ENTRÉME Y QUEDÉME

Vaciarse con de “sí” y llenarse de “el Otro

Por Enrique y Mercedes Montalt Alcayde

Prólogo de Javier Melloni

Editorial Paulinas, Madrid, España

Muchas y notables “condiciones previas” para reseñar este libro. Como se podrá observar en el encabezamiento los autores --Enrique y Mercedes Montalt Alcayde—son hermanos. Él es sacerdote y párroco de una parroquia de Valencia, España. Ella le ayuda en sus escritos y cuestiones pastorales. El título –“Entréme y Quedéme”—nos recuerda que San Juan de la Cruz. Pero, además, cada capítulo, está franqueado por unos versos de Juan de la Cruz y los autores ponen delante una letra de la palabra “quedéme”. Así, el primero llevará la Q, el segundo, la U y, por supuesto, el último la E. Son, por algunas de las claves que ofrecerán en lenguaje juanista y que nos anticipa el autor del prólogo, Javier Melloni.

Y será en la introducción en la que los hermanos y autores dan las gracias al citado Javier Melloni y a Raimon Panikkar por estar presentes en el texto. En efecto, son reproducidos con regularidad. Melloni es conocido, sin duda, jesuita, antropólogo, escritor. Raimon Panikkar, absolutamente entre los cristianos por su fuerza y singularidad, fallecido en 2010, ha tenido una enorme y especial influencia. Pero, claro, además está –digámoslo así— el aura poética, mística, cristiana del “enorme” Juan de la Cruz.

Al adentrarse en la lectura no se encuentra un texto poético, ni siquiera lírico. Es un compendio de ver el cristianismo desde su vertiente de justicia y de actualidad. Y con consecuencias muy acertada. No puedo dejar de señalar que es un libro coral con la “doctrina” ofrecida por los dos autores y sus ilustres citados. Es necesario entrar en el texto, con sencillez y, si se quiere, con el menor y más ligero equipaje previo. Y hacerla la lectura con sentido de contemplación y, a su vez, de análisis, posturas no necesariamente contra puestas.