1.- ABUSOS A MENORES EN LA IGLESIA

La Iglesia ha soltado lastre sobre la ocultación de abusos a menores por parte de clérigos. Dos ejemplos –recogidos en la sección de Noticias— recientes, el del sacerdote chileno Cristián Precht, con su expulsión inapelable del estado laical por el papa Francisco y la condena del sacerdote de la Diócesis de Astorga (España), P. José Manuel Ramos Gordón, suspendido por diez años del ejercicio del ministerio sacerdotal en público. En este caso se ha reabierto un caso de los ochenta, aunque estaba prescrito ya para la justicia civil y la eclesiástica.

SOLO BUSCAR NIÑOS, EL TRABAJO COMO ESCUSA

Es posible que los prelados de la Iglesia tuvieran una mala información sobre lo pertinaz de las conductas de los pederastas suponiendo una actividad pecaminosa y un problema pasajero. La triste realidad es que el pederasta busca donde estar en la cercanía de niños y de menores, sin importar su profesión o trabajo. Junto con el gravísimo hecho de realizar sus ataques sexuales a niños está lo accidental –de pura escusa— de su trabajo. Así, sacerdotes, educadores, entrenadores, etc. lo son para obtener su acceso al sexo con pequeños, importándoles muy poco su profesión. Y si cumplen con ella es para no ser expulsados de su acceso a los niños.

Y es que mantener a un pederasta cerca de un niño es como meter a un lobo en la cuadra donde conviven las ovejas o situar a un zorro en una granja de gallinas. Los pederastas pueden reconocer su incapacidad para librarse del problema, pero en la mayoría de los casos nunca lo harán en público para seguir teniendo victimas accesibles.

PROYECTO PRECONCEBIDO

Es evidente –como se decía antes— que la pederastia se producirá en todos aquellos lugares o actividades en la que hay niños. Ya citábamos en las escuelas y centros de enseñanza, en las actividades deportivas o muchas otras. La especial gravedad de los sacerdotes pederastas es que suelen abusar de su capacidad de influir en los niños o mantener una intimidad que el sacramento de la Penitencia puede dar. Pero además son unos traidores a su vocación religiosa, y al mensaje de amor limpio de Jesús y de su mensaje de amor limpio. Respecto a su vocación puede dudarse que la tuvieran alguna vez. Y que su presencia en la Iglesia no sea un proyecto preconcebido para acercase a menores. La jerarquía debe tener muy claro la realidad de los pederastas y no confundir sus deseos de abusos sexuales a menores con cualquier tema derivado de la conciencia o del pecado.

 

2.- LA CRISIS SIGUE AHÍ

A pesar de que los datos macroeconómicos van mejorando en España y que la situación económica podría ser objetivamente mejor, ocurre que esas ventajas no llegan al cogollo de la sociedad… Se sigue destruyendo empleo, aunque se cree por otros lados. Se da la paradoja –al menos en Madrid— que siguen cerrando muchos comercios, aunque otros nuevos abren y otros se reforman como para una nueva etapa.

Pero Cáritas y sus centros de atención en las parroquias españolas no tienen esa sensación de mejora. Tal vez, al contrario. Las demandas de alimentos básicos a grupos de población que antes no los demandaban –españoles con residencia habitual— se están incrementando. Esas parroquias han tenido que hacer un esfuerzo extra en los meses de julio y agosto para disponer de alimentos para los primeros días de septiembre. Lo cierto es que los cristianos no podemos relajarnos en la atención más primaria a nuestros hermanos: la crisis sigue ahí.

 

3.- NECESITAMOS APOYO ECONÓMICO…Y MUCHAS ORACIONES

No hemos forzando demasiado la invocación a la generosidad de nuestros lectores, tras los problemas suscitados hace meses. Pero, realmente, la situación económica de Betania sigue siendo muy difícil y no se descarta su desaparición. Con las aportaciones de tiempo atrás –y estamos profundamente agradecidos— pudimos seguir adelante. Pero ahora nuevamente tenemos problemas. Hay que atender a nuevos gastos, algunos los mismos que se resolvieron en aquellos días.

No hay nadie –salvo los lectores y algunos anuncios— que faciliten recursos económicos a nuestra web. La aportación económica del propio Editor es ya imposible y, probablemente, deje de trabajar en Betania pronto. No somos capaces de llevar a cabo un equipo técnico que sustituyera al trabajo del Editor. Y aunque hay planes para modificar este aspecto, también en la transición necesitamos ayuda. Y lo que pedimos con el corazón son oraciones por la continuidad de Betania. El Espíritu ha estado siempre de nuestra parte y creemos que así seguirá. Pero hay que pedírselo… Necesitamos también muchas oraciones.


Quienes somos

Betania fue fundada por el periodista laico, Ángel Gómez Escorial, el 1 de diciembre de 1996, como consecuencia de una transformación personal y religiosa. Ha estado siempre publicada a expensas de la empresa periodística Prensa Escorial –también fundada por Gómez Escorial-- sin ninguna otra pertenencia a movimiento alguno o jerarquía de la Iglesia católica. Pero como ha expresado muchas veces Gómez Escorial, su Editor, “Betania quiere ser siempre una hija fiel de la Iglesia Católica”. Entre sus colaboradores hay sacerdotes y laicos, pero son mayoría los sacerdotes, aunque pertenecen a diferentes carismas. Así hay dos agustinos, un miembro del Opus Dei y el resto diocesanos. Los colaboradores laicos son padres y madres de familia y de diferentes profesiones.

Prensa Escorial edita, entre otras cosas, una revista quincenal impresa, especializada en finanzas y banca, BANCA 15, que tiene también una web de periodicidad diaria, www.banca15.com. Nuestras coordenadas son

Betania, Prensa Escorial, SL.

Avenida del Cardenal Herrera Oria, 165, 6º-C, 28034 Madrid, España