Les animamos a que nos escriban sobre cualquier tema que relacionado con los contenidos de http://www.betania.es/, les interese.

Pueden enviar sus comentarios atraves del e-mail a:

betania@betania.es

o por correo ordinario a la siguiente dirección:

Betania - Apartado 42024
28080 MADRID
España 

Nota Importante. Ver en la pagina de Editorial, el recuadro de con texto: Quienes Somos

CARTA A LA OSCURIDAD

Querida Oscuridad;

Te escribo para pedirte disculpas por mi comportamiento hacia ti. Que aparecieras en mi vida fue algo inesperado y mi primera reacción fue de rechazo, sobre todo, teniendo en cuenta que era  otra compañera la que yo esperaba. Creí que vendría luz y, en su lugar, apareciste tú.  Me ha costado asimilarlo. No sé si podrás comprenderme pero, espero,  sí puedas perdonarme.

Lo he hecho mal, lo sé. En vez de tratar de conocerte, quise apartarte de mi lado. Un error por mi parte, sobre todo teniendo en cuenta que vamos a ser compañeras de camino. Algún otro compañero hay: Soledad y silencio vinieron hace días.  Había otros dos amigos (Vacío y nada) pero ya  se fueron  para dejaros espacio.

Sería bueno que nos juntásemos todos para tener una reunión y elegir un guía. Dado la peculiaridad del grupo va a ser complicado. Silencio, no nos va a decir mucho. A Soledad no le gusta que se le moleste. No sé yo si contestaría a nuestras dudas. ¿Y tú? No te ofendas oscuridad, pero creo que poca luz podrías aportarnos.

Escuché decir que, seguramente,  alegría y fe nos acompañarían en la ruta. De alegría no me fio mucho, con su carácter jovial, no sé si se tomaría el camino muy en serio  ¡a saber por dónde nos llevaría! Bueno, yo creo que está claro, formaremos equipo y nos dejaremos guiar por Fe.

Te dejo, no puedo escribir nada más. Mejor dicho, te espero. He de seguir camino y hemos de hacerlo juntas. Creo que la ruta es larga así que tiempo tendremos de conocernos. No tardes

Tu compañera de camino

Maite,

Madrid, España

NOTA DEL EDITOR.- Interesante e inquietante texto de Maite. Con el reanuda sus envíos a esta sección de Betania. Nos alegramos.


GLOBALICEMOS EL AMOR

 

El amor no es un problema de expresión, ni una frase

más en nuestros labios, es una respuesta a lo que somos,

un vivir con los demás y un desvivirse por los demás,

un ocuparse del otro y un preocuparse por el otro,

hasta donarse la vida y salirse de sí mismo, ¡entregarse!

 

Nada se entiende sin amor, nada somos sin amor,

sin amor la vida no es, sin amor no existiríamos nadie,

sin amor estaríamos como ausentes, desorientados,

perdidos en el caos, porque el amor es mucho más

que un sentimiento, es una modo de quererse, ¡queriendo!

 

Hemos de aspirar a ese fundirse en comunión, en unidad,

hasta abandonarse uno mismo y hallarse en la poesía

que da aliento, pues nuestra misma historia entre Dios

y nosotros, radica ahí, en esa alianza del perenne verso,

donde Dios habita dentro de mí, en lo más íntimo, ¡latiendo!

 

Al igual que los ricos no precisan hogazas, sino regazos

donde cobijarse, tampoco los pobres requieren obras

de caridad, sino de justicia, pues en el amor hay un orden

justo, que es lo único que nos armoniza y nos da alas

para caminar hacia esa luz que nos sustenta, ¡reviviéndonos!

 

No hay mejor renacer que amasar la verdad con la pasión

del amor eterno, una fuerza que tiene su naciente

en nuestro Creador, y en cada cual, a pesar de tantos

inútiles pesares, ya que todo viene y proviene del Padre

que, desde el Hijo, desciende a la tierra para alentarnos,

con su espíritu redentor, que nos redime, ¡de esperanza!

 

Vayamos, en consecuencia, al encuentro desde dentro,

desde la morada más interna, teniendo en cuenta

que el camino es duro, pero que las piedras también

pueden labrarse con amor, un amor que nos cohabita,

sólo hay que accionarlo con voluntad e intelecto, ¡y amar!

 

Víctor Corcoba Herrero

Granada, España

NOTA DEL EDITOR.- Siempre son bien recibidos los poemas de Víctor y este es formidable.


EXTRAÑOS

 

Tocar. Y dejarnos tocar.

Para redescubrir la piel,

la intimidad perdida.

Para no sentirnos extraños.

Os envío un nuevo poema en este comienzo de semana.

Un gran abrazo.

Miguel Ángel Mesa.

Madrid, España

NOTA DEL EDITOR.- Otro breve poema de Miguel Ángel. Sabemos que son muy apreciados por nuestros lectores.