LA BARCA DE PABLO

Por Leonardo Sapienza

Cartas inéditas de Pablo VI

Con un comentario del papa Francisco

Editorial San Pablo, Madrid, España

Aquí, en este libro, chocan “ruidosamente” los conceptos de forma y fondo. Quiero decir que me ha llamado mucho la atención la presencia de los facsímiles caligrafiados del papa Pablo VI. Es emocionante ver la buena, ordenada y clara caligrafía de Juan Bautista Montini. Eso –claro— puede ser la forma, pero humaniza al fondo, al contenido preciso de este sensacional libro de Leonardo Sapienza sobre Pablo VI, editado por la editorial San Pablo con motivo de la canonización del papa Montini, de –ya— San Pablo VI.

Merece la pena dedicar unos renglones referir quien es su autor a quien defino, desde el primer momento, como uno de los más notables fontaneros del Vaticano, porque es Regente de la Prefectura de la Casa Pontificia, tras 30 años de trabajar en protocolo, y, además, Benedicto XVI le nombró protonotario apostólico. Es sacerdote de la Congregación de los Rogacionistas del Corazón de Jesús, carisma que fundó San Aníbal Maria Di Francia.

Es obvio que se ofrece en este libro una parte importante de la biografía episcopal y apostólica de Juan Bautista Montini a partir de sus comunicaciones, cartas y documentos. Se publica, asimismo, las palabras emocionadas del papa Francisco sobre la lectura de los documentos. Decir haber leído con asombro estas comunicaciones de Pablo VI y hace especial referencia a sus escritos sobre el “mandato” de una sucesión en el caso de grave enfermedad o incapacidad. Por supuesto, el volumen presenta –en este caso mecanografiado— el testimonio de Francisco. Cito también las comunicaciones sobre el famoso “caso Lefebvre” y el anhelo de Pablo VI de evitar un cisma.

Creo que es un libro para leer y conservar porque hay una enorme proximidad humana a la biografía de este nuevo santo, cuya biografía refleja que gobernó el timón de la Iglesia con acierto y dedicación. Y tanto es así que el autor –Leonardo Sapienza— hace una trasposición de la conocida fórmula de definir a la Iglesia como la Barca de Pedro a ser la “Barca de Pablo".

 

Angel Gómez Escorial