1.- LA EDICIÓN ESPECIAL DE VERANO

El miércoles 26 de julio pondremos en la Red la Edición Especial de Verano que todos los años preparamos. Se van a incluir la misa del último domingo de julio, el XVIII del Tiempo Ordinario, las correspondientes a los domingos del mes de agosto, junto al formulario correspondiente a la Solemnidad de la Asunción de María, del día 15 de agosto y los textos correspondientes al primer domingo de septiembre. Esta edición aportará todos los materiales litúrgicos de las aludidas fechas, tales como moniciones, lecturas, homilías, misas familiares, oraciones de los fieles, etc. La reunión de todos esos contenidos nos permite a todos los que hacemos Betania disponer de unos días de vacaciones.

La realidad es que dicha Edición Especial de Verano es bastante apreciada por nuestros lectores ya que ellos les permite disponer de los contenidos litúrgicos con bastante antelación y así disponerlos en caso de que se produzcan viajes y estancias donde es necesario echar una mano. Sabemos que, por ejemplo, hay lectores que ayudan, durante sus vacaciones, en las parroquias de los lugares de destino y utilizan nuestro material. Nuestra previsión es “colgar” dicha edición el miércoles, como siempre, pero tal vez no llegue demasiado temprano ese día 26 por razones obvias.

 

2.- LOS SANTOS DE ESTOS DÍAS

Todos los años recordamos estas fiestas, ya que nos parece una sana y santa aglomeración de festividades, que no debemos olvidar en este tiempo estival. El recordatorio –claro está— también es útil para nuestros amigos del hemisferio austral que viven su invierno.

Y es que el calendario de estos días sitúa, tras el martes 25, Solemnidad de Santiago, el miércoles día 26 la festividad de San Joaquín y Santa Ana, los padres de la Virgen María, festividad que también tiene una gran devoción en España y que ese matrimonio santo es patrón de muchos pueblos y barrios. El sábado, día 29 se celebra Santa Marta, la hermana de María y Lázaro, habitante de Betania y en cuya casa Jesús descansaba. En cierto modo es una "fiesta particular" de nuestra web. Marta es la persona activa, frente a María que es "contemplativa". Y esas dos figuras --Marta y María, de Betania-- han marcado el comportamiento modélico de los entregados a Cristo. Tal vez, en estos tiempos se busque la contemplación en la acción.

Vamos a llegar al lunes día 31 de Julio con la fiesta de San Ignacio de Loyola,l fundador de la Compañía de Jesús. Hemos de decir que San Ignacio fue persona de inesperadas intuiciones espirituales que hoy abren muchas posibilidades en, precisamente, ese camino de la acción contemplativa. Mirar a Ignacio y a su obra con ojos de hoy trae una gran cantidad de posibilidad en cuanto a una nueva forma de entender el cristianismo activo. Hay que profundizar sobre la percepción psicológica de Ignacio a la hora de formar cristianos y a su extraordinaria capacidad de místico.

El título del editorial de hoy --santos de estos días-- nos lleva a hablar de esa opción sencilla, alegre y emocionante que es ser amigos de Jesús, inmersos en estos tiempos complicados y difíciles. Leyendo con atención la biografía de muchos santos sabemos que tampoco les fue fácil. Nosotros, ahora, podemos quejarnos de la paganización de la sociedad o de la generalizada increencia. Sin embargo, en otros tiempos nuestros hermanos sufrieron del exceso doctrinal y ahí estaba la Inquisición que, por ejemplo, metió dos veces en la cárcel a San Ignacio de Loyola y que hizo exclamar a Santa Teresa --la cita no es textual-- que daba gracias a Dios por morir dentro de la Santa Madre Iglesia. Como el yugo y la carga de Jesús son suaves y ligeros no nos será difícil enfrentarnos al trabajo de estar con Él en estos tiempos.

 

3.- LA RELACIÓN PERSONAL CON CRISTO

¿Cuál es el “nivel ideal” que ha de alcanzar el cristiano; es decir: su autenticidad y su trabajo por el Reino? Antes de hacer cualquier valoración optimista o pesimista, modesta o jactanciosa, habrá que pensar que todo lo que anhelamos se consigue en presencia del Señor y así el cristiano debe "organizar" con especial dedicación su cercanía a Cristo. Porque, Él, sin duda, no está lejos, desde luego.

"MATIZ HISTÓRICO O ARQUEOLÓGICO"

Él está vivo en la Eucaristía y, por tanto, nuestra actitud no puede ser de "matiz histórico o arqueológico" hacia su Persona. Cristo vive. Se puede dialogar con el Señor Jesús. Él espera nuestra conversación. Y ello no es una locura, ni un exceso místico. Es una realidad fehaciente. El comienzo, sin duda, es la fe. Pero la cercanía al Señor es interactiva, como diríamos en estos tiempos telemáticos. Si uno llama a Cristo, responde. Lo hemos dicho varias veces: San Ignacio de Loyola basa la actividad de los Ejercicios Espirituales en los "coloquios" con las personas divinas de la Trinidad y con la Virgen María. Y establece que este diálogo es como el que mantienen los buenos amigos.

Hay una larguísima tradición entre los autores de espiritualidad en el mantenimiento de las conversaciones con el Señor. Pero como en todo se necesita un cierto hábito, disponibilidad y, sobre todo, humildad. Nuestro intelecto se negará al principio a mantener esa práctica. Surgirán dudas y temores. No obstante, el silencio y la tranquilidad nos van a ayudar porque el mensaje de Cristo va a aparecer.

DIÁLOGO ININTERRUMPIDO

Y junto a la necesidad de crear una relación amistosa personalizada –especial de cada uno— con Jesús, está la de acuñar, también, una condición de seguidores de Cristo surgida de tal diálogo ininterrumpido. En charla con Nuestro Señor encontraremos cual es el mejor camino de dedicación a los hermanos y a la Iglesia. Hemos de plantearle nuestros proyectos, y anhelos, y pedirle apoyo. Es obvio que los mensajes del Señor Jesús nos pueden llegar de muchas maneras. La más frecuente es mediante la lectura reposada de los Evangelios. En un momento dado aparecerán ideas nuevas y aspectos que nunca habíamos pensado. Una luz muy especial sobre esos contenidos es la forma de que Cristo nos habla.

LA MEDITACIÓN

Pero el diálogo también surge en la meditación. A veces son nuestros propios ruidos personales los que impiden escuchar la voz de Cristo. Tenemos la opinión de que, en la mayoría de los casos, el llamado "silencio de Dios" se produce por nuestra falta de disponibilidad. Es cierta aquella alegría del Señor, expresada al Padre por el hecho de la revelación dado a los pequeños y sencillos y ocultada a los grandes y sabios. Puede ocurrir que "nuestro exceso de sabiduría" nos frene el diálogo con Dios. Y, sin embargo, El siempre estará dispuesto a escucharnos. Construyamos, pues, nuestra condición de cristianos en plena sintonía con el Maestro. Sin rodeos.

 

4.- NECESITAMOS APOYO ECONÓMICO…Y MUCHAS ORACIONES

No hemos forzando demasiado la invocación a la generosidad de nuestros lectores, tras los problemas suscitados hace meses. Pero, realmente, la situación económica de Betania sigue siendo muy difícil y no se descarta su desaparición. Con las aportaciones de tiempo atrás –y estamos profundamente agradecidos— pudimos seguir adelante. Pero ahora nuevamente tenemos problemas. Hay que atender a nuevos gastos, algunos los mismos que se resolvieron en aquellos días. Hemos abierto ahora la posibilidad de ingresos con la publicidad, con los anuncios, pero no sabemos su rendimiento posible. Y, al parecer, no es muy alto.

Hasta ahora, no había nadie –salvo los lectores— que faciliten recursos económicos a nuestra web. Nos abrimos a la publicidad de Google, pero el rendimiento es bajo. La aportación económica del propio Editor es ya imposible y, probablemente, deje de trabajar en Betania pronto. No somos capaces de llevar a cabo un equipo técnico que sustituyera al trabajo del Editor. Y aunque hay planes para modificar este aspecto, también en la transición necesitamos ayuda. Y lo que pedimos con el corazón son oraciones por la continuidad de Betania. El Espíritu ha estado siempre de nuestra parte y creemos que así seguirá.


Quienes somos

Betania fue fundada por el periodista laico, Ángel Gómez Escorial, el 1 de diciembre de 1996, como consecuencia de una transformación personal y religiosa. Ha estado siempre publicada a expensas de la empresa periodística Prensa Escorial –también fundada por Gómez Escorial-- sin ninguna otra pertenencia a movimiento alguno o jerarquía de la Iglesia católica. Pero como ha expresado muchas veces Gómez Escorial, su Editor, “Betania quiere ser siempre una hija fiel de la Iglesia Católica”. Entre sus colaboradores hay sacerdotes y laicos, pero son mayoría los sacerdotes, aunque pertenecen a diferentes carismas. Así hay dos agustinos, un jesuita, un miembro del Opus Dei y el resto diocesanos. Los colaboradores laicos son padres y madres de familia y de diferentes profesiones.

Betania, Prensa Escorial, SL.

Avenida del Cardenal Herrera Oria, 165, 28034 Madrid, España