Les animamos a que nos escriban sobre cualquier tema que relacionado con los contenidos de http://www.betania.es/, les interese.

Pueden enviar sus comentarios atraves del e-mail a:

betania@betania.es

o por correo ordinario a la siguiente dirección:

Betania - Apartado 42024
28080 MADRID
España 

Nota Importante. Ver en la pagina de Editorial, el recuadro de con texto: Quienes Somos

MARIA, MADRE

Dicen que se habla poco de María en los evangelios. Yo creo se habla lo justo y necesario. Con los datos que tenemos sabemos lo importante que es la escucha, el silencio, la disponibilidad, la entrega, la confianza, la ternura y la fe.

¿Qué más necesitamos saber?

No necesitamos más conocimiento para tener en María una guía y una madre. Lo que necesitamos como hijos es aprender de ella, tomar ejemplo, y llevarlo a nuestra vida.

Maite

Madrid, España

NOTA DEL EDITOR.- Gran verdad relata Maite. Y muy bella. Gracias Maite.


¿SE PUEDE ENCONTRAR EL AMOR EXTRAVIADO?

Una de las satisfacciones que me ofrecía mi trabajo en el laboratorio de industrias químicas, era sencillamente que a veces las relaciones profesionales que mantenía con la clase médica, en un principio, se convertían con el tiempo en relaciones amistosas.

Y así, me ocurrió con Maribel. Una vallisoletana recién licenciada en medicina, que consiguió una plaza de medicina general en el Centro de Salud del pueblo madrileño de Buitrago de Lozoya. La visitaba por motivos profesionales todos los meses. Nos reuníamos a comer en una restaurante situado a la falda del castillo de Buitrago y de este modo, día a día, generamos una buena amistad. Cuando llegó mi jubilación hace diez años asistí a su enlace matrimonial con Rafael y continuamos manteniendo un contacto frecuente.

Hace unos días me llamó por teléfono para tomar un café y charlar. La encontré un tanto triste. Me comentó que está pasando el momento más negro de su vida. Que existía en la relación con Rafael, su marido, ciertas desavenencias de un tiempo a esta parte, que le hacían pensar que su amor se estaba perdiendo y solo parecía quedarle un afecto sensible hacia él, entre otros motivos, por ser el padre de sus dos hijos.

No llegaba a entender, como podría apagarse en tan solo diez años de convivencia, esos gestos de ternura envueltos en los pequeños detalles del día a día o ese fuego que encendía un bello amor con ardientes llamas de ilusión y que hoy parecían extinguirse, sencillamente, porque sufre la decepción de una entrega que no tiene respuesta.

Y le angustia, que ese desorden que se viene manifestando en su vida de pareja, no esté amenazado por la discordia, el espíritu de dominio, los celos y otros pequeños conflictos que puedan conducirles, tristemente, a una posible ruptura, si no son superados por el amor y la comprensión.

Sin embargo, me comentaba que al mismo tiempo también pensaba en sus hijos porque ciertamente era el don más preciado del matrimonio que debería contribuir a alimentar el amor entre los padres. Y de esta manera ofrecerles a los pequeños vivir en ese mundo de felicidad y amor que todos los niños necesitan y por supuesto merecen.

Llegados a este punto de nuestra conversación cuando las lágrimas de Maribel ahogan el tono de su voz y el silencio irrumpe entre nosotros dos, confieso que me siento desarmado, impotente, sin saber que decir ante el dolor de mi amiga y temo que al pronunciar alguna palabra, no se vuelva ridícula o inútil. Pienso, le digo a Maribel, que amar es la más difícil de las asignaturas que hemos de aprobar. Ni se aprende con texto alguno ni se transmite de maestro a alumno, sino que se aprende a costa de experiencia. Exige además, un aprendizaje que dura la vida entera. Y si este arte de amar, es el más grande y más difícil que puede practicar una pareja ¿cómo es posible que reflexionemos sobre él tan poco, que no sepamos distinguir entre lo que es amor y lo que es el afecto sensible hacia el otro?

Está claro que la vida de casados, es hermosa, pero no fácil. Es apasionada pero no acaramelada. Es alegre pero a veces se convierte en una cuesta arriba que apenas podemos subir. Por todo esto, es cierto, que existen en el matrimonio momentos de angustia y desaliento, en los que pensamos que algo se ha muerto dentro de nosotros mismos. Si, éste es un gran riesgo. Pero me parece a mí, que precisamente es ahí, donde se muestra el verdadero amor y el coraje para seguir adelante.

Lo fácil y cómodo sería cerrar los ojos y huir y lo difícil y a la vez humano y por supuesto cristiano, es seguir intentando recordar donde se ha podido extraviar el amor para ir a buscarlo. Apurando la taza de café, Maribel con los versos del poeta, dejó en el aire dos preguntas que parecían clausurar nuestra conversación. ¿Por qué el amor nos hace tan dichosos y su privación desdichados? ¿Porque la ausencia de la persona amada, nos hace sufrir más de lo que su presencia nos hacía gozar?

Como dijo el poeta, la verdad es que los hombres descubrimos lo que vale el amor, cuando nos falta.

José Guillermo García-Olivas

Madrid, España

NOTA DEL EDITOR.- El relato tiene su punto de enorme dificultad. La estabilidad matrimonial a veces no es sencilla. Pero, desde, José Guillermo acierta.


PÁGINA WEB

Estamos trabajando en una nueva página web (la que tenemos está obsoleta) Mi labor consiste en dar la información y las fotos a un compañero y él se encarga de ubicarlo en la página, a la par, que aporta sugerencias. Me resulta muy curioso el proceso de transformación. Cómo aquello que le doy en forma básica luego él, con sus ideas y su trabajo, lo modifica. La base es la misma pero el resultado es totalmente diferente Me ha hecho pensar, y mucho, en lo importante que es crear ocasiones y oportunidades para dejar que los demás saquen lo mejor de sí mismos

Maite

Madrid, España

NOTA DEL EDITOR.- Ocasiones y oportunidades para mejor desarrollarse. Gran idea a aplicar.


MADRID-ESPAÑA

Me llama la atención que todas las direcciones terminen con el nombre de España, si proceden todos los correos de nuestro país.

Saludos

Jorge

Lérida, España

NOTA DEL EDITOR.- De vez en cuando tenemos correos de otros países, sobre todo Latinoamérica, pero cada vez son menos frecuentes. Supongo que ya no está siendo tan frecuente este tipo de transmisión a través de una web. El Wasap lo ocupa todo. Tal vez, cuando todos los publicados sean procedentes de nuestro país no sea necesario indicarlo. Veo, además, que nuestro lector firma como Jorge y Lérida, en lugar de Lleida… Y para los lectores de fuera de España es que es muy usual en Cataluña usar los nombres en catalán como, así podría ser Jordi y Lleida...


UNO SE LEVANTA Y ENTRE TODOS NOS SOSTENEMOS

 

Hace tiempo que busco y rebusco,

el camino del verso para engrandecerme el alma.

Me desconsuela mirar y verme,

perdido en medio de tantos caminos y caminantes.

Soy persona de acción y reacción,

lo importante es seguir siendo yo y mis entornos.

Pues cada uno de nosotros, ha de ser más,

no se puede quedar sólo en la mirada,

con el corazón encerrado en la amargura.

Salgamos de nosotros,

y arriesguemos a desvivirnos por vivir en el auxilio.

Porque socorrer es aliviar la carga de cualquiera.

 

Confieso que me ensimisma

prometerme y comprometerme a ser otro cada día,

a conquistar nuevos horizontes,

a navegar por otros mares y cielos,

a perder de vista esta tierra mal repartida,

a dignificarme como servidor.

Pues sin apuros en el andar,

no hay deseo de trascender en la poesía,

que es a lo que aspiramos,

a ser del verso el soplo de cada aurora,

y así vivir eternamente en territorio de ninguno.

Porque nadie se encuentra con paso dado.

 

Necesitamos crear y recrear otro mundo,

más acorde con el espíritu del corazón,

donde hallar refugio y sosiego,

para escucharnos y entendernos,

cada cual consigo mismo,

e indivisos, más allá de las fronteras y los frentes,

ser una piña de luz,

y poder decir adiós a tantas noches injertadas.

Hemos de despertar, ¡pero ya!,

ser más valientes para entonar otro cambio,

que nos desbloquee y nos haga fértiles de cariño.

Porque el amor no se posee, se entrega sin más.

 

Adheridos al territorio del afecto,

yo ya no soy el que soy, sino un activo

en movimiento, una corriente que vive por ti,

donde fructifican las pasiones,

el donarse y el perdonarse,

el quererse y el amarse,

el sostenerse y el sustentarse,

hasta el extremo

de que el gozo no es hacer para sí,

sino hacer para los demás,

lo que uno quisiera que hicieran conmigo.

Porque sí, uno es nada, sin alguien que le aliente.

 

Víctor Corcoba Herrero

Granada, España.

NOTA DEL EDITOR. Víctor es un excelente poeta que da amplio contenido en días a sus composiciones. Por eso creemos que gustan mucho.


RECUERDO

El recuerdo de ella era tan vivo

que más que una cicatriz

se transformó en estela.

Y le colmó de su presencia.

 

Al comienzo de esta semana de Mayo, os envío un nuevo poema.

Un gran abrazo.

Miguel Ángel Mesa.

Madrid, España

NOTA DEL EDITOR.- Breves y muy descriptivos poemas de Miguel Ángel