VIGILIA INTERNACIONAL DE LA JUVENTUD MARIANA: “¡NO OS DEJÉIS REDUCIR AL SILENCIO!”

EL PAPA FRANCISCO SUPO QUE SERÍA OBISPO UN 13 DE MAYO, DÍA DE LA VIRGEN DE FÁTIMA

NUESTRA SEÑORA DE FÁTIMA: LA MIRADA DE MARÍA EN CADA UNO

ATAQUE TERRORISTA A IGLESIAS CRISTIANAS EN INDONESIA: EL RECUERDO DEL PAPA A LAS VÍCTIMAS

CERCANÍA DEL PAPA CON EL PUEBLO DE INDONESIA TRAS LOS ATENTADOS A LAS IGLESIAS DE SURABAYA

ORIENTE MEDIO: FRANCISCO PIDE REZAR POR LA PAZ EN SIRIA


VIGILIA INTERNACIONAL DE LA JUVENTUD MARIANA: “¡NO OS DEJÉIS REDUCIR AL SILENCIO!”

(ZENIT). - “¡No te calles! Dice el Papa a los jóvenes. ¡Él los invita a “construir puentes” y enseñar esto a los adultos! Él también los exhorta a ser santos: “¡No tengan miedo de ser santos!”. Él ve en la santidad el secreto de la eterna juventud: “la santidad es un verdadero ‘elixir’ de la juventud”.

El Papa envió un mensaje de video a los participantes de la vigilia internacional de la Juventud Mariana que tuvo lugar este sábado, 12 de mayo del 2018, a las 17 horas en el nuevo Santuario de San Gabriel de la Virgen de los Dolores (Teramo, Italia). El Papa también habló sobre María y alentó a los jóvenes a rezar el rosario. Luego mencionó a los jóvenes conectados de los diferentes países, luego el sínodo para los jóvenes el próximo octubre.

La vigilia es un hito en el camino de preparación para la próxima asamblea del sínodo de obispos para la juventud. Fue organizado conjuntamente en unión video con las diócesis de Panamá (Panamá), sede de la JMJ 2019 Mundial, Novosibirsk (Rusia), Waterford (Irlanda), Tainan City (Taiwán).

Promovida por monseñor Lorenzo Leuzzi, obispo de Teramo-Atri, la vigilia comenzó con la acogida de la Cruz de la JMJ y el Icono de María Trono de la Sabiduría, confiados por Juan Pablo II a los jóvenes del mundo, seguido acogió a las banderas de los países conectados y de los países anfitriones de las Jornadas Mundiales de la Juventud. Ha sido marcada por la oración del rosario en diferentes idiomas. Después de la transmisión del video mensaje del Papa Francisco, el Cardenal Lorenzo Baldisseri, Secretario del Sínodo de los Obispos, presidió la Misa. Esta es nuestra traducción de la transcripción del video mensaje del Papa Francisco, en italiano.

MENSAJE DEL PAPA FRANCISCO

Queridos amigos,

Me complace participar en la vigilia internacional de la Juventud Mariana en preparación para la próxima asamblea del sínodo de los obispos, organizada en el nuevo Santuario de San Gabriel de la Virgen de los Dolores. Es verdad que estoy físicamente lejos de vosotros, pero gracias a las modernas tecnologías de comunicación, tenemos la posibilidad de cancelar distancias. De hecho, nosotros los cristianos siempre hemos sabido que la única fe y la oración, en armonía, unen a los creyentes de todo el mundo: ¡podemos decir que incluso sin saberlo, fuimos los precursores de la revolución digital!

Saludo a vuestro pastor, el obispo Lorenzo Leuzzi, que, desde el comienzo de su ministerio entre vosotros, está implicado en la ruta sinodal, y el cardenal Lorenzo Baldisseri, Secretario General del Sínodo, que celebró la misa para vosotros.

Ahora me gustaría confiaros algunos pensamientos que son particularmente queridos para mi corazón. El primer pensamiento es para María, Es hermoso que los jóvenes recen el rosario, mostrando así su afecto por la Virgen. Además, su mensaje es hoy más actual que nunca. Y es porque es una joven entre los jóvenes, una “mujer de nuestros días”, como le gustaba decir a Don Tonino Bello.

Ella era joven, tal vez solo una adolescente, cuando el Ángel le habló, alterando sus pequeños proyectos para hacerle participar en el gran proyecto de Dios en Jesucristo. Ella permaneció joven incluso después, cuando, a pesar del paso de los años, se convirtió en discípula de su Hijo con el entusiasmo de los jóvenes, y lo siguió hasta la cruz con el coraje que solo los jóvenes poseen. Ella permanece joven para siempre, incluso ahora cuando la contemplamos en su Asunción al Cielo, porque la santidad es eternamente joven, y es el verdadero “elixir de la juventud” que tanto necesitamos. Es la juventud renovada que la Resurrección del Señor nos ha traído.

San Gabriel de la Virgen de los Dolores, patrón de los estudiantes, lo había entendido bien, un joven santo, enamorado de María. Él, que había perdido a su madre cuando era niño, sabía que tenía dos madres que lo cuidaban en el cielo. Y así, entendemos su gran amor por la oración del rosario y su tierna devoción a la Virgen, a quien quiso asociar para siempre con su nombre cuando, con solo dieciocho años, se consagró a Dios en la familia religiosa de los Pasionistas, convirtiéndose en Gabriel de la Virgen de los Dolores [Gabriele dell’Addolorata].

Como recientemente reiteré en la Exhortación Apostólica Gaudete et exsultate, “la santidad es el rostro más bello de la Iglesia” (n. 9) y la transforma en una comunidad “amistosa” (véase el n. ° 93). Si San Ambrosio estaba convencido de que “todas las edades están maduras para la santidad” (De virginitate, 40), sin duda lo está también la edad juvenil. ¡No tengáis entonces miedo de ser santos, mirando a María, a San Gabriel y a todos los santos que os han precedido y os muestran el camino!

El primer pensamiento es para María. El segundo pensamiento es para los jóvenes conectados con vosotros en diferentes partes del mundo para participar en esta vigilia. Saludo con afecto a los jóvenes de Panamá, reunidos en el Santuario Internacional del Corazón de María con el obispo Mons. Domingo Ulloa Mendieta, con quienes me encontraré el próximo año con motivo de la Jornada Mundial de la Juventud, a los jóvenes de la Federación Rusa, reunidos en la catedral de la Transfiguración en Novosibirsk, con su obispo Mons. Joseph Werth y el Delegado de la Juventud de toda Rusia, Mons. Clemens Pickel, a los jóvenes de Irlanda, conectados desde la Glencomeragh House, casa de oración y formación para los jóvenes, junto con el obispo Monseñor Alphonsus Cullinan, y finalmente a los jóvenes de Taiwán, reunidos en Taiwán en la iglesia dedicada a Nuestra Señora de la Asunción. En estos días, los obispos de Taiwán están en Roma para la visita ad limina. ¡Estarán contentos de saber que sus jóvenes están rezando y que hoy también ellos están juntos con el Sucesor de Pedro!

Queridos jóvenes, unidos en oración desde lugares tan lejanos, vosotros sois una profecía de paz y reconciliación para toda la humanidad. Nunca me cansaré de repetirlo: ¡No levantéis muros, construid puentes! ¡No levantéis muros, construid puentes! Unid las orillas de los océanos que os separan con el entusiasmo, la determinación y el amor de los que sois capaces. Enseñad a los adultos, cuyos corazones a menudo se han endurecido, a elegir el camino del diálogo y la concordia, para dar a sus hijos y nietos un mundo más hermoso y más digno del hombre.

El tercer y último pensamiento es para el Sínodo cercano. Ya sabéis que la próxima Asamblea del Sínodo de los Obispos estará dedicada a “Los jóvenes, la fe y el discernimiento vocacional”, y que toda la Iglesia está desde hace tiempo intensamente comprometida en el camino sinodal.

Cuando encontré a tantos jóvenes como vosotros con motivo de la reunión pre-sinodal en marzo pasado, advertí contra el peligro de hablar de los jóvenes sin dejar que los jóvenes hablasen, dejándolos “a distancia de seguridad”. Los jóvenes no muerden, pueden acercarse y tienen entusiasmo, y vosotros, además del entusiasmo, tenéis la llave del futuro.

Queridos jóvenes, cuando regreséis a vuestras familias y a vuestras parroquias –a Teramo, a Panamá, a Rusia, a Irlanda, a Taiwán- no dejéis que os callen. Por supuesto, el que habla puede equivocarse y también los jóvenes a veces se equivocan, son humanos, pecando de imprudencia, por ejemplo. Pero no tengas miedo de equivocaros y de aprender de vuestros errores, así se va adelante. Si alguien, incluidos vuestros padres, vuestros sacerdotes, vuestros maestros, intentase cerraros la boca, recordadles que la Iglesia y el mundo también necesitan a los jóvenes para rejuvenecerse. Y no olvidéis que tenéis a vuestro lado aliados imbatibles: Cristo, el eternamente joven, María una mujer joven, san Gabriel y todos los santos, que son el secreto de la juventud perenne de la Iglesia. ¡Gracias!


EL PAPA FRANCISCO SUPO QUE SERÍA OBISPO UN 13 DE MAYO, DÍA DE LA VIRGEN DE FÁTIMA

Redacción ACI Prensa

El P. Jorge Mario Bergoglio, que en una época vivió en una residencia jesuita en Córdoba en Argentina, supo que se convertiría en Obispo Auxiliar de Buenos Aires un 13 de mayo de 1992. Así lo relata en el libro biográfico “El Jesuita”, escrito por los periodistas Sergio Rubín y Francesca Ambrogetti.

En el libro, el Papa recuerda que “el que era Nuncio Apostólico en ese momento, Monseñor Ubaldo Calabresi, me llamaba para consultarme acerca de algunos sacerdotes que, seguramente, eran candidatos a obispo. Un día me llamó y me dijo que esta vez la consulta debía ser personal”.

“Como la compañía aérea efectuaba el vuelo Buenos Aires-Córdoba-Mendoza y viceversa, me pidió que nos reuniéramos en el aeropuerto mientras el avión iba y volvía de Mendoza. Fue así que conversamos allí –era 13 de mayo de 1992–, me hizo una serie de consultas de temas serios y, cuando el avión, ya vuelto de Mendoza, estaba próximo a despegar de regreso a Buenos Aires y avisan que los pasajeros deben presentarse, me informa: ‘Ah... una última cosa... fue nombrado obispo auxiliar de Buenos Aires y la designación se hace pública el 20’. Así no más me lo dijo”.

Al conocer la noticia de su nombramiento, el Santo Padre dijo que su primera reacción fue de sorpresa. “Me bloqueé. Como señalé antes, como consecuencia de un golpe, bueno o malo, siempre me bloqueo. Y mi primera reacción es, también, siempre mala”. Al ser preguntado sobre su nombramiento después como Arzobispo Coadjutor de Buenos Aires, el Santo Padre dijo que su reacción fue “igual. Como era su vicario general, cuando (el Cardenal Antonio) Quarracino pidió a Roma un coadjutor, yo a su vez le solicité que no me enviara a ninguna diócesis, sino volver a ser un obispo auxiliar a cargo de una vicaría zonal de Buenos Aires. ‘Soy porteño y fuera de Buenos Aires no sé hacer nada’, le expliqué. Pero el 27 de mayo de 1997 a media mañana me llama Calabresi y me invita a almorzar”. “Cuando estábamos por el café, y yo me aprestaba a agradecerle el convite y despedirme, veo que traen una torta y una botella de champagne. Pensé que era su cumpleaños y casi lo saludo. Pero la sorpresa sobrevino al preguntarle. ‘No, no es mi cumpleaños –me respondió con una amplia sonrisa–, lo que pasa es que usted es el nuevo Obispo Coadjutor de Buenos Aires”.


NUESTRA SEÑORA DE FÁTIMA: LA MIRADA DE MARÍA EN CADA UNO

El Papa evoca la fiesta de la Virgen María

 (ZENIT). - El Papa Francisco pide que la mirada de la Virgen María se pose sobre cada cristiano: esta es la oración del Papa, con motivo del aniversario de la primera aparición de la Virgen María, el 13 de mayo de 1917 en Fátima (Portugal). El Papa ha hecho alusión a este aniversario este domingo 13 de mayo de 2018, después de la oración mariana de Regina Caeli, en la Plaza de San Pedro, en presencia de unas 45,000 personas y también en un tweet publicado en su cuenta @Pontifex.

Santa Virgen de Fátima, dirige tu mirada sobre nosotros, sobre nuestras familias, sobre nuestro país, sobre el mundo. escribe el Papa en Twitter.

Al Papa le gusta evocar la mirada de María sobre sus hijos, como lo pide la oración Salve Regina. Lo ha hecho en el encuentro con los sacerdotes, invitándoles a dejarse mirar por ella en el jubileo del 2 de junio de 2016, y dirigiéndose a los obispos de México, en febrero de 2016, y a los pueblos de América Latina, en diciembre de 2016.

En la Plaza de San Pedro, mencionó el Día de la Madre y agregó: “Recemos a nuestra Madre celestial, que hoy, bajo el nombre de Nuestra Señora de Fátima, nos ayuda a continuar el camino”. Hace un año, el 13 de mayo de 2017, el Papa celebró el centenario de las apariciones y canonizó a los pastores de Fátima y Francisco y Jacinta en la propia Fátima. Habló en su homilía del “manto de luz” de María.

© Traducción ZENIT, Raquel Anillo


ATAQUE TERRORISTA A IGLESIAS CRISTIANAS EN INDONESIA: EL RECUERDO DEL PAPA A LAS VÍCTIMAS

Redacción ACI Prensa

El Papa Francisco después de rezar el Regina Coeli desde la ventana del Palacio Apostólico del Vaticano, recordó de modo especial a las víctimas de los atentados contra iglesias cristianas en la ciudad de Surabaya en la que al menos han muerto 10 personas.

“Me encuentro particularmente cercano al pueblo de Indonesia, de modo especial a las comunidades cristianas de la ciudad de Surabaya duramente golpeadas por el grave ataque contra lugares de culto”. “Elevo mi plegaria por las víctimas y sus cónyuges. Juntos invocamos al dio de la paz para que haga cesar estas violentas acciones, y en el corazón de todos encuentren espacio no los sentimientos de odio y violencia sino de reconciliación y de fraternidad”, concluyó.

El Estado Islámico ha reivindicado los tres ataques que también han dejado más de 40 heridos en el domingo. Imágenes grabadas por cámaras fijas de la zona muestran cómo uno de los asaltantes se empotraba con una motocicleta en el templo católico de Santa María de Ngagel Madya en torno a las 7.30 de la mañana (hora local), al tiempo que estallaba la carga que transportaba. Los otros dos recintos religiosos pertenecían a la confesión protestante y a la iglesia Pentecostal.


CERCANÍA DEL PAPA CON EL PUEBLO DE INDONESIA TRAS LOS ATENTADOS A LAS IGLESIAS DE SURABAYA

CIUDAD DEL VATICANO (AICA): El papa Francisco está “cerca del querido pueblo de Indonesia, en especial modo con las comunidades cristianas de Surabaya” por la serie de atentados que han afectado a tres iglesias, una católica y dos protestantes esta mañana provocando diversos muertos y decenas de heridos.

Hablando hoy después de recitar el Regina Caeli con los peregrinos reunidos en la plaza de San Pedro, el Papa agregó: “Elevo mi oración por las víctimas y por sus deudos. Juntos invoquemos al Dios de la paz para que haga cesar estas violentas acciones y en el corazón de todos encuentren espacio no sentimientos de odio y violencia, sino de reconciliación y de fraternidad”. Después pidió a todos rezar en silencio.

El Estado Islámico reivindicó los tres ataques que dejaron más de 40 heridos. Imágenes grabadas por cámaras fijas de la zona muestran cómo uno de los asaltantes entraba con una motocicleta en el templo católico de Santa María de Ngagel Madya, al tiempo que estallaba la carga que transportaba. Los otros dos recintos religiosos pertenecen a la confesión evangélica y a la iglesia Pentecostal.

Los obispos indonesios están conmocionados, expresaron su fuerte decepción y su gran solidaridad con las familias de los muertos y heridos. Es traumático saber que fue una familia completa de terroristas suicidas los que nos golpearon: ¿qué inyectamos en las mentes de los niños? ¿Se les educa al extremismo? Esta es la pregunta más profunda que estos ataques traen consigo”, declaró a la Agencia Fides el padre Siprianus Hormat, Secretario Ejecutivo de la Conferencia Episcopal de Indonesia.

“El objetivo principal eran los puestos de policía, pero, en segundo lugar, al estar bien defendidos, se decidió atacar a las iglesias, explicó el padre Hormat. “Se pretende golpear la convivencia y el pluralismo, un bien muy preciado de la sociedad indonesia, y buscan visibilidad en todo el mundo. Los obispos de Indonesia trabajan mucho en el ámbito del diálogo interreligioso, y en estas horas se está pensando en iniciativas comunes, entre líderes cristianos y musulmanes, para estigmatizar la violencia, el odio y el terrorismo. La sociedad debe permanecer unida y rechazar estas fuerzas malignas”.

“Hoy vivimos en tensión y miedo, -añadió el secretario del episcopado indonesio- pero la Iglesia Católica en Indonesia tiene plena confianza en el presidente, en las instituciones públicas, en toda la sociedad, para detener el extremismo, que quiere envenenar a la sociedad”.

“En Surabaya, concluyó, ayer por la tarde se cancelaron las misas, pero los cristianos no se dejan intimidar: creemos y trabajamos por el diálogo y la fraternidad hacia todos. Indonesia no permitirá que las fuerzas del mal destruyan la coexistencia y la democracia”


ORIENTE MEDIO: FRANCISCO PIDE REZAR POR LA PAZ EN SIRIA

A los peregrinos de lengua árabe en la audiencia general

(ZENIT). - El Papa Francisco ha pedido a los peregrinos de lengua árabe en la audiencia general, en particular a los que proceden de Oriente Medio, a rezar en particular por la paz en Siria y en el mundo entero. En la Audiencia general, celebrada en la mañana del miércoles, 9 de mayo de 2018, el Pontífice ha invitado a los fieles de habla árabe a cultivar la devoción a la Madre de Dios con la oración cotidiana del Rosario.

El pasado martes, 1 de mayo, el Santo Padre iniciaba el Mes de María con una peregrinación al Santuario del Divino Amor, en donde rezó el Santo Rosario “por la paz en Siria y en el mundo entero”, algo que había anunciado en el domingo precedente, cuando, durante el rezo del Regina Coeli, había pedido a los peregrinos del mundo que lo acompañasen con esta intención particular, señala ‘Vatican News’.