XVII Domingo del Tiempo Ordinario
29 de julio de 2018

Misa Familiar

(Misa con niños, catequistas y padres)

Prepara: Javier Leoz


 

1. MONICIÓN DE ENTRADA

Amigos: ¡Bienvenidos a esta Eucaristía, en la que el Señor, una vez más se multiplica para que no nos falte el Pan de la Vida!

Una vez más, movidos por nuestra fe, damos gracias a Dios por todo que nos da. Cuando existe buena voluntad, hasta lo poco, se puede convertir en mucho.

Que este encuentro nos haga más generosos, más agradecidos por lo que el Señor hace por nosotros. Y, que la fe en Jesús, sea para nosotros un motor, una fuerza que nos impulse siempre hacer el bien. ¿Lo intentamos?

Iniciamos esta celebración.

2. PENITENCIAL

2.1. Dios es lo más importante. ¿Por qué –entonces- damos tanto valor a lo que vemos, a lo que tocamos, a lo que es sólo material? Señor, ten piedad

2.2. Una gran parte del mundo pasa hambre mientras que, la otra, no sabe qué hacer con tantos alimentos. Cristo, ten piedad

2.3. El Señor se multiplica, en cada Eucaristía, para que no nos falte su alimento y su aliento. ¿Por qué nos cuesta tanto ofrecer algo de nuestro tiempo para que los demás sean más felices? Señor, ten piedad

3. MONICIÓN A LAS LECTURAS

Las lecturas nos hacen ver el milagro que produce la fe. Cuando se da, sin mirar a lo que se tiene, el Señor procura que no nos falte a nosotros y que, además, los demás sean consolados. Y es que la fraternidad, la amistad, la hermandad se debe de notar en nuestra vida cristiana.

Escuchemos con atención las tres lecturas.

4. ORACIÓN DE LOS FIELES

4.1. El mal, en nuestro mundo, es responsabilidad de la falta de justicia, del poco interés por solucionar los problemas de los más pobres. Roguemos al Señor.

4.2. El mundo del espectáculo y del color nos llama la atención. Para que no antepongamos las cosas superficiales a lo verdaderamente importante. Roguemos al Señor.

4.3. Para que estas celebraciones las vivamos con alegría. Para que nunca nos cansemos de comulgar el pan que es Jesús. Roguemos al Señor.

4.4. Por todos los que son egoístas. Por los que sólo piensan en sí mismos. Roguemos al Señor.

4.5. Por los que comparten. Por los que pertenecen a asociaciones caritativas. Recordemos especialmente a Cáritas. Roguemos al Señor.

5. OFRENDAS

5.1. Hoy, no puede ser de otra manera, queremos simbolizar el Evangelio que hemos escuchado: con estos 5 panes y dos peces, queremos dar gracias al Señor por su presencia; por su ayuda. Porque siempre está pendiente de nuestras necesidades.

5.2. Con esta CALCULADORA queremos decirle al Señor que nos ayude a no mirar tanto el cuánto tenemos o el cuánto nos queda para hacer el bien.

5.3. Finalmente, con el PAN Y EL VINO, damos gracias al Señor porque se quiso quedar en este sacramento para fortalecer y acompañar nuestra vida cristiana.

6. ORACIÓN FINAL

YO QUIERO SER, SEÑOR

Cinco panes para que otros coman

Cinco panes para que los demás vivan

Cinco panes que se partan por los demás

YO QUIERO SER, SEÑOR

Dos peces que alimenten en la escasez

Dos peces en la mesa del necesitado

Dos peces en la boca del hambriento

YO QUIERO SER, SEÑOR

Cinco panes que lleven alegría a las casas

Cinco panes que tengan aroma a perdón

Cinco panes con sabor de fraternidad

YO QUIERO SER, SEÑOR

Dos peces que naden contra corriente

Dos peces que naden hacia los pobres

Dos peces que vivan para los demás

YO QUIERO SER, SEÑOR