucaristía, nos da la fuerza para vivir en comunión con Dios y, luego, con los demás.

6. ORACIÓN

TU ERES PADRE, HIJO Y ESPIRITU

Sois tres personas pero distintas

TU ERES PADRE, HIJO Y ESPIRITU

Sois tres personas pero pensáis de igual manera

TU ERES PADRE, HIJO Y ESPIRITU

Sois tres personas pero vais por el mismo camino

TU ERES PADRE, HIJO Y ESPIRITU

Sois tres personas pero miráis en la misma dirección

TU ERES PADRE, HIJO Y ESPIRITU

Sois tres personas pero amáis de la misma manera

TU ERES PADRE, HIJO Y ESPIRITU

Sois tres personas pero vivís en familia

TU ERES PADRE, HIJO Y ESPIRITU

Sois tres personas pero un mismo DIOS

TU ERES PADRE, HIJO Y ESPIRITU

Sois tres personas pero unidos en todo y por todo

TU ERES PADRE, HIJO Y ESPIRITU

Sois tres personas y unidos en el amor

TU ERES PADRE, HIJO Y ESPIRITU